Opinión del Libro “Dark Matter” (2016) de Blake Crouch

I whisper, “Now what?”

And he says, “You wouldn’t believe me if I told you.”

Empezaré este post diciendo que estoy seguro que Dark Matter, a pesar de ser un libro con defectos, será uno de mis libros favoritos leídos en este año. Y sí, sé que apenas estamos en marzo.

¿Cómo reseñar -o al menos dar una opinión- sobre Dark Matter sin estropear el contenido? Difícil.

Jason Dessen es un tipo normal: un buen trabajo, una bonita familia, un dulce hogar; pero su vida pudo haber sido mucho mucho más. Cuando era joven, decidió dejar su carrera (dentro de las ciencias) para preocuparse por su novia embarazada y, cuando ésta dio a luz, cuidar de la delicada salud de su niño. Años más adelante, cuando existe cierta estabilidad, Jason suele pensar en qué sería de su vida si hubiese tomado otras decisiones. Su esposa, Daniela Vargas, quien era artista antes del nacimiento de Charlie, suele pensar cosas similares de vez en cuando. Al final del día deciden que la familia vale todo.

“Every moment, every breath, contains a choice. But life is imperfect. We make the wrong choices. So we end up living in a state of perpetual regret, and is there anything worse?

Una noche, Jason es secuestrado por un extraño enmascarado, éste lo lleva a un lugar abandonado y lo despide con, más que una pregunta, una reflexión:

“Are you happy with your life?”

Cuando sale de su estado inconsciente -y luego de una serie de eventos posteriores-, Jason descubre que ha pasado algo extraño. Muchas cosas en su alrededor han cambiado, aparentemente Daniela no es su esposa, nunca tuvieron un hijo y Jason goza de ser un reconocido genio en el área científica.

¿Tumor cerebral? ¿Algún trastorno psicológico? ¿Experimentación? ¿Una droga? Jason intenta llegar a la raíz del problema y regresar con su familia a pesar de ahora tener cosas que quizás antes hubiese deseado.

“I can’t help thinking that we’re more than the sum total of our choices, that all the paths we might have taken factor somehow into the math of our identity.”

Honestamente, pensaba que Blake Crouch, autor de la novela, era un escritor que apenas había surgido. Solo conocía su trilogía Wayward Pines, y creía que Dark Matter era su primera novela fuera de una serie. Crouch ha escrito unas 12 novelas en total y trabaja además para televisión. Su primera novela, Desert Places, se publicó en el 2004. Dark Matter, su trabajo más reciente -y el único que he leído hasta el momento- se publicó en el 2016.

Dark Matter es una novela que se lee con bastante facilidad y suma rapidez. La trama se desarrolla con increíble velocidad y el estilo del autor ayuda bastante a la fluidez de la lectura. A veces criticado, Crouch escribe de manera segmentada, con oraciones cortas, palabras en forma de párrafos. Con este estilo entiendo que el autor quiere acaparar toda tu atención y mantener tu vista pegada al libro. Personalmente es un estilo que favorece a la trama que tratamos de digerir.

Un ejemplo del estilo del autor:

Al inicio del post escribí que el libro tiene defectos. No me alejo de la verdad. Dark Matter es una novela de ciencia ficción y arropa temas bastantes complejos, temas difíciles de desarrollar en un texto de unas 350 páginas de extensión. Con la acelerada trama y la complicada temática, satisfacer a los lectores con explicaciones extremadamente detalladas y un final conveniente para todos era prácticamente imposible.

Crouch también peca de presentarnos personajes (algunos interesantes y con potencial) y los termina abandonando, todo para conveniencia del plot.

Pero, otra cosa escribí al principio de la entrada: ‘a pesar de ser un libro con defectos, será uno de mis libros favoritos leídos en este año’.

Estas pequeñas cosas no dañan todas las emociones que sentí ni todos los pensamientos que tuve mientras leía Dark Matter. Uno de mis libros favoritos del año, pero creo que es un libro que mencionaré entre mis favoritos de todos los tiempos, por ahí junto a “…And Then There Were None” de Agatha Christie y “11/22/63” de Stephen King.

En otro universo, probablemente esa oración escrita por Regan en Goodreads podría también ser mi reseña sobre el libro, a lo mejor se evitaban leer estas 800 palabras.

“No one tells you it’s all about to change, to be taken away. There’s no proximity alert, no indication that you’re standing on the precipice. And maybe that’s what makes tragedy so tragic. Not just what happens, but how it happens: a sucker punch that comes at you out of nowhere, when you’re least expecting it. No time to flinch or brace.”

Libros similares: “The Fold” de Peter Clines, “Brilliance” de Marcus Sakey y “Lock In” de John Scalzi.

 

Opinión sobre Green Lanterns Rebirth Vol. 1 (2016) de Sam Humphries

Hal Jordan, el Linterna Verde más conocido, ha proclamado a Simon Baz y Jessica Cruz como los nuevos ‘Linternas Verdes’, protectores de la Tierra. Ambos novatos, ambos con sus propias inquietudes.

Jessica, tras un suceso donde fallecieron algunos amigos, empieza a sufrir de ansiedad y se encierra en su apartamento por 3 años. Simon, por su parte, recibe su anillo estando en la cárcel (otras historias, otros libros) y siempre se ha sentido perseguido debido a su nacionalidad (libanés).

En Green Lanterns no solo tendremos una pareja de héroes tratando de aprender el trabajo, sino que también ambos sufren sus trastornos y, a la vez, deben intentar llevarse bien.

Es el mejor momento para que Atrocitus y sus Linternas Rojas intenten invadir la Tierra.

Green Lanterns Rebirth Vol. 1 encierra el primer One-Shot de la serie y los 6 primeros ejemplares, lanzados en el 2016.

La historia estuvo escrita por Sam Humphries y en el arte veremos nombres tales como Ethan van Sciver, Ed Benes, Jason Wright, Robson Rocha, Jay Leisten y varios más.

Green Lanterns, más que las típicas confrontaciones entre héroes y villanos, también cuenta historias personales; donde el miedo, coraje, ansiedad, prejuicios y demás afectan a algunos de los personajes y como éstos deben enfrentarlos primero antes de pasar a males mayores.

Lanterns es un sólido arranque de una serie que promete mucho. Muy buenas historias, excelente arte, colores vivos y una pareja de héroes con buen futuro para DC. Estoy ansioso por dar con el segundo volumen y, la verdad es que estoy disfrutando muchos más las historias recientes de DC en comparación a las de Marvel. Me parece que Marvel se está enfocando más en las películas y, en cierto modo, dejando a un lado el mundo de los cómics.

Opinión de la Película “Paterson” (2016)

Residí en Paterson, New Jersey por dos años. Cuando supe de ésta película, investigué donde estuvo filmada.
Yonkers, NY; Queens, NY;
y, por supuesto, Paterson, NJ.

Más por las locaciones que por la trama en sí, decidí alquilar ésta película. Me resultaba algo emocionante ver un producto filmado en una ciudad donde solía vivir.

Paterson es el nombre del protagonista (Adam Driver), quien también vive en la ciudad de Paterson. La película es un estudio cercano a la vida de este hombre, quien trabaja como chofer de autobús y quien también escribe poesía. En exactamente una semana veremos la rutinaria vida de Paterson. Despertar a la misma hora cada día sin ayuda de una alarma, desayunar Cheerios, trabajar, llegar a casa a enderezar el buzón, escuchar a su esposa hablar sobre sus afanes artísticos en el hogar, cenar, pasear el perro, tomarse una cerveza y regresar a casa y dormir.

“Cada día trae sus afanes” reza un dicho. Los afanes en la vida de Paterson se dictan por las personas a su alrededor. Su esposa, sus compañeros de trabajo, los pasajeros del autobús, personas en la calle, un rapero en un laundry, la gente en el bar…

Paterson es una historia sencilla y poética a la vez. Se apoya en los pequeños detalles y nos presenta una vida ordinaria en una ciudad bastante ordinaria, diría yo.

Si nuestras vidas fueran una película… ¿Sería muy distinta de ésta?
Pienso que después de que la vean quedará a decisión de ustedes hacer algo para cambiarla o sentirse completamente satisfecho viviendo así que, a decir verdad, tampoco es una mala vida. Pues no hay nada de malo en vivir ordinariamente. Paterson nos lo demuestra.

Opinión de la Película “Central Intelligence” (2016)

No tengo nada en contra de las comedias pero, honestamente es el género que escogería de último a la hora de decidirme por una película.

Vi Central Intelligence gracias a mi hermano menor -y su afición por las comedias-.

Central Intelligence se estrenó en el 2016 y cuenta con actuaciones de Kevin Hart y Dwayne “The Rock” Johnson. Se podría indicar que la antagonista está delineada por Amy Ryan y tendremos ‘cameos’ a manos de Jason Bateman y Aaron Paul.

Con el pasar de los años, los papeles de los dos protagonistas se verán invertidos; Bob Stone (Dwayne Johnson) era un extraño chico que sufría de obesidad mórbida, era la burla de toda la escuela y, después de un incidente particular, decide huir y desaparecer.

En cambio, Calvin Joyner (Kevin Hart), conocido como The Golden Jet era la sensación de la escuela. Sobresaliente en los deportes y en las notas académicas, destinado a ser el más exitoso y tener el futuro más brillante de todos. Aparte de tener un noble corazón y ayudar a Bob Stone en el momento de su mayor vergüenza.

Adelantamos el reloj veinte años y tenemos a Calvin, insatisfecho con su trabajo como contador y, a pesar de casarse con su high-school sweetheart, podría decirse que insatisfecho con su vida en general.

Para nada ayuda la venidera reunión con sus antiguos compañeros de secundaria, donde todos podrán entrever que su vida no ha salido como se esperaba.

Días antes de la reunión, Bob Stone (antes conocido como Robbie Weirdicht) contacta a Calvin por medio de Facebook y lo invita a tomarse par de tragos.
Para la sorpresa de Calvin, Robbie está irreconocible: alto y musculoso aunque aún con algunas inseguridades personales.

Una serie de eventos -que no discutiré aquí- hacen que Calvin se entere de que Bob está siendo perseguido por la CIA. Calvin se verá mezclado en acontecimientos de los que no quiere formar parte.

Central Intelligence, a pesar de ser una comedia, tiene elementos de intriga y acción. Una mezcla bastante favorable y que ayuda al ritmo de la película que, por cierto, ronda por unos 107 minutos.

El filme obtuvo reseñas mezcladas, típico para el género. Con puntuaciones de 6.3 en IMDB, 69% en Rotten Tomatoes y 52 en Metacritic, se determina con mayor amplitud la recepción de la película.

Yo, particularmente, le otorgaría un 6.5 -con inclinación a un 7-. Considero que la película brilla por la relación entre Kevin Hart y Dwayne Johnson. Sin importar los elementos acostumbrados en la trama, es esa relación que empuja una calificación positiva. También abundan los cameos y las referencias, son pequeños detalles que disfruto.

Puedo asegurar, sin duda alguna, que vería otra colaboración entre Hart y Johnson.

Video del Mes: Febrero 2017

Opinión del Libro “End of Watch” (2016) de Stephen King

end-of-watch-stephen-king-cover-530x741End of Watch es la última entrega en la trilogía de Bill Hodges. A diferencia de Finders Keepers, en la que Hodges hace un extendido cameo, End of Watch sí se puede considerar una secuela directa a Mr. Mercedes.

Aviso que esta reseña tendrá spoilers para las dos primeras novelas de la trilogía. Pueden leer bajo su propio riesgo.

Recordamos en Mr. Mercedes que Brady Hartsfield era un problemático joven que, después de cometer una masacre nunca resuelta por la policía, decide contactar al retirado detective Bill Hodges. Hodges, junto a Jerome y Holly, ponen punto final a los recientes planes (explotar una bomba en un concierto lleno de jovencitos) de Brady, éste último llevándose tremendo golpe a la cabeza, propinado por Holly, dejándolo inconsciente.

Al final de Finders Keepers, King nos presenta la posibilidad de que Brady ha adquirido poderes telequinéticos…

…solo para confirmarlo un año después, en la reciente End of Watch, la que se publicó el 7 de junio del 2016 bajo la editorial Scribner.

En End of Watch, Hodges se enfrentará a un ambicioso Brady que, aún estando encerrado entre cuatro paredes de un hospital, pone en peligro la vida de muchos. Sucede que Brady no solo ha adquirido poderes telequinéticos, también posee la habilidad de habitar los cuerpos de aquellos a quienes pueda controlar mentalmente.

Brady, quien siempre fue conocedor de tecnología, traza un maléfico plan que incluye dispositivos de una compañía en quiebra y la creación, o más bien actualización, de una app hipnótica que facilitaría su entrada a la mentes de quienes poseen el dispositivo y la aplicación.

El objetivo de Brady es inducir al suicidio a los sobrevivientes más vulnerables de la primera masacre, después se expande a los jovencitos que asistieron al concierto que él pretendía explotar años atrás.

Hodges y su equipo deben seguir la pista a una serie de suicidios con un elemento en común: Brady. Un elemento que está semi-catatónico en la cama de un hospital.

Hodges ha sido diagnosticado con cáncer pancreático y le aseguran par de meses más de vida. No solo tiene la vida de muchos contra el reloj, sino también la suya.

End of Watch es una lectura fluída, tensa pero entretenida. Corta para tratarse de Stephen King (432 páginas), pero también presentándonos a un King más usual: el manejo de lo sobrenatural.

En lo personal, puedo decir que es la novela que menos me gustó de la trilogía. Irónicamente, la que más disfruté fue Finders Keepers, la que menos tiene que ver con la relación Hodges/Brady, pero bueno.

Stephen King es famoso por sus malos finales pero, hey: “el viaje es la felicidad, no el destino”, ¿verdad? No puedo decir que éste final es malo per se, pero se siente como la conclusión de un libro, no de una trilogía, no de una serie de la cual probablemente no volveremos a saber de ninguno de esos personajes.

No sé si King estaba cansado, tenía un máximo de palabras/páginas, pero fue una conclusión… no sé, ¿llana? ¿desinflada?

A pesar de que disfruté de este libro me detengo a pensar y llego a la conclusión de que Mr. Mercedes debió ser una sola novela. Y Finders Keepers otra separada, con otros personajes fuera de Hodges, Jerome y Holly. Y, quizás, End of Watch no debió existir o pudo ser otra parte más en un diferente Mr. Mercedes de 700-800 páginas. Aunque eso tampoco suena muy bien.

En conclusión, si ya han llegado tan lejos y leyeron las primeras dos novelas, no veo porqué no leer End of Watch. Si aún no han leído ninguna, creo que hay muchas opciones dentro del universo King por donde empezar/continuar.

Datos adicionales:
  • Cuando se anunció la novela, se hizo con el nombre The Suicide Prince, meses después se reveló que el título fue cambiado a End of Watch. En la nota de autor, King atribuye el cambio a su esposa Tabitha y añade que fue ‘el título correcto’.
  • En otoño 2017 Mr. Mercedes verá la luz en la pantalla chica, en formato de serie de 10 episodios. De ésto hablaré con mayor profundidad en otro post.
  • Stephen King aún no ha anunciado nuevo libro para este verano.

Mi 2016 en… ¡Series de TV!

abertura-melhores-series-tv-foto-citacoes-cinefilasEl contenido de series de televisión que disfruto es extremadamente variado, aparte de los mismos títulos, por supuesto. Es por ésto que suelo ver tantas series y estar atrasado casi en todas, haha.

En el 2016 fueron muchas las series que empecé, acabé, continué o dejé.

Empecé el año viendo la primera temporada de The Flash y la tercera temporada de Arrow. Para esas dos series suelo utilizar una guía que encontré en internet hace un tiempo. La que me permite alternar los episodios de esas dos series sin perder hilo de continuidad. Actualmente, esa lista se ha ampliado por la introducción de Supergirl y Legends of Tomorrow. Series que también empecé en el 2016 y que pretendo continuar, aunque de manera más pausada.

Entre los sitcoms comerciales, estuve viendo The Big Bang Theory, Brooklyn 99 y New Girl. Las dos últimas las llevo bien, a-la-fecha, pero dejé de ver The Big Bang Theory cuando iba por la mitad de la 9na temporada. No por opción propia, sino porque dejé de pasar algunos episodios y no tengo manera de verla, a menos que sea online -con comerciales- o rentando el blu-ray/dvd en la librería. Y esa última opción es la que estoy contemplando.

También debo mencionar que empecé The 100, gracias a los frecuentes tweets de Stephen King sobre la serie, y aunque aún no he avanzado tanto, está en mis planes de este año hacerlo.

Y, ya que menciono al conocidísimo autor, pude disfrutar -gracias a Hulu- de la serie 11.22.63. Lógicamente basada en el libro de Stephen King. Una muy buena serie protagonizada por James Franco y Sarah Gadon. Ocho episodios que no tienen desperdicio aunque, como suele ser lo regular, el texto contiene mayor calidad general.

Otra excelente serie que disfruté durante los inicios del 2016 fue Better Call Saul. Específicamente me refiero a la primera temporada, ya que dependo de Netflix para verla y todavía no lanzan la segunda en el popular servicio de streaming.

También me gustó mucho LOVE, una serie original de Netflix que contó con la participación de Paul Rust y Gillian Jacobs. Una serie que presenta, de manera honesta, lo que es el amor y lo complicado de las relaciones afectivas.

Además, para seguir con el hilo de Netflix, me puse al día con la segunda temporada de Daredevil. También empecé House of Cards (4ta temp.), Orange is the New Black (4ta temp.) y Luke Cage (1ra temp.), pero esas aún no las he acabado, lo haré durante los primeros meses del 2017.

De las series de HBO, vi las temporadas más recientes de Game of Thrones, Silicon Valley y Last Week w/ John Oliver.

En verano del 2016 disfruté de la comedia The League, vi todas las temporadas -7- y todos los episodios -84- en cuestión de meses.

En julio se estrenaron dos de las mejores series del año: Stranger Things (Netflix) y The Night Of (HBO) y, por supuesto, estuve en ‘primera fila’ con mis palomitas en mano.

En septiembre, Hulu estrenó Pitch, una serie que basa su premisa en la primera mujer en llegar a las Grandes Ligas. Una serie que me gustó mucho y de la que espero renovación.

En octubre Netflix lanza la esperadísima tercera temporada de Black Mirror, otra que considero cúspide entre las series del 2016. La temporada me encantó de principio a fin. Los episodios “Playtest” y “San Junipero” fueron, en mi opinión, los más memorables.

En el último mes del 2016 me dispuse a ver las últimas dos temporadas de Homeland, la cuarta y la quinta para ser más preciso, dado que la sexta se estrenaría en enero. También empecé a ver 3%, una serie de Netflix, originaria de Brasil.

Algunas series que empecé y no seguí: United States of Tara, Colony (aunque algo me dice que la seguiré algún día), Mozart in the Jungle (a pesar de tener tan buenas críticas, los dos primeros episodios me dejaron sin ánimos de más), Fuller House (muy buena idea de Netflix, pero no me convenció) y It’s Always Sunny in Philadelphia (con la que pensé podría sustituir a The League, pero no me gustó tanto así).

Planes para el 2017.

He tirado pistas de mis ‘planes para el 2017‘ por todo este post. Desde avanzar lo que más que pueda en series como The Big Bang Theory y The 100, hasta ponerme al día con Suits, Mr. Robot, Gotham, House of Cards, Orange is the New Black y Luke Cage. 

Iron Fist, The Punisher, The Defenders, todas series nuevas de Netflix y compartiendo el mismo universo, se estrenan este año y es obvio que las espero con ansias.

Amazon estrenó hace poco la segunda temporada de The Man in the High Castle, es otra de las que tengo pensado ver este año.

La sexta temporada de Homeland también arranca a principios de año, en Showtime.

Desde que acabe 3% empezaré The OA, la cual ha tenido muy buenas críticas, ambas originales de Netflix. Después, es muy probable que vea The Crown.

Y, por supuesto, mi prioridad -desde que afloje mi ‘calendario’- es Westworld, una muy bien acogida serie de HBO que mezcla elementos de Western y Ciencia-ficción.

Sacando cálculos, consideré que un total de 400 episodios es una buena ‘meta’ para este año. Es una cifra similar a la que vi en el 2016. Creo que es el número que más fácil alcanzaré este año. Mucha series buenas, muy poco tiempo.