Opinión del Libro “Elevation” (2018) de Stephen King

Solía tener alertas en Twitter para Stephen King; cada vez que él compartiera algo, mi celular me notificaría. King suele dar updates sobre sus libros, suele compartir fotos graciosas sobre su corgi Molly AKA The Thing of Evil y también recomienda libros, series, películas y música.

King también habla de política… Pero últimamente es casi todo lo que comparte. Por lo que decidí quitar sus alertas. Si quiero leer sobre política, no iría donde uno de mis autores favoritos.

No creo coincidencia que Elevation saliera justo una semana antes de las elecciones de acá.

Elevation es una historia interesante y algo dulce pero que no esconde su verdadera intención: mostrarnos la política de nuestra actualidad. King trata de dictar sus creencias por medio del comportamiento de Scott Carey, el protagonista de la novela.

El autor traza dos historias y las une muy bien, a final de cuentas, estamos hablando de Stephen King. La extraña condición “médica” de Scott y la relación con sus vecinas Deirdre y Missy, dos mujeres que han contraído matrimonio y que, debido a ésto, no caen muy bien en el pequeño pueblo de *drumroll*, Castle Rock.

Scott Carey es un hombre en sus cuarentas, alto y en sobrepeso. Un día se da cuenta de que está perdiendo peso constantemente pero que su apariencia física no cambia en lo absoluto. ¿Qué pasa si llega a 0?

“Time is invisible. Unlike weight.
Ah, but maybe that wasn’t true. You could feel weight, yes–when you were carrying too much, it made you ploddy–but wasn’t it, like time, basically just a human construct? Hands on a clock, numbers on a bathroom scale, weren’t they only ways of trying to measure invisible forces that had visible effects? A feeble effort to corral some greater reality beyond what mere humans thought of as reality?”

Por otro lado, Scott está teniendo un problema con los perros de sus vecinas; pues los caninos están depositando sus desechos en su césped.

Con estas dos vertientes empieza la corta novela. Y digo corta porque apenas tiene unas 150 páginas, fácil de leerse en un día.

Después de The Outsider, debo admitir que Elevation fue una decepción.

No puedo decir que la premisa es interesante; si el autor no fuera Stephen King, Dennis Lehane o un puñado más que leería sin pensarlo dos veces, no me hubiese interesado en este libro. Los personajes son unidimensionales y, en cierto modo, estereotipados. No puedo utilizar la excusa de que es un libro de 150 páginas, cuando King ha hecho mucho más con menos de ahí.

Abundando un poco en los personajes tenemos a Scott Carey, el típico bienhechor que quiere llevarse bien con todo el mundo; Bob Ellis, el doctor retirado digno de confiar y con sabios consejos; Deirdre y Missy, la pareja lesbiana donde una es fría como una noche de enero y la otra es tan frágil como las hojas en noviembre. El resto del elenco no es más que el pueblo de Castle Rock en una voz; homofóbicos y anticuados, de vista corta, rápidos para expresar sus opiniones y lentos para intentar ayudar y/o hacer el bien… como cierto presidente.

Echando a un lado los ‘defectos’, Elevation narra una historia emotiva y, como dije, King la escribe formidablemente y con buen ritmo. A veces nos queremos quejar si sus novelas son muy largas para también quejarnos si son muy cortas.

Si toman en cuenta mis palabras, creerían que mi puntuación sería negativa. La verdad es que si se puede apartar la política, Elevation es una buena lectura. Simplemente tiene defectos (como muchos libros) y está bastante alejado de ser lo mejor de King. Lean bajo su propia discreción.

Opinión de la Novela Corta “Gwendy’s Button Box” (2017) de Stephen King y Richard Chizmar

Stephen King vuelve a una de sus ciudades ficticias más populares, Castle Rock y esta vez trae a un amigo consigo, Richard Chizmar.

Gwendy’s Button Box sale a la venta en mayo 2017, gracias a la editorial Cemetery Dance.

Es una novela corta que abarca diversos géneros, entre misterio y fantasía con algo de horror, pero que se lee más, para bien o para mal, como un popular Young Adult.

La fecha inicial: 1974.
La protagonista: Gwendy Peterson (“A combination. My father wanted a Gwendolyn -that was his granny’s name- and my mom wanted a Wendy, like in Peter Pan. So they compromised“.)
¿El antagonista? Richard Ferris, un hombre vestido de negro… Man In Black, iniciales RF… Los fans de Stephen King entenderán al vuelo. 😉
El setting: Castle Rock, Maine.

Gwendy Peterson es un jovencita de doce años de edad, debido a su peso los niños en la escuela le dicen “Goodyear” (Michelín, en español), por lo que ese verano se propuso a subir las Suicide Stairs todos los días, ya que entrará a secundaria y pretende empezar desde 0 con sus nuevos compañeros.

En una de esas ‘subidas’, Gwendy se encuentra con un misterioso hombre de negro.

“Hey, girl. Come on over here for a bit. We ought to palaver, you and me.”

Palaver… otra pequeña referencia. 😉

Al final de la conversación, el hombre le entrega un ‘button box’ a Gwendy. Una caja que contiene ocho botones y dos palancas. No diré la función de cada cosa, ya que es parte de lo emocionante del libro.

Gwendy debe proteger la caja… pero esas palancas… y esos botones… tentaciones.

Stephen King admitió empezar la novela y llegar a un punto donde no sabía cómo terminarla, ahí entra Richard Chizmar. King le envió el texto y le dijo: “haz con ésto lo que quieras, de lo contrario nunca tendrá conclusión”. Y Chizmar completó el resto, con ayuda de King, por supuesto.

El resultado es una novela corta en la que no puedes decir quién escribió qué, lo que es un punto a favor ya que la química y la comprensión entre ambos hace que el escrito tenga una sola voz.

Gwendy’s Button Box ofrece una buena lectura pero, en lo personal, me pareció muy corta (175 páginas), creo que había potencial para una novela de extensión regular. Y el desenlace es atípico para una obra con el nombre de Stephen King plasmado en la cubierta.

Como dije con anterioridad, el libro parece Young Adult, tiene un toque de ligereza y sentí que se quiere dejar un buen mensaje o moraleja al final. Me gustaría mucho más si supiera de una segunda parte. Ojalá.

La obra también ofrece el arte de Ben Baldwin (portada) y Keith Minnion (interior).

Recomiendo la lectura de Gwendy’s Button Box, la verdad es que es bastante entretenida y se puede leer en unas horas. Lo que no recomiendo, si no eres muy fan de King, es que se compre la edición física, pues es un poco costosa para lo que ofrece. En cambio, la edición digital tiene un precio razonable.

Stephen King próximamente publicará “Sleeping Beauties” junto a su hijo Owen.

De Richard Chizmar tengo en la mira “A Long December”, una extensa colección de relatos cortos.

Castle Rock, una serie de J.J. Abrams, Stephen King y Hulu

El 17 de febrero Stephen King compartió un tuit que causó estragos… nada que ver con política ni recomendaciones de libros ni fotitos de Molly AKA The Thing of Evil. Algo REALMENTE interesante para sus fans.

También, por su parte, Bad Robot (que pertenece a J.J. Abrams) planteó la siguiente pregunta.

Pero, ¿de qué trata todo este teasing? Nada más y nada menos que una nueva serie, una colaboración entre King y Abrams que nos brindaría un producto top. Castle Rock.

Prácticamente todo lector de Stephen King conoce Castle Rock. Es una ciudad ficticia, ubicada en Maine. Centro de muchas historias del autor, siendo “The Dead Zone” (1979) la primera. El nombre fue tomado por King en honor a “Lord of the Flies” de William Golding.

Hulu anunció la orden de 10 episodios para la primera temporada de Castle Rock, cuya premisa parte de hacer una serie en forma de antología (a-la-American Horror Story), donde cada temporada cuente una historia y las subsiguientes cuenten otras pero unidas por un fino hilo a las anteriores, ya sea por narrativa o personajes.

Sam Shaw y Dustin Thomason son los productores y, basándose en personajes y situaciones creadas por Stephen King, ellos también serán los guionistas. También son productores ejecutivos junto a J.J. Abrams, Ben Stephenson y Liz Glotzer.

Hulu, Stephen King, Bad Robot y Warner Bros. se vuelven a unir para Castle Rock, después del éxito de 11.22.63 el año pasado.

Aún no hay fecha de estreno pero dicen que la producción empezará pronto, este mismo año.