Opinión del Libro “The Cabin at the End of the World” (2018) de Paul Tremblay

Gracias a Stephen King, las cuentas de Instagram relacionadas a libros que sigo mayormente son moderadas por personas fanáticas del género horror. Debido a ésto, recibo una considerable dosis de recomendaciones indirectas, a pesar de que mi lectura abarca prácticamente todos los géneros.

Paul Tremblay es un autor que ha rondado por mi feed desde que la aclamada A Head Full of Ghosts tomó auge hace unos meses (aún siendo publicada en el 2015). The Cabin at the End of the World no fue excepción. Plagó mi feed semanas antes de publicarse, con opiniones positivas, fotos creativas y halagos a la prosa del autor.

The Cabin at the End of the World se publicó el 26 de junio del 2018 y es la sexta novela de Tremblay.

Wen es una niña de descendencia oriental, adoptada por sus dos padres (Daddy Andrew y Daddy Eric). Con apenas casi ocho años de edad, Wen es bastante inteligente, curiosa y observadora. Se rige por las reglas, pero también sabe doblegarse un poco. Un claro ejemplo de ésto es cuando, mientras ella juega capturando saltamontes, aparece Leonard, un joven alto y obeso pero de sonrisa cálida y ojos amables.

La niña juega en frente de una cabaña vacacional en el norte de New Hampshire, no muy lejos de la frontera canadiense. Paz y tranquilidad, nada de tecnología ni vecinos molestosos. Un espacio escogido por sus padres para alejarse de la rutina mundana.

Wen no está supuesta a hablar con extraños, pero Leonard emana bondad y se ofrece a capturar saltamontes con ella. Después de una amena -pero cuidada- conversación, aparecen tres jóvenes más, con vestimentas similares a la de Leonard, y es en ese preciso momento cuando éste dice:

“None of what’s going to happen is your fault”

Los tres jóvenes cargan unos utensilios aparentemente hechos en casa, muy parecidos a armas.

“Your dads won’t want to let us in, Wen. But they have to. We need your help to save the world.”

A partir de estas palabras la novela arranca con tal frenesí que se extiende hasta la mismísima página final.

The Cabin at the End of the World es una novela de suspenso y horror. Narra una historia apocalíptica utilizando el Home Invasion como gatillo.

Con un elenco controlado, Tremblay tiene toda la libertad de hacer fluir su historia aunque, debo admitir que, por momentos, abusaba de las descripciones. Por suerte, creo que es la única queja que tengo de su prosa.

Los personajes, en su gran mayoría, son memorables y puedo decir que ‘saltan de la página’. Daddy Andrew y Daddy Eric se sienten de carne y hueso, sus reacciones y acciones son creíbles y humanas. Podría decir lo mismo de Wen, pero a veces se me hace difícil creer algunas posturas en una niña de siete años.
Los antagonistas, en su propia forma, están bien trazados y aunque la mayoría de lectores puede que no esté de acuerdo con sus acciones, a veces nos harán dudar.

The Cabin at the End of the World es una novela que se lee bastante rápido y pareciera que tengo pocas quejas sobre ella. Puede que sea verdad pero, aún así, no me atreví a darle la puntuación máxima debido al clímax de la historia.

Es algo de lo que no hablaré por obvias razones pero la ambigüedad de la misma hace que la experiencia de cada lector sea única y, por ende, fácil de conversar y debatir.

Puede que The Cabin at the End of the World no sea mi libro favorito, pero es uno que recomiendo a cuatro vientos y uno que me gustaría discutir cuando lo concluyan.

Ya que esta es la primera novela de Paul Tremblay que disfruto, prometo leer A Head Full of Ghosts muy pronto.

Video del Mes: Junio 2018

Opinión de la Película “Anon” (2018)

Netflix, de una manera u otra, se asegura de que las carteleras de sus nuevas producciones estén siempre a tu vista y alcance. Anon es una película que, en primera instancia, puede pasar desapercibida; una vez te percatas de que tiene actores de renombre y un director conocido, es posible que sitúes el cursor sobre su poster y dejes correr un trailer.

Los eventos de Anon transcurren, a mi pensar, en un futuro bastante lejano pero donde -irónicamente- aún circulan automóviles ‘clásicos’. Es un mundo donde la privacidad no existe y el crimen ha cesado casi por completo. Los humanos pueden recorrer sus memorias (y, con los permisos necesarios, las de otros). Sal es un detective que, aunque evidentemente no ha podido superar la muerte de su hijo y la separación con su esposa, sigue inmerso en su trabajo e intenta resolver unos extraños asesinatos.

En su búsqueda de pistas logra dar con una misteriosa joven. La poca evidencia apunta hacia ella y Sal debe tratar de encontrar a alguien que está completamente desconectada de toda tecnología actual.

Anon es una película exclusiva de Netflix. Estuvo escrita y dirigida por Andrew Niccol, conocido por películas tan excelentes como lo son “Gattaca” y “Lord of War” como otras no tan impresionantes como “In Time” y “The Host”. Debo mencionar que Niccol escribió una de las películas más aclamadas, The Truman Show.

Clive Owen y Amanda Seyfried interpretan los roles protagónicos y, junto a ellos, un pequeño elenco encerrado por Colm Feore (“House of Cards”, “King Lear”), Joe Pingue (“Godless”) y Sonya Walger (“Lost”).

La cinematografía, el estilo visual de Niccol y el ritmo de la película son de los puntos más elevados de Anon, las actuaciones y la trama pasarían a un plano medio.

Me explico, las actuaciones no son malas, pero pasamos tan poco tiempo con los personajes que realmente no llegamos a sentir mucha empatía por ellos, o algún sentimiento adverso. El argumento no le da a los actores la libertad que ellos necesitan, además, me preguntaba por ratos si realmente ellos entendían las cosas que estaban hablando. Algunos actores pecan de aprenderse sus líneas sin necesariamente entender lo que se aprendieron.

La trama, por su parte, es excelente en teoría pero pobre en ejecución. Con ejecución me refiero al tercer acto; es abrupto y quisieron matizar tantas cosas que, por momentos, pareció confuso. La reflexión que la última escena nos quiere dejar es un poco pretenciosa aunque bastante adecuada a estos tiempos.

Anon es una película bien dirigida, con una temática tecnológica dentro de un misterioso thriller, con actuaciones adecuadas aunque no memorables y un ritmo bastante acelerado aún en las escenas que parece estar pasando poco. Tiene material sensible, no apto para menores; material que incluye el uso de drogas, sexo, suicidio y homicidios.

Si tienes una idea de lo que verás en Anon, dígase por la lectura de un review o sinopsis, o por la disponibilidad de un tráiler y aún así sientes esas ‘ganas’ de verla, pues entonces puede que no salgas decepcionado. Si el plot/trailer no llaman a tu atención de primera, puede que Anon no sea para ti. Yo estoy dentro del primer grupo.

7 ⭐

Video del Mes: Mayo 2018

Opinión del Libro “The Oracle Year” (2018) de Charles Soule

Book of the Month es un servicio al que te suscribes por una tarifa mensual y tienes acceso a elegir entre cinco libros nuevos cada mes. La tarifa incluye la selección del libro, cualquier otra selección tiene un precio adicional.

La razón por la que empiezo el post describiendo este servicio es porque obtuve el libro del que quiero hablar por medio de ellos. No es el primer libro que adquiero por esta vía (tampoco será el último), pero es el primero que leo.

Si el nombre de Charles Soule les suena un poco familiar es porque se le conoce más por sus trabajos dentro del mundo de los cómics. Entre sus proyectos se pueden mencionar nombres como Daredevil, She-Hulk, Death of Wolverine, Star Wars y muchos más. Ha trabajado tanto para Marvel como para DC y también para Image Comics, Oni Press y SLG Publications.

The Oracle Year es su primera novela, se publicó en abril del 2018 y abarca los géneros thriller y ciencia ficción.

Hemos visto un sinfín de películas, series y hasta documentales sobre lo difícil que es ser músico en las calles de Nueva York, Will Dando es un talentoso bajista que trata de colarse entre los cientos y cientos de aspirantes. A groso modo Will es un tipo normal.

Una mañana despierta recordando un extraño -pero vívido- sueño. Una voz que le listó un total de 108 predicciones, las cual él recuerda palabra por palabra. Un listado de predicciones tanto de cosas absurdas como de cosas que parecieran ser sumamente importantes.
En poco tiempo Will se da cuenta de que las predicciones empiezan a cumplirse.

Con la ayuda de un amigo -quien renuncia a su trabajo como asesor de inversiones-, Will crea una página web (a la cual llaman The Site) para colgar algunas de las predicciones; primero para lograr credibilidad, luego para tratar de obtener beneficio financiero.

Muchos consideran al ‘Oráculo’ como una entidad divina, un salvador, un ente con respuestas y soluciones; otros, por supuesto, lo ven como una amenaza. Primero un televangelista popular, luego el mismísimo gobierno americano. El primero trata de desacreditar a Will y volverlo en contra de toda una sociedad. El gobierno, por su parte, trata de capturarlo y extraer información.

Will no solo debe defenderse de ellos, sino que también debe lidiar con el ‘propósito verdadero‘ de las predicciones.
En conjunto, la amenaza en contra de Will lo tendrá luchando por su vida y luchando en contra de una catástrofe global.

The Oracle Year es una lectura ágil, con muchos giros y sorpresas y una fluidez increíble. Soule traza un plot de una manera lineal pero con curvas que no se esperan. La prosa no parece ser de un autor debutante aunque sus diálogos se sientan, a veces, forzados y poco creíbles.

Los personajes son otro punto flojo dentro de la novela, son bastante unidimensionales y no llegas a simpatizar con ninguno. El elenco es bastante diverso (en cuanto a la etnicidad), pero el autor no los expande aún teniendo gran potencial en cuanto a material de trasfondo se refiere.

La primera mitad del libro es excelente, pero empieza a decaer mientras más detalles del argumento vamos conociendo. En mi opinión, el punto central de todo es un poco insatisfactorio y creo había bastante potencial desperdiciado.

¿Recuerdan cuando éramos adolescentes y decíamos que podíamos hablar sobre cualquier tema menos política y religión? En The Oracle Year se habla mucho sobre esos dos temas. Por esta razón puede que el libro no sea la mejor ‘método de escape’ para algunos lectores.

Para cerrar los puntos en contra, The Oracle Year tiene una extensión de poquito más de 400 páginas y creo que la trama pudo desarrollarse perfectamente en unas 250 páginas.

Pero no todo es negativo en The Oracle Year, dije que el Charles Soule nos narra los acontecimientos de una manera digerible y siempre logra que sigamos leyendo ‘un capítulo más’. Will Dando es un personaje que nos recordará cualquier héroe de historietas ya que asume ‘grandísima responsabilidad’ después de adquirir un ‘gran poder’.

Soule traza una historia fresca, algo sotisficada y muy fácilmente adaptable a cine o televisión.

Personalmente le doy una puntuación de 3 ⭐ / 5 ⭐ pero a la vez estoy consciente de que tiene muchos factores en contra a la hora de interesar a un público más amplio. Me gustan los thrillers y las historias de ciencia ficción y, si no es un tema muy central, tampoco tengo muchos problemas con la política y la religión. Si no tienes nada en contra de lo estipulado, pues The Oracle Year puede ser un libro que te recomiende.

Opinión de la Película “Annihilation” (2018)

¿Qué tan económicamente viable puede ser para los cines que se pueda disfrutar desde la comodidad del hogar una película que se estrenó hace apenas menos de tres meses? Este fin de semana tengo planeado ver dos películas que a finales de febrero estuvieron en las carteleras. Black Panther es una, Annihilation la otra. De ésta última les hablaré un poco en esta ocasión.

Annihilation es una película basada en la novela del mismo nombre escrita por Jeff VanderMeer y publicada en el 2014. Hace unos años escribí mi opinión sobre el libro y puedo recordar que, en su mayoría, fueron palabras positivas.

La película sigue a un grupo de científicas que tratan de descifrar los misterios detrás de The Shimmer, un fenómeno natural que envuelve todo un espacio geográfico, espacio al que denominan luego como Área X.

A primera vista, todas las mujeres que forman parte de la expedición pueden considerarse como ‘broken goods’, pero para Lena, la protagonista del filme, hay motivaciones detrás de su decisión. Su esposo ha sido el único en entrar y salir con vida del Área X.

Annihilation se estrenó en Estados Unidos el 23 de febrero del 2018 pero en otros países, debido a una pequeña historia amarga entre los productores, fue llevada directamente a Netflix. Alex Garland (“Ex-Machina“) hizo el trabajo de escritor y director.

El elenco, reducido en comparación con otros proyectos más ambiciosos, cuenta con interesante mezcla entre una actriz estelar (Natalie Portman), una bastante experimentada (Jennifer Jason Leigh) y dos jóvenes talentosas (Tessa Thompson y Gina Rodríguez).

Oscar Isaac, quien tuvo un papel importante en Ex-Machina, vuelve a trabajar con Alex Garland y, cerrando el elenco, a él se unen también Tuva Novotny (“Eat Pray Love”), David Gyasi (“Cloud Atlas”, “Interstellar“) y Benedict Wong (“Doctor Strange”, “Avengers: Infinity War”).

En las proyecciones de prueba Annihilation no causó muchos estragos, por lo que dirigentes de Paramount pidieron a los productores cambiar ciertos elementos de la película para que no pareciera ‘muy intelectual’ y ‘muy complicada’. Querían un desenlace diferente y querían que el personaje de Portman fuera más atractivo a nivel emocional para que el producto final pudiera conectar con un público más amplio. Los productores (y el director Garland) se rehusaron a hacer los cambios. Este choque hizo que Paramount vendiera los derechos de distribución internacional a Netflix, mientras que ellos se encargaron del estreno en las carteleras de China y Estados Unidos.

Personalmente puedo decir que aunque Annihilation sí puede parecer un poco complicada, es, al final del día, una película de ciencia ficción. Con el simple hecho de ver un trailer se puede saber a qué va el filme.
La ciencia ficción siempre tendrá su público, sin que mucho importe la temática dentro del género. La película, además, conforma otros géneros como suspenso y un poco de horror.
En cuanto a lo ‘intelectual’ estoy en desacuerdo. Al igual que dentro del Área X, la película trata de ser visceral y primitiva. No intenta captar nuestro intelecto, simplemente quiere mantenernos en suspenso y expectantes, dándonos información en cuentagotas para abrir el grifo en la recta final.

A mí me gustó mucho la película, al menos los dos primeros actos y las escenas finales del tercer acto, para decirlo de alguna manera. Par de escenas en los últimos 20-25 minutos estuvieron un poco ‘over the top‘, pero no considero que éstas dañaran la idea general de la visión de Alex Garland.

Sí debo especificar que hay muchos cambios a la hora de compararse con el libro. El mismo Garland afirmó no volver a leer la novela de VanderMeer, prefiriendo adaptarla en base a lo que recordaba. “Como si fuese un sueño”, dijo.

Algo que aún no puedo confirmar es si harán o no adaptaciones de las dos novelas que cierran la trilogía. Por el momento Garland dijo que tiene ‘cero planes’ de llevar a cabo esos proyectos.

“I actively do not want to be in the same world I just spent three years in, I actively want to do something else, so the whole idea of sequels is not one that appeals to me in the slightest.”

Video del Mes: Abril 2018