Opinión de la Película “The Hunger Games: Mockingjay – Part 1” (2014)

mockingjay_poster_by_vanja1995-d7i57yiTeniendo en cuenta que tuve la oportunidad de ver The Hunger Games: Mockingjay – Part 1 prácticamente desde que salió, no hay dudas de que este post llega un poco tarde.
Y en verdad no puedo inventar excusas, pero quizás la decepción o la idea de hacer una entrada única cuando viera el cierre de la saga serían las más cercanas.

Si es extremadamente raro que una película sea mejor que el libro del cual está adaptado y si Mockingjay, escrito por Suzanne Collins y publicado en el 2010, fue el libro que menos me gustó, entonces, ¿porqué me hice la idea de que sería una excelente película?

Katniss Everdeen se encuentra en el Distrito 13, bajo el liderazgo de Alma Coin y la protección de viejos amigos. En su intento de salvar a Peeta y a toda la nación, Katniss se convertirá en el Sinsajo –the Mockingjay- un símbolo de la rebelión y justicia.

Desde que supe que iban a dividir el libro en dos películas expresé mi descontento. No me andaré con rodeos ni tecnicismos: Mockingjay – Part 1 es un trailer de dos horas sobre Mockingjay – Part 2, y créanme, no soy el único que piensa y dice eso.

Ahora bien, Francis Lawrence hace un estupendo trabajo detrás de las cámaras y los 125 millones de dólares de presupuesto no fueron desperdiciados. La actuación fue muy buena y la lista de actores se extiende en esta entrega.

Volvemos a contar con Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Liam Hemsworth, Donald Sutherland, Woody Harrelson, Elizabeth Banks, Stanley Tucci, Willow Shields y el fallecido Philip Seymour HoffmanTambién regresan Jena Malone, Sam Claflin y Jeffrey Wright y se incorporan Julianne Moore, Natalie Dormer y Mahershala Ali.

En la música se destaca Lorde y la misma Jennifer Lawrence tiene una participación musical como parte de la trama dentro del film.

The Hunger Games: Mockingjay – Part 1 es una película que prácticamente tendrán que ver por obligación, es parte de una cadena, un enlace entre películas de una saga que casi concluye. Es un penúltimo esfuerzo con sólidas actuaciones, trasfondo político y momentos emotivos, pero con poca acción, ritmo pausado y fácilmente olvidable. 6.5/10

The Hunger Games: Catching Fire

CapturaPara Katniss Everdeen nada es lo mismo desde que regresó de los Juegos del Hambre (los eventos presentados en la primera parte). Tiene más dinero del que podría necesitar, reside en la cuadra de los victoriosos y tiene a su familia -y a su(s) amor(es)- bien cerca. Ha empezado a vivir bajo la promesa de que no tiene que preocuparse por nada más durante el resto que le quede de vida.

Si todo esto fuera cierto, la historia hubiese acabado con un solo libro, con una sola película.

The Hunger Games: Catching Fire es la segunda película basada en el segundo libro de Suzanne Collins, llamado Catching Fire. El libro se publicó en el 2009 y es en este año que la adaptación ve la luz… Una excelente adaptación, en mi opinión.

Se narra la historia de Katniss y Peeta (y todos quienes los rodean) después de ganar los Juegos del Hambre. Ahora tendrán que participar en una travesía -un Tour– por todos los distritos pues el capitolio los presenta como los ganadores más recientes.

Antes de eso, el Presidente Snow visita a Katniss -sabiendo que su amor verdadero es Gale y que sus sentimientos hacia Peeta son una actuación-. Snow pide a Kat convencer a todos -pero principalmente a él- de que ese amor es verdadero ya que se están empezando a ver indicios de revolución y nadie quisiera una guerra.

Katniss trata de convencer a todo el mundo pero su victoria ha dado esperanzas y los distritos la empiezan a ver como una líder. Decepcionado, furioso y asustado, el Presidente Snow busca una manera de eliminar a Katniss de una vez por todas.

The Hunger Games: Catching Fire es excelente y supera a la primera instalación a gran escala.

Es difícil que den un Premio de la Academia por actuaciones en películas como ésta pero debo decir que Jennifer Lawrence hace un trabajo formidable; ella es capaz de transportar su talento a películas menos exigentes -en cuanto a actuación per se se refiere- como ésta. Y a su lado tuvo a un elenco bastante balanceado. Josh Hutcherson y Liam Hemsworth hicieron un trabajo bastante pasable (mucho mejor que en la primera entrega), se notaban más cómodos y más equilibrados en esta adaptación. Liam nuevamente cuenta con poco tiempo en pantalla, en la próxima lo verán más, lo puedo asegurar.

Los papeles de Woody Harrelson y Elizabeth Banks son bastante parecidos a la entrega anterior, sus personajes no evolucionan mucho de una película a otra. Lo mismo puedo decir de Donald Sutherland y el Presidente Snow.

Quienes me sorprendieron bastante fueron Philip Seymour Hoffman y Jena Malone, personajes nuevos en la serie pero con gran impacto. Ambos actores hicieron un excelente trabajo, en mi opinión. También debo mencionar positivamente el trabajo de Jeffrey Wright (como Beetee) y Willow Shields (como Prim). Quien no me sorprendió mucho fue Sam Caflin (como Finnick Odair).

La edición de video y sonido fueron excelentes, los efectos especiales están muy bien logrados (mucho mejor que en la primera parte), la música es muy buena y ya no notaremos esa molesta tembladera de cámara que tanto afectó a la primera entrega.

The Hunger Games: Catching Fire no es perfecta (eso no existe en el cine), pero es lo mejor que he visto este año. Es una adaptación bastante fiel al producto original, sentía que nadaba entre las páginas del libro, sentía que estaba releyendo el material. Fue una experiencia muy agradable… y ni hablar del trasfondo político-social, ufff.

Aún no estoy seguro en si harán dos partes de “Mockingjay” (“Sinsajo”) como estaba previsto, o una sola pero, si quieren saber (sin spoilers) qué esperar de ella, les daré un adelanto:

Esperen un transcurso de película un poco triste y depresivo, esperen mucha acción, una guerra, más tiempo en pantalla de Liam Hemsworth, muchas pérdidas trágicas, unos cuantos giros, la elección amorosa de Katniss y muchas cosas más. Personalmente pienso que todo se podría lograr en una película pero, ¿qué se yo de eso?

Por ahora hay que conformarse con esta película (o, mejor aún, que lean todos los libros).

He abundado en demasía pero repetiré una vez más, The Hunger Games: Catching Fire es excelente; si no la han visto vayan a verla y no dejen que la primera parte les nuble el entendimiento. Son directores diferentes, son actores más maduros… es un resultado distinto, mejorado, satisfactorio… De lo mejor que he visto este año.

Easy A

 

Introduciendo la entrada anterior les mencioné algo de establecer algunas conexiones entre algunos de las próximos posts.

Al igual que en The Roommate, Aly Michalka y Cam Gigandet vuelven a trabajar en equipo y dan apoyo a la protagonista principal de esta película, Emma Stone. A diferencia de The Roommate, Aly Michalka tiene aquí más participación y un rol más atractivo que el de Cam Gigandet, quien fue uno de los protagonistas en The Roommate.

Easy A es una muy divertida película contada de una manera poco convencional que narra la historia de Olive y como una mentira cambió su vida en la secundaria. Pasó de ser la-nunca-vista a la más popular (y no necesariamente en el buen sentido de la palabra). Olive narra -a través de un video en vivo tomado desde su ordenador- toda su experiencia, los cambios que implicaron y las lecciones que aprendió.

Emma Stone da vida a Olive y creo que fue el papel que la lanzó al estrellato. Su actuación es bastante divertida, fácil de identificar con el vasto público femenino, sarcástica, atrevida, pero un personaje con un corazón dulce.

Olive le cuenta a su mejor amiga que perdió la virginidad (siendo esto una mentira), la persona menos indicada estaba por los alrededores y el rumor se esparció como pólvora. Luego, algunas decisiones bondadosas -pero no muy inteligentes- empeoran el status de Olive y es cuando ella decide convertirse en lo que no es.

Es una película graciosa y muy divertida, entretiene y creo que no los defraudará. No es una película “para mujeres” o un chick-flick -como se dice en Inglés-. Es una película para todo el mundo (bueno, que tenga por lo menos más de 13 años de edad, por supuesto). Algunas palabritas sucias se cuelan, además los temas son un poco inapropiados para menores.

Stanley Tucci y Patricia Clarkson tienen pequeños roles -interpretando a los padres de Olive- y son bastante cómicos -sobretodo Tucci-. Además, entre los actores adultos participaron Lisa Kudrow (la conocida Phoebe en la serie “Friends”) y Thomas Haden Church. Entre algunos de los jóvenes casi olvidaba mencionar a Amanda Bynes y Dan Byrd quienes tuvieron aceptable participación en el film.

Easy A -al igual que a mi- puede dejarlos sorprendidos. Es una comedia difícil de olvidar y, aunque no sea un clásico, es una brisa fresca en un género que casi estaba dando por perdido.

Margin Call

Margin Call es un film escrito y dirigido por J.C. Chandor con un presupuesto menor a cuatro millones de dólares y con un tiempo de duración de unos 107 minutos. Esos cuatro millones de presupuesto, supongo gastados en los actores y personal ya que la película, en su mayoría, se desenvuelve dentro de un edificio empresarial y los efectos y demás agregados son prácticamente nulos, o nulos en su totalidad.

Trata sobre un grupo de personas -empleados y superiores- dentro de una empresa que está enfrentando una posible crisis prematura y cómo este grupo de individuos actúan y toman decisiones.

Lo que hace de esta película una pequeña joya, aparte del guión y dirección, es su elenco: un extenso grupo de actores “Tipo B” -como diría yo-, liderados por Kevin Spacey y siguiendo con nombres como Stanley Tucci, Zachary Quinto, Demi Moore, Jeremy Irons, Paul Bettany y Simon Baker.

Este grupo de actores da vida al grupo empresarial, cada uno con sus características, sus emociones, sus perspectivas y sus miedos. Son introducidos de manera excepcional, con cierta jerarquía acorde a sus puestos dentro del negocio.

La trama nos mantiene tensos, nos hace sentir dentro de la empresa con una participación en mute y, aunque los tecnicismos son pocos, nos damos cuenta que no sólo somos nosotros los que no entendemos el funcionamiento de ciertas cosas dentro del edificio. Y es que, realmente, el problema en sí no es lo que nos ata a la trama, pero si es el motor que pone en marcha a los personajes pero, ¿acaso necesitamos ver o entender el motor de un carro para poder conducir aceptablemente?

Lo único negativo que podría resaltar de Margin Call es que en la última mitad de la película (después de unos excelentes 45-50 primeros minutos) la calidad desciende un poco, ya vamos entendiendo la psicología de cada personaje, sus motivos y qué los une a la empresa, conocemos las decisiones para la resolución del problema y, claro, la emotiva escena final, pero a pesar de todo, la última mitad no engancha tanto como la primera parte.

En fin, es una buena película, una pequeña joya dije anteriormente. Quizás empresarios, administradores o empleados en general disfruten más porque se puedan sentir identificados al ser subordinados, pero aún así, es apta para todo público adulto, de cualquier sector… y, antes de que lo olvide, el film está basado en supuestos eventos reales.

Captain America: The First Avenger

Lo primero que me pasó por la cabeza cuando supe que Chris Evans interpretaría a Steve Rogers/Capitán América fue algo de rabia mezclados con unos mm de desilusión. Chris Evans ya había interpretado a Johnny Storm/La Antorcha Humana en la duología de los Cuatro Fantásticos. Pero bien, es otro universo nada que ver con Paramount -que se encarga de elaborar estas últimas películas basadas en personajes de Stan Lee y los cómics de Marvel-.

La historia del Capitán América está ambientada durante la 2da Guerra Mundial. Steve Rogers es un pequeño y escuálido joven con alto sentido de justicia e impecable bondad y calidad humana cuyas aplicaciones para enlistarse en el ejército americano han sido rechazadas una y otra vez en distintos estados de América. Cuando estuvo a punto de rendirse, un científico que conocía todos sus esfuerzos, decidió darle una última oportunidad sometiéndolo a un experimento que lo convertiría en el Capitán América, un humano común pero con dotes de atletismo, fuerza, rendimiento, resistencia y capacidades elevadas a altos porcentajes.

A pesar de escuchar muchas críticas negativas del film -lo que logró que no fuera a verla al cine, además de que no quería verla en 3D- personalmente, considero que es la más floja de la serie (IronMan, Hulk, Thor), pero aún así no es una película mala per se. Es bastante entretenida a pesar de tener muchos defectos.

Es lamentable que la trama se vuelva implausible a veces, gracias a la lejanía de la historia verdadera presentada décadas atrás en los comics.

Si vieron trailers saben que el villano es Red Skull, presentado por Hugo Weaving (quedé un poco decepcionado tanto con el personaje como con la actuación de Hugo), quien encarna al primer objetivo del Capitán, interpretado, como dije, por Chris Evans, quien no desencantó en este rol.

La parte fuerte de la película está en el primer tercio, la presentación del escúalido personaje hasta su metamorfosis, así como la primera presentación y el misterio del villano y los nazis. A partir de esto la película se vuelve algo sosa, las escenas de acción son regulares y en la trama queda poco por contar.

Como puntos negativos podría resaltar la absurda y exagerada tecnología que nos presentaron de esos tiempos, además de que los guionistas parecen haber olvidado que el Capt. América es un humano y puede lesionarse, también las patéticas (intenciones?) del villano y sus extraños seguidores. La película no nos adhiere a ningún personaje secundario, ni al mejor amigo de Steve, ni a su interés romántico, ni al ciéntifico, en fin, pocos detalles que hagan sentirnos emocionales en este departamento.

Resumiendo, la película tuvo un fuerte arranque para luego mantenerse en aguas calmadas hasta que acabó, la actuación fue decente, el desarrollo de la trama, los personajes y su apego emocional para con nosotros fue prácticamente nulo; además, masiva exageración con la tecnología, el “romance” fue presentado de una manera más que absurda, el villano y sus intenciones desencantan, el guión es muy pobre… La verdad es que hay que esperar a qué hará el director de The Avengers con el personaje del Capitán América cuando esta salga a los cines el año entrante.