Opinión de la Película “Anon” (2018)

Netflix, de una manera u otra, se asegura de que las carteleras de sus nuevas producciones estén siempre a tu vista y alcance. Anon es una película que, en primera instancia, puede pasar desapercibida; una vez te percatas de que tiene actores de renombre y un director conocido, es posible que sitúes el cursor sobre su poster y dejes correr un trailer.

Los eventos de Anon transcurren, a mi pensar, en un futuro bastante lejano pero donde -irónicamente- aún circulan automóviles ‘clásicos’. Es un mundo donde la privacidad no existe y el crimen ha cesado casi por completo. Los humanos pueden recorrer sus memorias (y, con los permisos necesarios, las de otros). Sal es un detective que, aunque evidentemente no ha podido superar la muerte de su hijo y la separación con su esposa, sigue inmerso en su trabajo e intenta resolver unos extraños asesinatos.

En su búsqueda de pistas logra dar con una misteriosa joven. La poca evidencia apunta hacia ella y Sal debe tratar de encontrar a alguien que está completamente desconectada de toda tecnología actual.

Anon es una película exclusiva de Netflix. Estuvo escrita y dirigida por Andrew Niccol, conocido por películas tan excelentes como lo son “Gattaca” y “Lord of War” como otras no tan impresionantes como “In Time” y “The Host”. Debo mencionar que Niccol escribió una de las películas más aclamadas, The Truman Show.

Clive Owen y Amanda Seyfried interpretan los roles protagónicos y, junto a ellos, un pequeño elenco encerrado por Colm Feore (“House of Cards”, “King Lear”), Joe Pingue (“Godless”) y Sonya Walger (“Lost”).

La cinematografía, el estilo visual de Niccol y el ritmo de la película son de los puntos más elevados de Anon, las actuaciones y la trama pasarían a un plano medio.

Me explico, las actuaciones no son malas, pero pasamos tan poco tiempo con los personajes que realmente no llegamos a sentir mucha empatía por ellos, o algún sentimiento adverso. El argumento no le da a los actores la libertad que ellos necesitan, además, me preguntaba por ratos si realmente ellos entendían las cosas que estaban hablando. Algunos actores pecan de aprenderse sus líneas sin necesariamente entender lo que se aprendieron.

La trama, por su parte, es excelente en teoría pero pobre en ejecución. Con ejecución me refiero al tercer acto; es abrupto y quisieron matizar tantas cosas que, por momentos, pareció confuso. La reflexión que la última escena nos quiere dejar es un poco pretenciosa aunque bastante adecuada a estos tiempos.

Anon es una película bien dirigida, con una temática tecnológica dentro de un misterioso thriller, con actuaciones adecuadas aunque no memorables y un ritmo bastante acelerado aún en las escenas que parece estar pasando poco. Tiene material sensible, no apto para menores; material que incluye el uso de drogas, sexo, suicidio y homicidios.

Si tienes una idea de lo que verás en Anon, dígase por la lectura de un review o sinopsis, o por la disponibilidad de un tráiler y aún así sientes esas ‘ganas’ de verla, pues entonces puede que no salgas decepcionado. Si el plot/trailer no llaman a tu atención de primera, puede que Anon no sea para ti. Yo estoy dentro del primer grupo.

7 ⭐

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s