Opinión del Libro “Kings of the Wyld” (2017) de Nicholas Eames

Kings of the Wyld es un libro escrito por Nicholas Eames y publicado en febrero 2017. Abarca varios géneros, entre ellos fantasía, acción, humor y aventura. Está seguido por Bloody Rose (Agosto 2018) y una tercera parte se ha anunciado, pero aún sin fecha de publicación.

A finales de agosto, cuando se publicaba Bloody Rose, empecé a ver este libro disperso por varias cuentas que sigo en Instagram. La portada, la sinopsis y la disponibilidad en mi librería local lograron que soltara todo y me hiciera con el libro inmediatamente. Así lo hice.

Kings of the Wyld, sin duda alguna, es uno de los mejores libros que he leído este año.

Clay Cooper era parte de SAGA, la mejor banda mercenaria del este de The Heartwyld. Sus días de gloria, sin embargo, ya han pasado. La banda se ha desintegrado, sus miembros se han disuelto, algunos establecieron familias; otros, imperios. En resumen, lo que queda de SAGA es un grupo de viejos cansados y adoloridos, gordos lentos y borrachos desmedidos -o la combinación de todas-.

Gabriel, mejor conocido como Golden Gabe, quien siempre iba en frente de SAGA, toca la puerta de Clay Cooper, implorando su ayuda. Su hija Rose ha ido a la guerra y ahora se encuentra en la ciudad de Castia, sitiada por una horda de 100,000 criaturas sedientas de sangre y batalla.

Rescatar a Rose parece imposible, una misión suicida, pero Clay Cooper es la primera pieza del rompecabezas que Gabe está armando. Su siguiente paso es reclutar a todos los antiguos miembros de SAGA.

Como toda aventura fantástica (o juego de rol), el protagonista de abastecerse de provisiones y equipamientos, reunir un grupo de aliados y partir para una aventura inolvidable. Kings of the Wyld promete todo ésto. Pero solo recordemos que SAGA, en la actualidad, no es la banda adecuada para llevar a cabo tal encomienda.

La aventura tiene una escala inmensa, desde bosques y pantanos, hasta cielos azules y montañas heladas. Las criaturas son incontables: goblins, gigantes, harpies, chimeras y muchas más.

Kings of the Wyld es una novela que no solo contiene acción y aventura, tiene además (y por ésto es que considero que brilla) corazón y humor.
En una página estás al borde de tu asiento, en la próxima sientes aflicción en el corazón e, inmediatamente en la próxima, sueltas una sorpresiva carcajada. Nicholas Eames logra hacerte sentir muchas cosas en el transcurso de pocas páginas y lo vuelve a repetir una y otra vez, sorprendiéndote nuevamente en cada ocasión.

Los personajes del libro son totalmente memorables. Eames intenta crear una banda mercenaria inspirándose en una típica banda de rock. Clay Cooper es el protagonista del libro y el mismo Eames lo describe como el bajista: “el integrante olvidable, pero cuyas canciones no suenan bien sin su presencia”. Su arma es el escudo, el miembro pasivo y con gran corazón que siempre piensa en proteger a los demás. No es sorpresa que yo le tomara tanto aprecio a Clay, me sentía totalmente identificado con él. Clay, durante su travesía, solo pensaba en regresar hacia su pareja, su hija, su propia cama y su aburrido y rutinario trabajo. Regresar a la estabilidad de la vida.

No puedo hablar mejores cosas sobre Kings of the Wyld, la verdad es que no tiene desperdicios. La prosa de Nicholas Eames no parece la de un autor debutante y espero que le vaya muy bien en su nueva carrera. Yo prometo adquirir todo lo que publique.
Dice que sus ideas y forma de escribir están inspiradas en autores como Guy Gavriel Kay, Scott Lynch y Joe Abercrombie.

Kings of the Wyld no debería tener un público en específico, creo que todo el mundo debería leerlo. 100% recomendado.

Opinión del Audiobook “Dead Men Can’t Complain and Other Stories” (2017) de Peter Clines

A finales del 2016 leí Ex-Heroes, primer libro de una saga que se extiende, por el momento, a cinco volúmenes. El libro me gustó y pienso continuar la serie algún día. Sin embargo, si mi motivación fuera mayor y hubiera decidido leer los siguientes libros al vuelo, podría decir que Peter Clines sería uno de mis autores favoritos, por ahí junto a Stephen King y Dennis Lehane.

Pero no, a pesar de haber leído prácticamente todas sus obras (14“, “The FoldyParadox Bound“), Clines está muy alto en mi lista, pero no entre mis favoritos, aún no.

Hoy terminé de escuchar Dead Men Can’t Complain and Other Stories, una colección de cuentos exclusiva y original de Audible.
Por el momento no está impreso en ninguna parte y escuchar esta colección es la única opción.

Dead Men Can’t Complain and Other Stories compila cuentos que abarca géneros desde ciencia ficción hasta suspenso, sazonado con un poco de horror y humor.

La colección está formada por 11 cuentos y tiene una duración de poco más de cinco horas. Ray Porter (uno de los mejores narradores, en mi opinión) se encarga de narrar ocho de los cuentos, mientras que Ralph Lister narra dos (The Hatbox y Forged).

Aquí el listado de los cuentos y una brevísima sinopsis de cada uno:

1. “Mulligan” – Un policía interroga a lo que aparenta ser un hombre disfrazado de lagarto. Pero el disfraz parece bastante real. Y su historia es más escalofriante aún.

2. “Bedtime story” – Un niño le cuenta a sus padres sobre su profesora; ella ha estado hablando mal sobre el superhéroe que cuida de su ciudad.

3. “The Long Deep Dream” – Con elementos Lovecraftianos, un detective investiga sucesos extraños en su ciudad.

4. “The End of the Experiment” – Un estudiante de física intenta convencer a sus amigos de que él ha construido una máquina del tiempo.

5. “Flesh Trade” – Un mafioso se reúne con uno de sus subordinados en un diner. La reunión no sale como era de esperarse.

6. “Redneckromancy” – Después de que su vaca muere, una pareja de granjeros intenta resucitarla utilizando un libro negro.

7. “The Hatbox” – Un estudiante de medicina del siglo XIX aplica su conocimiento hacia el estudio de un zombie.

8. “The Apocrypha of Gamma-202” – Un grupo de robots discuten sobre sus creencias religiosas.

9. “Dead Men Can’t Complain” – En el cuento que da título al libro, un hombre despierta para percatarse de que realmente está muerto y es, en realidad, un Ex-Humano. Una historia paralela a la serie Ex-Heroes y, en mi opinión, la mejor de todas.

10. “Forged” – Un hombre le pide a su amante, una gitana, que le otorgue inmortalidad.

11. “Contraption” – Un grupo de detectives investiga una escena del crimen dentro de una máquina de Rube Goldberg.

Como se puede ver, Dead Men Can’t Complain and Other Stories es una colección muy variada. Es un libro que recomendaría a personas que recién empiezan a leer ciencia ficción o apenas se adentran al mundo de los audiobooks. También la recomendaría a fanáticos de The Twilight Zone y Black Mirror.

Opinión de la Película “Jigsaw” (2017)

Recuerdo hace casi década y media como cada año ver una nueva instalación de Saw era lo más equivalente a un guilty pleasure. Era bastante joven para ese entonces pero, la primera película de la saga, en mi inmadura opinión, era un ‘peliculón’. No me malinterpreten pues, sin lugar a dudas, la Saw original es -por mucho- la mejor de todas y era casi doloroso ver como cada año iban decayendo tanto en calidad como en producto final.

La saga, si se me permite continuar llamándola así, concluyó con siete películas en el 2010. Avanzamos siete años y es cuando se nos presenta un nuevo filme. ¿Una octava parte? ¿Un reboot? Aún no estamos claros.

Jigsaw sale a los cines en octubre 2017 y nos reencuentra con el famoso John Kramer alias Jigsaw… ¿O es acaso un imitador (dado que Kramer murió en una de las películas anteriores? … ¿o verdaderamente murió?)

La película empieza con una persecución, un tal Edgar Munsen se ve asediado por un grupo de policías. El intento de arresto termina en la azotea de un almacén abandonado. Edgar les muestra a los policías un dispositivo y les dice que necesita ver al detective Halloran. En su poder yace el destino de cinco individuos y, desde que oprima el botón, el juego comenzará… él debe decidir.
Una vez oprima el botón empezaría el juego para cinco personas… trampas, mentiras, desesperación, confesiones… todo lo clásico de la saga se verá nuevamente en esta entrega.

Creo que, en comparación con las demás, Jigsaw bajó el tono a las cubetas de sangre. Las trampas son más elaboradas, quizás menos pulidas; pero se utiliza el ambiente como plano. Digamos que pretende ser más arte que morbo. Aunque morbo hay, por supuesto.

Jigsaw fue dirigida por los hermanos Michael y Peter Spierig (“Predestination”, “Daybreakers”), mientras que el guión estuvo bajo Josh Stolberg y Pete Goldfinger (“Piranha 3D”, “Piranha 3DD”).

La actuación es poco memorable, la mayoría del tiempo no excede de ser regular pero, en otros, es bastante mala; algo que ya sabemos de antemano. Una película de ese tipo con buena actuación sería equivalente a un oasis en medio del desierto. No siempre tenemos actuaciones memorables en películas de horror, películas como A Quiet Place e IT brillan, en parte, por la actuación de tanto protagonistas como elenco secundario.

Y, por supuesto, debo apartar a Tobin Bell del resto, el señor ha dado vida a un personaje que sí es memorable y en un rol digno de admiración. El resto del elenco está formado por Matt Passmore, Callum Keith Rennie, Hannah Emily Anderson, Laura Vandervoort y Paul Braunstein.

Lo mejor de Jigsaw es la banda sonora, nuevamente bajo la tutela de Charlie Clouser.

La película tuvo buena acogida por el público (al menos en términos financieros), por lo que anunciaron, como mínimo, dos películas más para los años venideros.

Recomiendo Jigsaw a todos quienes siguieron la saga durante los siete años o para los que quieren ver un filme de suspenso con algo de cerebro. Para una noche de octubre no cae nada mal.

Opinión de la Película “The Ritual” (2017)

Basada en la novela del mismo nombre, escrita por Adam Neville y publicada en el 2011, The Ritual sigue a cuatro amigos que se reúnen para excursionar por las montañas de Suecia. Debido a algunas dificultades físicas de dos de ellos, el grupo decide tratar de acortar el viaje de vuelta tomando un atajo. El desvío, según el mapa, consiste en atravesar un bosque. Es una decisión de las que todos se arrepentirán poco tiempo después.

The Ritual es una película británica, se lanzó en el Reino Unido el 13 de octubre del 2017 (generando poco más de 1 millón de dólares). Netflix luego la distribuye globalmente el 9 de febrero del 2018.

David Bruckner (“Southbound”) se encargó del trabajo tras las cámaras mientras que Joe Barton (“My Days of Mercy”) adaptó la novela de Adam Neville.

Los protagonistas son Rafe Spall, Arsher Ali, Robert James-Collier y Sam Troughton.

Rafe Spall, sin lugar a dudas es el más experimentado del elenco con apariciones en grandes películas como The Life of Pi, The Big Short y Jurassic Park: Fallen Kingdom. También aparece en series como Black Mirror y Roadies.

Spall es quien se cargó en sus hombros la parte emocional de la historia, así también denota su liderazgo como actor durante todo el filme.
Robert James-Collier, a quien se le reconoce después de más de 50 episodios en Downton Abbey, también ejecuta su rol de manera formidable.
Sin quitarle ningún mérito a los demás actores, por supuesto, todos se desenvuelven aceptablemente y se nota mucho en este tipo de películas.

The Ritual es una película de horror y suspenso sobrenatural, de eso no hay dudas. Se basa mucho en creencias nórdicas y, si al menos han visto el trailer, se sabe que se nos presentará un creature-feature (uno bastante creativo, por cierto) en algún momento de la película.

El filme logra su cometido en cementar un producto atmosférico y repleto de suspenso, con escenas ritualisticas y sangrientas pero sin mucha exageración. El suspenso, más que la criatura, es lograda gracias a las actuaciones pero, la cinematografía y la música juegan también un rol determinante. No soy del tipo de persona que se asusta mucho, sin embargo, The Ritual crea una atmósfera de desasosiego e incomodidad y logró inquietarme en más de una ocasión, es el tipo de películas perfecta si eres amante del cine en las altas horas de la madrugada.

Tras muchas alabanzas debo decir que el filme no es perfecto; con una duración aproximada de hora y media puedo decir que, The Ritual es excelente durante los dos primeros actos (la primera hora, digamos), luego, el tercer acto se vuelve cliché dentro del género y decepciona mucho. De hecho, solo hay dos o tres formas de acabar este tipo de películas, las expectativas no pueden ser muy altas.

Soy de los que dice que no importa el destino, lo que importa es el viaje. No puedo decir que The Ritual es mala o que no me gustó tan solo porque el desenlace me pareció insatisfactorio pero, sí puedo concluir dándole una puntuación menor gracias a las desilusiones. Un 6.5/10 me parece más que aceptable.

Gracias a Adam Neville, David Bruckner y Joe Barton (junto al gran elenco y demás magos tras las cámaras, por supuesto), tenemos al alcance de nuestro control remoto una aceptable película inglesa dentro de un género menospreciado por años. The Ritual no es la mejor película pero dista mucho de ser la peor y, gracias a la atmósfera que crean dentro de ella, es una que no olvidaré. Ahora me han dado ganas de leer el libro.

Opinión del Libro “Midnight at the Bright Ideas Bookstore” (2017) de Matthew J. Sullivan

Lo primero que llamó a mi atención sobre Midnight at the Bright Ideas Bookstore fue la portada: libros en colores vivos y llamativos sobre un fondo oscuro, y un título que incluye la palabra Bookstore. Por supuesto, ésto no era suficiente, y leí sobre el argumento. Definitivamente se convirtió en un libro que quería leer.

Traumas del pasado y del presente se enlazan cuando una noche, dentro del Bright Ideas BookstoreJoey Molina, un cliente del establecimiento, se suicida. Lydia, empleada ejemplar de la tienda y protagonista de la novela, encuentra el cuerpo del joven, quien sostenía una foto de ella cuando tenía 10 años. Una foto tomada justamente por el tiempo en que ella se libró del Hammerman, un hombre que asesinó a una amiga y a la familia de ésta.

Lydia heredará las pertenencias de Joey, entre ellas, una considerable cantidad de libros. Estos libros encierran un rompecabezas que Joey diseñó especialmente para ella y Lydia tendrá que descifrarlo aunque despierte en ella recuerdos que creía haber enterrado.

Midnight at the Bright Ideas Bookstore es una novela sólida y compacta y, aunque a veces tiende a narrar sucesos en dos tiempos distintos, el hilo que conecta la totalidad de la historia es bastante fácil de seguir.

Puedo decir que aparenta ser una novela original; encierra géneros de misterio, crimen y algo de suspenso, un lenguaje moderadamente intelectual y personajes que, aunque no salten de las páginas, fueron bien moldeados. Matthew Sullivan logrará cautivar a sus lectores con una historia bien planeada y bien trazada de principio a fin. Creo que el autor sabía lo que quería lograr y tuvo la confianza de ejecutarlo casi a perfección.

Sullivan nos da a conocer a sus personajes más por sus acciones y menos por sus descripciones físicas, lo que considero un punto a su favor. Como punto negativo tendré que mencionar el epílogo, ya que lo consideré un poco flojo, además cuestioné las decisiones de algunos personajes, pero son cosas que no puedo mencionar sin soltar spoilers.

Midnight at the Bright Ideas Bookstore tiene una extensión aproximada de unas 328 páginas y puedo testificar que es un libro que se puede leer con fluidez y de prisa. Está narrado en tercera persona y está conformada por 27 capítulos y un epílogo. Se publicó en el verano del 2017 y es la primera novela de Matthew J. Sullivan.

Al decir en párrafos anteriores que la considero una novela única, se me dificulta compararla con alguna otra, pero me aventuraré mencionando The Last Equation of Isaac Severy de Nova Jacobs y Mr. Penumbra’s 24-Hour Bookstore de Robin Sloan.

 

Opinión del Libro “Ricochet Joe” (2017) de Dean Koontz

Obtenido de forma gratuita gracias a mi subscripción con Amazon Prime, Ricochet Joe, del conocido autor Dean Koontz, es otro experimento de Amazon; un Kindle Single donde juegan con la idea de insertar gráficos animados dentro de la historia.

Joe Mendel es un tipo normal, bastante normal diría yo; un estudiante de universidad a quien le gusta hacer trabajo de voluntariado y que aspira con ser novelista.
Un sábado, mientras recogía basura en un parque como voluntario, toca una botella y empieza a ‘ricochet’ (rebotar) de un objeto a otro hasta que llega al mismo acto de un crimen en proceso.

“Man, you were like some pinball ricocheting from flipper to buzzer to bell.”

Con esta nueva ‘habilidad’, Joe se dará cuenta rápidamente de que será utilizado para librar una batalla entre el bien y el mal.

Con apenas unas 100 páginas de extensión, no se puede catalogar a Ricochet Joe como una novela, es más bien una novela corta, o un cuento largo.

La historia tiene un buen arranque pero si tuviera que dividirla en tres actos, concluiría diciendo que los dos últimos no me gustaron en lo absoluto.

Ricochet Joe explora una historia sobrenatural, con entes cósmicos, decisiones importantes y un protagonista tan promedio como su propia descripción. Lo mejorcito de la historia fueron los personajes secundarios: la joven Portia Montclair y la abuela de Joe, Dulcie.

“My grandma Dulcie says we know we’re finally getting a little wisdom when we’re able to see that even loss can be beautiful if it makes us love more the things we haven’t lost.”

En el aspecto gráfico, el arte estuvo en manos de Oliver Garrett y, aunque las ilustraciones no están nada mal, el experimento Kindle in Motion me dejó esperando más. Quizás es un pequeño paso de un proceso más elaborado. Los dibujos cuentan con ciertos movimientos añadidos, quizás una pistola recién disparada deje entrever humo saliendo de la boca, o ciertos líquidos muestran movimientos antinaturales, como método de explicación del texto.

La verdad es que no quiero abundar mucho hablando de un libro de corta extensión. En resumen, me gustó el principio y no puedo decir lo mismo de las últimas dos partes. Es una obra que se puede terminar de una sentada, pero me tomó tres días. El autor describe al personaje principal como un tipo bastante promedio y lo repite tanto que hace que el lector lo crea y, no importa los ‘poderes sobrenaturales’ que obtenga o que tan bien parado pueda salir de una batalla cósmica, Joe siempre será un Average Joe. Y sí, el autor es Dean Koontz; pueden esperar la aparición de un perro Golden Retriever.

“Time is ours to use,” she said. “But we fail to understand it, and so we ride it always in one direction, straight to the grave.”

 

Opinión del Libro “I Am Watching You” (2017) de Teresa Driscoll

No puedo establecer con exactitud dónde fue que vi la portada de I Am Watching You por segunda vez. Quizás fue en bookstagram, quizás en Goodreads. Y digo ‘segunda vez’ porque estaba bastante seguro de que dicho libro habitaba un espacio de mi librería virtual.

Muchos de ustedes, a lo mejor, conocen lo que Amazon llama Kindle First; una pequeña selección de libros de autores no tan conocidos y que puedes obtener sin costo extra -y hasta un mes antes de que se publiquen-, si tienes una cuenta de Amazon Prime.
Es necesario especificar que puedes elegir un solo libro del catálogo que, en la mayoría de los casos, incluye seis opciones.

I Am Watching You, escrito por Teresa Driscoll, se publicó en otoño del 2017.

Ella Longfield, la protagonista de la novela, se encuentra en un tren cuando escucha cerca de ella a un par de jovencitas, Anna y Sarah, entablar animosa conversación con dos jóvenes. Al principio no se sospecharía nada, pero ambos muchachos acaban de salir de prisión y los cuatro están planeando juntarse y disfrutar de la vida nocturna de Londres.

Ella, naturalmente, quisiera interferir pero decide controlarse y dejar pasar el hecho. La mañana siguiente una de las jóvenes (Anna) se encuentra desaparecida y la culpabilidad carcome a Ella.

Un año ha transcurrido y la media deja filtrar la información de que Ella fue testigo de algunos acontecimientos claves antes de la desaparición de Anna. Alguien empieza a enviar cartas a Ella en sobres negros y letras recortadas de revistas. La señora empieza a temer por su vida.

It is so odd that you can stand in a space – a place in which you normally feel so happy and safe – and then suddenly you can stand in precisely the same spot and feel like this completely different person.
I don’t want to be this person.
I hate this new person.

No se sabe del paradero de Anna, aún después de pasar un año. Pero muchos tienen secretos y verdades a medias. La amiga, Sarah, por ejemplo, no ha contado toda la verdad sobre lo acontecido esa noche.

I Am Watching You combina misterio y thriller y narra una historia ambientada en varias locaciones de Inglaterra. Es una novela que va alternando personajes. Ella Longfield es The Witness (La Testigo) y su punto de vista es presentado en primera persona. También tenemos a Sarah (La Amiga), Matthew (el Investigador Privado), Henry Ballard (El Padre de Anna), entre otros con menos participación, pero igual de importantes. Todos los capítulos, con excepción de los de Ella y “The Watcher”, están narrados en tercera persona.

Después de ver ‘por segunda vez’ la portada del libro en las redes sociales, investigué un poco y vi que tenía excelente puntuación entre muchos lectores. Aquello me incentivó a leerlo y la verdad es que tenía altas expectativas. Me imaginé algo quizás tan sorprendente como “Behind Her Eyes“, o tan elaborado como “Gone Girl“.

Las comparaciones con “The Girl on the Train son válidas, pero la novela de Paula Hawkins la supera con creces.

Teresa Driscoll escribe muy bien, debo admitir. También supo elaborar su historia, supo cuáles hilos expandir, cuáles detalles guardar y cuáles movimientos dar a sus personajes dentro del argumento. I Am Watching You es una historia sólida, pero he leído muchas mejores y por eso no me permito a darle mejor puntuación.

La próxima novela de Driscoll se titula “The Friend” y se publicará el 22 de Marzo del año en curso.