Opinión del Libro “No Exit” (2019) de Taylor Adams

Quien me conoce sabe lo mucho que me gustan los misterios de ‘cuarto cerrado’. Libros como los de Agatha Christie y, últimamente, los de Ruth Ware. También me encantan los thrillers ambientados en lugares remotos o aislados. Tomemos The Shining de Stephen King, por ejemplo. También películas como Identity y The Hateful Eight de Tarantino. Si me ofrecen una buena historia -en cualquier formato- que me prometa un misterio de cuarto cerrado o un lugar aislado y que incluya un grupo de personas, prometo desaparecer hasta acabar dicha historia.

Hoy les hablaré un poco sobre No Exit de Taylor Adams.

No Exit se publicó el 15 de enero del 2019, pero lo obtuve casi un mes y medio antes gracias a Book of the Month, un servicio al que te suscribes y donde te permiten elegir de forma mensual entre cinco libros nuevos.

Esta es la primera novela que leo de Taylor Adams y, después de esta experiencia, me atrevería a investigar más sobre su bibliografía.

Darby Thorne es una estudiante universitaria común y corriente. La relación con su madre no es la mejor pero, desde que supo que tenía cáncer pancreático y que la estaban alistando para cirugía, Darby inmediatamente toma la decisión de manejar hasta Utah. En la travesía por las montañas rocosas, Darby se encontrará en medio de una tormenta de nieve. Snowmaggedon.

Por fortuna (y ésto es muy debatible), Darby se halla cerca de una parada de descanso. Dentro encontrará café, chocolate caliente y un grupo de extraños pero nada de señal (ni de móvil ni de internet).

Desesperada por comunicarse con familiares, la joven sale del lugar y luego verá algo que cambiará toda su noche y, probablemente, toda su vida: una van estacionada en el parqueo; dentro hay una niña, atada y encerrada en una jaula…

Sin salida y en medio de una tormenta de nieve, rodeada de extraños, Darby debe intentar salvar a la niña y escapar sin saber en quién confiar.

“The difference between a hero and a victim? Timing.”

No Exit es una novela bien escrita, con un ritmo acelerado y muchos giros inesperados. Apenas me tomó un día y medio leer sus 352 páginas. Espero que alguien quiera adquirir los derechos y crear una buena adaptación.

Totalmente recomendada, principalmente en los tiempos de frío y si no les importa la violencia ni un lenguaje crudo.

No Exit fue el primer libro que leí en el año y fue una gran manera de arrancar. ¡Cinco estrellas!

—————————————————————————————————————

Estoy algo atrasado por aquí, espero irme poniendo al día poco a poco, pero con más consistencia.

Mi 2018 en… ¡Películas!

Con un total de 65 películas vistas en el 2018, necesitaría más de una entrada para enumerarlas todas. Por ésta razón solo mencionaré algunas, las que más me gustaron, las que menos me gustaron y, quizás, las grandes sorpresas y las mayores decepciones.

65 películas (entre nuevas y que ya había visto anteriormente) es un número muy bajito en comparación a muchas personas que conozco, pero bueno, siempre me sentido más partidario a los libros y a las series. Y, a decir verdad, un promedio de 5 películas por mes no está nada mal.

Una pequeña observación: las películas que mencionaré son títulos que disfruté durante el 2018, no necesariamente serán filmes que salieron ese mismo año.

A continuación, un listado PERSONAL de las películas vistas en el 2018 que más me gustaron:

  1. Arrival (2016)
  2. Before I Wake (2016)
  3. A Quiet Place (2018)
  4. Get Out (2017)
  5. Green Room (2015)
  6. Annihilation (2018)
  7. Calibre (2018)
  8. Rogue One (2016)
  9. Deadpool 2 (2018)
  10. Black Panther (2018)
  11. Bird Box (2018)
  12. Avengers: Infinity War (2018)
  13. Nothing to Hide (2018)
  14. Tau (2018)
  15. Ready Player One (2018)

Y, sin ningún orden en particular, algunas menciones honorables:

  • SpiderMan: Homecoming (2017)
  • Passengers (2016)
  • Don’t Breathe (2015)
  • Toc Toc (2017)
  • La Cara Oculta (2011)
  • Anon (2018)
  • Game Night (2018)
  • Gringo (2018)
  • The Ritual (2017)

Las mayores decepciones y/o peores películas que vi durante el año fueron:

  • Cloverfield Paradox (2018)
  • Ibiza (2018)
  • The Package (2018)
  • Game Over, Man! (2018)
  • Mother! (2017)

Mi 2018 en… ¡Series!

Voy a mencionar al elefante en la sala antes de empezar oficialmente este post: un 2018 sin Game of Thrones y sin Stranger Things se sintió bastante raro. Por fortuna, este 2019 promete nueva temporadas de ambas y debo admitir que estoy emocionado. Igual sé que ustedes también lo están.

Dicho eso, compartiré con ustedes algunas de las series que vi en el 2018. No todas son series nuevas, naturalmente, y es obvio que aún acabando el año no quedé al día con la gran mayoría. Pero bueno, al menos es un hobbie que mantengo, aún sea a menor dosis.

Me debatía entre mencionar las series solo por nombre o compartir lo que vi mes tras mes. Creo que lo último es más fácil y me permite organizar los detalles con mayor precisión.

Enero. Empecé el año con muy buen pie. Mucho tiempo libre me permitió ver muchos episodios y bastante variedad. La primera serie que completé en enero 2018 fue la 4ta temporada de Black Mirror, una serie inglesa (actualmente propiedad de Netflix) que compila varios relatos sobre la oscura versión de la tecnología. Fue una temporada sólida, pero admito que en el pasado hubo temporadas de mayor calidad.

También terminé dos series nuevas de Marvel: The Gifted y Runaways, ambas en Hulu y la última mucho mejor que la primera, pero ambas disfrutables.

Una de las mejores series que vi en el 2018 fue The Marvelous Mrs. Maisel y ésta la disfrute también en enero, gracias a Amazon Prime Video.

También en ese mes empecé a ver La Casa de Papel, una recomendada serie española. Entre las series de menos duración (en cuanto a minutos se refiere) estuve viendo The Good Place (una de las mejores comedias actualmente) y Brooklyn 99, que tuvo un tumultuoso año.

En Febrero disfruté de otra de mis series favoritas del año: Altered Carbon (que pienso volver a ver muy pronto). Cuando terminé la serie, me quedé con ganas de más Sci-Fi, por lo que empecé a ver episodios de The Expanse (Amazon Prime Video) y Travelers (Netflix).

En Marzo vi The End of the Fucking World, terminé la primera temporada de Ozark (aún no he visto la segunda), vi la tercera -y última temporada- de LOVE. Además, vi Future Man (una comedia de Hulu con viajes en el tiempo), Everything Sucks (un drama/comedia juvenil en Netflix que toca temas un poco profundos) y empecé la segunda temporada de Jessica Jones (pude aguantar apenas 5 episodios).

En Abril mi consumo de series empieza a disminuir gracias a la temporada de Baseball. Empecé a ver un drama judicial titulado For the People (Hulu), la cual me abrió el apetito de más series similares, por lo cual empecé a ver la conocidísima How To Get Away With Murder. También en abril disfruté de la última temporada de Silicon Valley (HBO).

En Mayo continué con The 100 (segunda temporada) y vi una serie en Netflix titulada SAFE, creada por el famoso autor Harlan Coben y con la actuación estelar de Michael C. Hall (Dexter).

En Junio seguí viendo casi exclusivamente How To Get Away With Murder. También vi Taboo, una serie protagonizada por uno de mis actores favoritos, Tom Hardy.

En Julio y Agosto estuve viendo series de Stephen King, Castle Rock y Mr. Mercedes. También terminé la primera temporada de The Handmaid’s Tale (Hulu) y la última temporada de House of Lies (Amazon).

En Septiembre, y gracias a Amazon, disfruté de Tom Clancy’s Jack Ryan. Además, vi YOU en la cadena de televisión LIFETIME.

En Octubre disfruté exclusivamente de una de las mejores series del año: The Haunting of Hill House (Netflix). También vi la primera temporada de Barry (HBO).

House of Cards (quinta temporada) y The Good Place (tercera temporada) ocuparon todo mi Noviembre. Mientras que en Diciembre, estuve viendo la segunda temporada de Marvel’s Runaways y la primera temporada de The Office.

Y ahí está, bastante resumido 😛

Como se pueden imaginar por la manera en la que empecé el artículo, Game of Thrones (Abril) y Stranger Things (Julio) están en mi lista de prioridad. También la segunda temporadas de The Punisher y Future Man (ambas en Enero). También una nueva serie basada en un libro de Agatha Christie (Febrero) que tendrá a John Malkovich haciendo de Hercule Poirot. Mientras tanto estoy viendo The Office y Pine Gap.

Carmen Sandiego (Enero) me tiene intrigado y todavía siento recelos sobre True Detective. Quiero ver series como Good Omens y The Passage, pero debo leer los libros primero. Y todo eso sin contar las series que tengo atrasadas, necesitaría unos cinco posts para listar todas.

Y, hablando de listas, les dejaré un top 5 de las series que más me gustaron en el 2018.

  1. The Haunting of Hill House
  2. Altered Carbon
  3. The Marvelous Mrs. Maisel
  4. Future Man
  5. Tom Clancy’s Jack Ryan

Bonus: Taboo, YOU y Safe.

Mi 2018 en… ¡Libros!

En cuanto a la lectura, el 2018 fue un año bastante curioso para mí, por decirlo de alguna manera. Fue un año que será determinante en las estadísticas finales que quisiera lograr en este 2019.

En el 2018 formé parte de Bookstagram, una comunidad de Instagram donde lectores comparten fotos, reviews, concursos y muchas cosas más. Gracias a esta ‘comunidad’ he empezado a sentirme más motivado y a dar prioridad a la lectura como hacía mucho tiempo atrás.

Según Goodreads, leí 27 libros en el 2018 (tenía una meta de 25), y unas 8,855 páginas. Mi promedio de páginas fue de 327.

El primer libro que leí en el 2018 fue “N0s4A2” de Joe Hill y el último fue “One Of Us Is Lying” de Karen McManus.

Leí, además, cuatro novelas gráficas; un libro interactivo y escuché tres audiobooks.

Mis libros favoritos fueron “Dark Matter” de Blake Crouch y “Kings of the Wyld” de Nicholas Eames.

Mi mayor decepción fue “The Fireman” de Joe Hill y, aunque no podría llamar decepción per se, esperaba más de The Cabin at the End of the World” de Paul Tremblay y de “Senlin Ascends” de Josiah Bancroft.

Las sorpresas del año fueron “Sunburn” de Laura Lippman y “The Winter People” de Jennifer McMahon.

En el 2018, Stephen King publicó dos libros: The Outsider y una novela corta titulada Elevation. Otro año sólido para Mr. King, pero aún sin noticias sobre su próxima publicación.

Para el 2019 tengo metas más ambiciosas. En primer lugar, quiero leer 50 libros. Realísticamente, creo que puedo llegar a 40 libros en todo el año y ese fue el número que compartí en las redes sociales. Mi meta personal es de 50, aunque estoy consciente de que tengo muchos libros extensos en mi TBR (to-be-read).

Otra de mis metas es leer mucho de Brandon Sanderson y quizás terminar la saga de The Dark Tower de Stephen King (me faltan 3)También quiero leer muchos de los libros que ya tengo en casa (especialmente los que adquirí gracias al servicio de Book of the Month). Otro autor que quiero conocer es a Kealan Patrick Burke, su bibliografía es algo extensa por lo que quisiera leer al menos seis de sus escritos. También quiero terminar la serie de Kenzie y Gennaro de Dennis Lehane (me faltan 3) y avanzar los libros de Percy Jackson de Rick Riordan.

Son metas ambiciosas, algunas (como The Dark Tower de Stephen King) he intentado lograrlas en años posteriores, sin éxito (soy malo para terminar series). Pero estoy tratando de ser más disciplinado con la lectura y, si no ocurre nada sorpresivo, creo que lograré al menos un 75% de lo que me estoy proponiendo. Quizás les cuento en exactamente un año.

Opinión de la Película Star Wars: Rogue One (2016)

Es abrumador el intentar reseñar películas que tienen tras ella un fan-base tan amplio, una fanaticada que conoce cada detalle de su lore cuando yo, por mi parte, solo las veo por puro entretenimiento.
Por fortuna, siempre trato de aclarar que mis escritos son más ‘opiniones’ que ‘reseñas’. Tranquilos, ésta opinión es una positiva.

Por mi falta de conocimiento general y falta de interés en indagar en ese lore, decidí no escribir sobre las películas numeradas de Star Wars (aunque recuerdo haber hecho una excepción con la primera instalación, muchos años atrás). Rogue One es una historia dentro del universo Star Wars, y me siento un poco más confiado en escribir sobre ella.

Saliendo, en primera instancia, de los detalles técnicos; Rogue One se estrenó en el 2016 y estuvo dirigida por Gareth Edwards (“Monsters”, “Godzilla”). El guión estuvo bajo Chris Weitz (“Cinderella”, “The Golden Compass”) y Tony Gilroy (Las películas “Bourne”).

Considero que Rogue One tuvo un elenco de primera, sin mucho que envidiarle a otras películas de gran presupuesto. Felicity Jones es la protagonista, el personaje que más tiempo de pantalla ocupa. Junto a ella; Diego Luna, Alan Tudyk, Riz Ahmed, Mads Mikkelsen, Forest Whitaker, Ben Mendelsohn, Donnie Yen, Wen Yiang y Jimmy Smits.

Y ya que mencioné la palabra ‘presupuesto’, ¿porqué no revelar el número? El filme necesitó de unos 200 millones aproximadamente, para su realización.

Ahora bien, la trama.
Sabemos que la guerra de las galaxias básicamente es llevada a cabo entre los Imperials y la Alianza Rebelde.
Jyn Erso es la hija de un científico que trabaja para los Imperials. Galen Erso intentó alejarse de esos proyectos y dedicarse a su familia, ocultándose por un tiempo. Los Imperials llegan a dar con él y éstos hacen que él vuelva a trabajar para ellos (en la construcción de la Death Star), no sin antes asesinar a su esposa. Jyn, que apenas era una niña en ese entonces, se hallaba escondida y pudo salvarse.

Gracias a diversos medios, Jyn -después de adulta- llega a saber que su padre, mientras construía la Death Star, también estaba planeando su venganza. Un punto débil que la destruiría completamente. Jyn debe reunir un grupo para infiltrar una base Imperial y robar los planos.

Rogue One empieza un poco lenta, pero después que todas las piezas están sobre la mesa, su ritmo acelera y se vuelve una película sumamente entretenida que nada tiene que envidiar a sus compatriotas numeradas.

Cronológicamente, los sucesos de Rogue One acontecen días antes del arranque de la 4ta película (A New Hope). Y debo admitir que, desde que acabé R1, inmediatamente quise volver a ver el Episodio IV.

La actuación, los efectos especiales (tanto visuales como de sonido), la música, los cameos… todo estuvo de primera. Es una película que disfruté bastante y que, sin duda alguna, volvería a ver.

Como dato extra, mi personaje favorito fue Chirrut Îmwe. Felicity Jones, debo mencionar, hizo un memorable papel como Jyn Erso y, a decir verdad, Diego Luna me sorprendió como Cassian Andor. Cada vez más disfruto más de los papeles de Riz Ahmed, y ahora tengo más ganas de ver Venom.

Todavía me faltan por ver “The Force Awakens” y “The Last Jedi” (también la reciente de Han Solo). Y espero poder ver los Episodios VII y VIII antes de que acabe el año.

Tengo varias entradas pendientes y espero sacar tiempo y volver a escribir aquí con más regularidad. ¡Hasta la próxima!

Opinión del Libro “Kings of the Wyld” (2017) de Nicholas Eames

Kings of the Wyld es un libro escrito por Nicholas Eames y publicado en febrero 2017. Abarca varios géneros, entre ellos fantasía, acción, humor y aventura. Está seguido por Bloody Rose (Agosto 2018) y una tercera parte se ha anunciado, pero aún sin fecha de publicación.

A finales de agosto, cuando se publicaba Bloody Rose, empecé a ver este libro disperso por varias cuentas que sigo en Instagram. La portada, la sinopsis y la disponibilidad en mi librería local lograron que soltara todo y me hiciera con el libro inmediatamente. Así lo hice.

Kings of the Wyld, sin duda alguna, es uno de los mejores libros que he leído este año.

Clay Cooper era parte de SAGA, la mejor banda mercenaria del este de The Heartwyld. Sus días de gloria, sin embargo, ya han pasado. La banda se ha desintegrado, sus miembros se han disuelto, algunos establecieron familias; otros, imperios. En resumen, lo que queda de SAGA es un grupo de viejos cansados y adoloridos, gordos lentos y borrachos desmedidos -o la combinación de todas-.

Gabriel, mejor conocido como Golden Gabe, quien siempre iba en frente de SAGA, toca la puerta de Clay Cooper, implorando su ayuda. Su hija Rose ha ido a la guerra y ahora se encuentra en la ciudad de Castia, sitiada por una horda de 100,000 criaturas sedientas de sangre y batalla.

Rescatar a Rose parece imposible, una misión suicida, pero Clay Cooper es la primera pieza del rompecabezas que Gabe está armando. Su siguiente paso es reclutar a todos los antiguos miembros de SAGA.

Como toda aventura fantástica (o juego de rol), el protagonista de abastecerse de provisiones y equipamientos, reunir un grupo de aliados y partir para una aventura inolvidable. Kings of the Wyld promete todo ésto. Pero solo recordemos que SAGA, en la actualidad, no es la banda adecuada para llevar a cabo tal encomienda.

La aventura tiene una escala inmensa, desde bosques y pantanos, hasta cielos azules y montañas heladas. Las criaturas son incontables: goblins, gigantes, harpies, chimeras y muchas más.

Kings of the Wyld es una novela que no solo contiene acción y aventura, tiene además (y por ésto es que considero que brilla) corazón y humor.
En una página estás al borde de tu asiento, en la próxima sientes aflicción en el corazón e, inmediatamente en la próxima, sueltas una sorpresiva carcajada. Nicholas Eames logra hacerte sentir muchas cosas en el transcurso de pocas páginas y lo vuelve a repetir una y otra vez, sorprendiéndote nuevamente en cada ocasión.

Los personajes del libro son totalmente memorables. Eames intenta crear una banda mercenaria inspirándose en una típica banda de rock. Clay Cooper es el protagonista del libro y el mismo Eames lo describe como el bajista: “el integrante olvidable, pero cuyas canciones no suenan bien sin su presencia”. Su arma es el escudo, el miembro pasivo y con gran corazón que siempre piensa en proteger a los demás. No es sorpresa que yo le tomara tanto aprecio a Clay, me sentía totalmente identificado con él. Clay, durante su travesía, solo pensaba en regresar hacia su pareja, su hija, su propia cama y su aburrido y rutinario trabajo. Regresar a la estabilidad de la vida.

No puedo hablar mejores cosas sobre Kings of the Wyld, la verdad es que no tiene desperdicios. La prosa de Nicholas Eames no parece la de un autor debutante y espero que le vaya muy bien en su nueva carrera. Yo prometo adquirir todo lo que publique.
Dice que sus ideas y forma de escribir están inspiradas en autores como Guy Gavriel Kay, Scott Lynch y Joe Abercrombie.

Kings of the Wyld no debería tener un público en específico, creo que todo el mundo debería leerlo. 100% recomendado.

Opinión del Libro “The Chrysalis” (2018) de Brendan Deneen

The Chrysalis es una novela de Brendan Deneen publicada en septiembre del 2018. Deneen es un autor aún poco conocido que basó el libro en sus propias experiencias cuando se mudó de New York a New Jersey con su joven familia. Deneen es el autor de los libros “Scatterbrain” y “The Ninth Circle”.

En The Chrysalis seguimos a Tom y Jenny Decker, una joven pareja que vive en la ciudad de New York.
Cuando el apartamento donde viven registra un considerable aumento en el precio de la renta, los Deckers deciden que es tiempo de mudarse.

Tom es bartender y aspirante a pintor, mientras que Jenny trabaja en un gimnasio. Sus ingresos no son suficientes como para encontrar un lugar en Manhattan. El Bronx ni Brooklyn son opción. Y es cuando se verán buscando hogar en los suburbios de New Jersey.

Cuando ninguna casa les interesaba (o no estaba dentro del rango del presupuesto), su agente de bienes raíces les muestra una casa con ‘personalidad’.

El inmenso tamaño de la casa y su bajo precio son los incentivos principales para que los Deckers presionen el gatillo. Pero la agente se guardó una información vital: En esa casa se cometió un asesinato no hace mucho tiempo.

Además, hay algo en el sótano.

Cuando las cosas parecen empezar a estabilizarse, Jenny, -quien ha quedado embarazada- pierde su empleo. Tom debe conseguir un trabajo normal mientras que las facturas se acumulan. Aparte de ésto, Tom empieza a ser manipulado por el chrysalis y crece dentro de él una obsesión insaciable.

The Chrysalis es una novela de horror que avanza con un buen ritmo y que tiene una trama bastante digerible. Es un libro que se lee rápido ya que, en la mayor parte del tiempo, el diálogo mueve el argumento.

La relación de Jenny y Tom es una relación normal que se irá deteriorando poco a poco a medida que el chrysalis afecta los sentidos de Tom (sin el conocimiento de Jenny).

Personalmente, me gustó el personaje de Tom, quería que saliera airoso tanto en su vida personal como laboral. En cambio, Jenny me pareció demasiado dependiente (de su esposo, de su exitosa hermana). Los personajes secundarios son memorables en descripción pero olvidables en ejecución. La hermana lesbiana de Jenny y su reservada esposa, los padres insatisfechos; el amigo mujeriego de Tom, el jefe detestable, la figura paterna con la hija transexual. Todo un cóctel colorido y de acorde con la sociedad de hoy en día.

El punto más elevado de la novela está cuando pienso que el autor quería mostrarnos más que un libro de horror. Creo que quiso escribir algo con un sentido más profundo. Pues resulta que The Chrysalis trata del salto a la adultez madura. Tom y Jenny deben sacrificar su estilo de vida y adoptar uno más responsable y equilibrado debido a todo lo que recae sobre ellos en cuestión de meses.

The Chrysalis puede estar categorizado como ‘horror’, pero creo que es una versión ligera del género. Si les interesa la trama, creo que no tiene desperdicio. Una lectura rápida que no aportará mucho, pero que tampoco descuenta.