Never Back Down

 

Muchos que siguen este blog a lo mejor han visto la grandiosa película “Fight Club”  del 1999. Never Back Down podría verse como “Fight Club” para adolescentes. Aún así, considero que fue una película sumamente entretenida de principio a fin.

Nos cuenta la historia de Jake Tyler, un joven cuyo pasado lo ha afectado últimamente. Su padre falleció y, por alguna razón, Jake se siente culpable. Esto lo conlleva a tener un comportamiento agresivo y lo demuestra mayormente en los deportes, trayendo conflictos a su alrededor. La familia decide mudarse de Iowa a Orlando y Jake promete dejar de jugar Football, buscando así una mejoría en su conducta. Sin embargo, encuentra otro deporte en el cual canalizar sus enojos, la pelea. En el proceso de adaptación a la nueva ciudad conoce amigos y otros no tan amigos, también conoce a Jean Roqua, un veterano de las artes marciales que lo entrena en su gimnasio. Una cadena de eventos hace que Jake se inscriba en el torneo más famoso buscando acabar con su rival principal.

Como solemos ver en este tipo de películas, tenemos un grupo de actores de veinti-tantos años que, supuestamente, asisten a la secundaria. El colegio parece más bien una universidad. También tenemos el clásico cliché de que llega el personaje nuevo y la muchacha que le gusta resulta ser novia del matón del lugar.

Pero bien, dije que era sumamente entretenida y dista mucho de ser otra “Fight Club”. Podría tener quejas con el uso de la cámara en algunas escenas donde se presentan ambientes y sendos diálogos pero el uso de las cámaras en las peleas compensan mis primeras quejas. Para mi, la música fue excelente; se utilizaron -y hasta se mezclaron- tracks conocidos de diversos géneros musicales. Podría mecionar a My Chemical Romance, Soulja Boy, Red Jumpsuit Apparatus, 12 Stones, King Juju, The Bravery, Rise Against, Flypside, The Cribs, Kanye West, Daft Punk, DJ Tiesto y algunos más que se me escapan. Una combinación que haría un excelente disco de soundtrack.

Aún no he hablado de los actores; pues en el rol principal tenemos a Sean Faris, cuyo parecido a un joven Tom Cruise es casi-escalofriante, también tenemos a Cam Gigandet, una cara que, por casualidad, he visto recientemente en dos films (“Easy A” y “The Roommate”), además cuenta con Amber Heard, otra actriz que he visto recientemente en una pequeña participación en “Zombieland” y en la serie efímeramente cancelada, “The Playboy Club”. Además, si recuerdan grandes películas como Gladiator, Constantine y Blood Diamond, reconocerán de inmediato a Djimon Hounson.

Never Back Down es predecible, no es muy original y tiene decenas de clichés, aún así el director, Jeff Wadlow encontró la manera de hacerla funcionar. Capta tu atención en cada escena. Algo que quizás hizo funcionar a la película fue el hecho de mezclar géneros: escenas de deportes, luego la clásica escuela secundaria, jóvenes y fiestas; para después tomar el giro más sombrío del mundo de las peleas callejeras juntamente con los problemas familiares del protagonista, volteando la trama un poco hacia el género dramático. Estos elementos hacen que la película no llegue a aburrir.

Me topé con una información sobre una secuela de esta película, la trama y los actores nada tuvo que ver y, supuestamente, es muy mala, ¿qué piensan ustedes? ¿Creen que la debería ver?

Easy A

 

Introduciendo la entrada anterior les mencioné algo de establecer algunas conexiones entre algunos de las próximos posts.

Al igual que en The Roommate, Aly Michalka y Cam Gigandet vuelven a trabajar en equipo y dan apoyo a la protagonista principal de esta película, Emma Stone. A diferencia de The Roommate, Aly Michalka tiene aquí más participación y un rol más atractivo que el de Cam Gigandet, quien fue uno de los protagonistas en The Roommate.

Easy A es una muy divertida película contada de una manera poco convencional que narra la historia de Olive y como una mentira cambió su vida en la secundaria. Pasó de ser la-nunca-vista a la más popular (y no necesariamente en el buen sentido de la palabra). Olive narra -a través de un video en vivo tomado desde su ordenador- toda su experiencia, los cambios que implicaron y las lecciones que aprendió.

Emma Stone da vida a Olive y creo que fue el papel que la lanzó al estrellato. Su actuación es bastante divertida, fácil de identificar con el vasto público femenino, sarcástica, atrevida, pero un personaje con un corazón dulce.

Olive le cuenta a su mejor amiga que perdió la virginidad (siendo esto una mentira), la persona menos indicada estaba por los alrededores y el rumor se esparció como pólvora. Luego, algunas decisiones bondadosas -pero no muy inteligentes- empeoran el status de Olive y es cuando ella decide convertirse en lo que no es.

Es una película graciosa y muy divertida, entretiene y creo que no los defraudará. No es una película “para mujeres” o un chick-flick -como se dice en Inglés-. Es una película para todo el mundo (bueno, que tenga por lo menos más de 13 años de edad, por supuesto). Algunas palabritas sucias se cuelan, además los temas son un poco inapropiados para menores.

Stanley Tucci y Patricia Clarkson tienen pequeños roles -interpretando a los padres de Olive- y son bastante cómicos -sobretodo Tucci-. Además, entre los actores adultos participaron Lisa Kudrow (la conocida Phoebe en la serie “Friends”) y Thomas Haden Church. Entre algunos de los jóvenes casi olvidaba mencionar a Amanda Bynes y Dan Byrd quienes tuvieron aceptable participación en el film.

Easy A -al igual que a mi- puede dejarlos sorprendidos. Es una comedia difícil de olvidar y, aunque no sea un clásico, es una brisa fresca en un género que casi estaba dando por perdido.

The Roommate

 

Quién me conoce sabe lo mucho que me gustan las conexiones entre películas/series/libros/personajes, etc. y, durante algunos de los posts siguientes, trataré de establecer conexiones entre ellos; ya sea entre actores, géneros de películas o lo que se me pueda ocurrir.

Empezaré con The Roommate.

Sara Matthews es de Des Moines, Iowa y ha llegado recientemente a Los Ángeles. Se inscribe en la universidad para licenciarse en la carrera de diseños de moda. En sus primeros días conoce a Stephen, baterista de una banda; Tracy, quien ama las fiestas; y a Rebecca, su compañera de habitación.
Los primeros días todo marcha bien, Rebecca es un amor, dulce y dispuesta a compartir todo con Sara. Esto podría ser el inicio de una duradera amistad. La amiga de Sara, Tracy se empieza a dar cuenta de que algo no está bien con Rebecca y cosas extrañas empiezan a suceder a las personas que se acercan mucho a Sara. Todos se van dando cuenta, menos Sara, de que Rebecca ha desarrollado una increíble obsesión con ella.

Crucificada en los medios, The Roommate es una película que no todos recomendarían, pero para mi fue bastante pasable, me entretuvo lo suficiente y el personaje de Leighton Meester (Rebecca) me interesó -probablemente por la carrera que estudié-.

Minka Kelly -también crucificada por todos en cuanto a su actuación- hizo un trabajo aceptable (en mi opinión), no fue desastroso como esperaba, he visto cientos de papeles desarrollados horriblemente. Kelly tuvo un papel muy fácil de interpretar y no es un personaje que debe de ser interesante al público, en cambio, Leighton Meester (otra vez, en mi opinión) hizo un muy buen papel interpretando a una joven psicópata quien trata de mezclarse extrañamente en la sociedad y con una fijación compulsiva notable.

Además, Cam Gigandet y Aly Michalka apoyaron a las protagonistas con roles aceptables plasmados con cierto carisma y, aunque habían más actores (algo obvio, y destacando a Billy Zane), Kelly y Meester dominan el tiempo en pantalla.

The Roommate es una película considerada dentro del género ‘suspenso’ y quizás no esté tan lejos de serlo pero donde reside el problema es que está orientada a un público adolescente, por esta razón, no esperen galones de sangre y tripas, escenas de sexo o desnudez, diarrea de malas palabras (cosas que a mi, personalmente, no me harían falta). Pueden esperar par de ‘brinquitos’ y una que otra escena tensa, pero en lo general, es más bien un drama-thriller que va tomando cuerpo en la recta final.

Y, como dice uno de los pósters promocionales de la película ¿cuáles son las probabilidades que entre 2,000 universidades y 8 millones de estudiantes te toque una compañera como Rebecca?