Opinión sobre la Película “7500” (2019)

Hace unas semanas, mi novia me envió un tuit de Joseph Gordon-Levitt en el cual él nos invitaba a disfrutar de su filme más reciente desde que estuviera disponible en la plataforma de Amazon Video.

La noche siguiente disfrutamos de 7500, un filme estrenado originalmente en junio del 2019 y primer largometraje de Patrick Vollrath, encargado del guión (junto a Senad Halilbasic) y quien además estuvo sentado en la silla del director.

Los códigos de los pilotos esconden verdaderas claves para entender algunas de las situaciones más extrañas y peligrosas que suceden en el interior de un avión. «7500» indica que el avión ha sido secuestrado o sufre una amenaza.

Cuando un grupo de terroristas intenta secuestrar un Airbus A319 con destino a París, un joven piloto norteamericano intenta mantener con vida a la tripulación y a los pasajeros, tratando también de retener el avión bajo su absoluto control.

Joseph Gordon-Levitt hace el papel del piloto Tobias Ellis y, junto a él, un puñado de actores poco conocidos pero que interpretaron muy bien sus respectivos roles: Omid Memar, como uno de los terroristas y con apenas 18 años de edad; Aylin Tezel, azafata asignada al vuelo y esposa del joven piloto; y Carlo Kitzlinger, capitán que acompaña a Tobias dentro de la cabina.

Durante los 90 minutos -que es la duración total del filme- sentiremos estar dentro de una pesadilla. 7500 es una película bastante tensa y no apta para aerofóbicos y/o claustrofóbicos, pues el 97% transcurre dentro de una pequeña cabina de un avión en pleno vuelo y que apenas soporta un promedio de 140 pasajeros.

En Internet pude leer algunas opiniones en las que verdaderos pilotos elogiaban la precisión en los detalles del filme.

El equipo de producción compró un avión y, en vez de usar sets -como es usual-, decidieron ser totalmente auténticos a la hora de filmar. Además, el director y su cinematógrafo acordaron grabar extensas escenas sin cortes y luego editar hasta lograr las tomas deseadas. Ésto creó un ambiente de improvisación entre los actores, dando también así más realismo al producto final. Uno de los actores –Kitzlinger- es un piloto licenciado y no tengo duda que fue un eslabón importante en la preparación del elenco.

7500 es una película sólida y que podría recomendar con megáfono. En un mar de películas promedio, un producto sólido es como un oasis en medio del desierto.

Un filme que, a pesar de no tener un presupuesto elevado (cinco millones), tener un equipo técnico poco experimentado y un elenco prácticamente desconocido, llega -en mi humilde opinión- a ser sólida, y ésto gracias a las ganas y el corazón que le pusieron y al empeño en querer lograr resultados precisos pero sin olvidar factores de entretenimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s