Opinión Sobre el Cuento “The Last Conversation” (2019) de Paul Tremblay

The Last Conversation es parte de la Amazon Forward Collection, una serie de historias que nos presentan perspectivas únicas mientras se utiliza ‘el final de los días’ como escenario. En esta colección también participan N.K. Jemisin, Blake Crouch, Andy Weir, Amor Towles y Veronica Roth.

Sin mucho preámbulo -y porque en mi última entrada ya les comenté un poco sobre Paul Tremblay (con un enlace a otra entrada más vieja)- diré que The Last Conversation no me gustó mucho.

Cuando lo acabé debatí internamente entre darle dos o tres estrellas (sobre cinco) y quedé en puntuarla con ⭐⭐🌠

Imagina que despiertas en una habitación extraña, sin memoria de quién eres, cómo llegaste ahí o dónde estuviste antes. Lo único que tienes es la desconectada voz de una mujer. La Dra. Kuhn está para ayudarte─físicamente, emocionalmente, psicológicamente. Ella te ayudará a recordar todo. Se asegurará de que reclames tu identidad perdida. Ahora bien, responde una sola pregunta: ¿Estás seguro que quieres saber?

La premisa es bastante interesante, algo que es usual en Paul Tremblay, pero la ejecución y el desenlace dejan mucho que desear. Algo también usual en este autor. Sus ideas son muy buenas, pero pierden combustible en el camino. Es algo de lo que con seguridad he hablado en otras entradas.

Aun con 56 páginas, The Last Conversation nunca tuvo combustible, el cuento se sintió mucho más largo y pesado.

“To forget is to lose something that was once yours, that was once of yourself. But how could one lose something as expansive as an ocean in a dusty corner of one’s mind? What if, instead, to forget is to open a door to a void; the memory is not retrievable because it is not there, was never there.”

The Last Conversation está escrito en segunda persona lo que me desorientó un poco y logró que no sintiera empatía por el personaje principal. El primer 75% del cuento es lento, aburrido y diría que tedioso. El final fue bastante bueno pero no salva al resto de la historia.

No tenía altas expectativas y aún así me sentí decepcionado. Léase bajo su propia discreción.

Opinión Sobre el Libro “A Head Full of Ghosts” (2015) de Paul Tremblay

A Head Full of Ghosts es un libro de horror sobrenatural y psicológico escrito por Paul Tremblay y publicado en el 2015. Lo leí a inicios del año pasado y se rumora que será adaptado para la pantalla grande contando con Margaret Qualley (“The Leftovers”, “IO”, “Once Upon A Time… In Hollywood”) como estrella.

Marjorie Barrett comienza a presentar síntomas de esquizofrenia con apenas 14 años de edad, lo que es devastador para su familia. Pero, ¿es en verdad esquizofrenia? Si ese es el caso, ¿por qué el sacerdote de la iglesia local está sugiriendo un exorcismo?

Partiendo de una premisa tan interesante diré que el libro fue bueno, mas no excelente.

Admito que Tremblay es un muy buen escritor y definitivamente sabe escribir sobre niños. Merry en este libro, Wen en The Cabin at the End of the World. Puede que se desenvuelven con mucha madurez para sus edades pero, aún así, creo que Tremblay hace un excelente trabajo con ambas. Mientras no me fascinaron los personajes de Marjorie y sus padres, Merry fue quien cargó la antorcha por la gran mayoría de la novela.

Ser un buen escritor no garantiza que tus libros serán para todo el mundo. Me encantó la idea de Cabin y me gustó mucho la idea aquí en Ghosts, pero no sé, tengo la impresión de que Tremblay escribe cuentos (o novelas cortas) con mayor extensión. Es aparente que al autor le encanta los debates ya que tiende a dejar cabos sueltos, preguntas sin responder y finales ambiguos, abiertos a interpretación. Ésto no siempre es algo positivo.

Como dije, el libro fue bueno, mas no excelente. Estoy satisfecho con una puntuación de 3 estrellas ⭐⭐⭐

P.D. Las partes del libro que más disfruté fueron los blog posts de Karen Brissette. Si existiera un blog así leyera todos los artículos.

Opinión del Libro “The Cabin at the End of the World” (2018) de Paul Tremblay

Gracias a Stephen King, las cuentas de Instagram relacionadas a libros que sigo mayormente son moderadas por personas fanáticas del género horror. Debido a ésto, recibo una considerable dosis de recomendaciones indirectas, a pesar de que mi lectura abarca prácticamente todos los géneros.

Paul Tremblay es un autor que ha rondado por mi feed desde que la aclamada A Head Full of Ghosts tomó auge hace unos meses (aún siendo publicada en el 2015). The Cabin at the End of the World no fue excepción. Plagó mi feed semanas antes de publicarse, con opiniones positivas, fotos creativas y halagos a la prosa del autor.

The Cabin at the End of the World se publicó el 26 de junio del 2018 y es la sexta novela de Tremblay.

Wen es una niña de descendencia oriental, adoptada por sus dos padres (Daddy Andrew y Daddy Eric). Con apenas casi ocho años de edad, Wen es bastante inteligente, curiosa y observadora. Se rige por las reglas, pero también sabe doblegarse un poco. Un claro ejemplo de ésto es cuando, mientras ella juega capturando saltamontes, aparece Leonard, un joven alto y obeso pero de sonrisa cálida y ojos amables.

La niña juega en frente de una cabaña vacacional en el norte de New Hampshire, no muy lejos de la frontera canadiense. Paz y tranquilidad, nada de tecnología ni vecinos molestosos. Un espacio escogido por sus padres para alejarse de la rutina mundana.

Wen no está supuesta a hablar con extraños, pero Leonard emana bondad y se ofrece a capturar saltamontes con ella. Después de una amena -pero cuidada- conversación, aparecen tres jóvenes más, con vestimentas similares a la de Leonard, y es en ese preciso momento cuando éste dice:

“None of what’s going to happen is your fault”

Los tres jóvenes cargan unos utensilios aparentemente hechos en casa, muy parecidos a armas.

“Your dads won’t want to let us in, Wen. But they have to. We need your help to save the world.”

A partir de estas palabras la novela arranca con tal frenesí que se extiende hasta la mismísima página final.

The Cabin at the End of the World es una novela de suspenso y horror. Narra una historia apocalíptica utilizando el Home Invasion como gatillo.

Con un elenco controlado, Tremblay tiene toda la libertad de hacer fluir su historia aunque, debo admitir que, por momentos, abusaba de las descripciones. Por suerte, creo que es la única queja que tengo de su prosa.

Los personajes, en su gran mayoría, son memorables y puedo decir que ‘saltan de la página’. Daddy Andrew y Daddy Eric se sienten de carne y hueso, sus reacciones y acciones son creíbles y humanas. Podría decir lo mismo de Wen, pero a veces se me hace difícil creer algunas posturas en una niña de siete años.
Los antagonistas, en su propia forma, están bien trazados y aunque la mayoría de lectores puede que no esté de acuerdo con sus acciones, a veces nos harán dudar.

The Cabin at the End of the World es una novela que se lee bastante rápido y pareciera que tengo pocas quejas sobre ella. Puede que sea verdad pero, aún así, no me atreví a darle la puntuación máxima debido al clímax de la historia.

Es algo de lo que no hablaré por obvias razones pero la ambigüedad de la misma hace que la experiencia de cada lector sea única y, por ende, fácil de conversar y debatir.

Puede que The Cabin at the End of the World no sea mi libro favorito, pero es uno que recomiendo a cuatro vientos y uno que me gustaría discutir cuando lo concluyan.

Ya que esta es la primera novela de Paul Tremblay que disfruto, prometo leer A Head Full of Ghosts muy pronto.