Libros: Tesoros a nuestro alcance.

Bunches of Words.

La pasión por los libros es una que compartimos muchas personas alrededor del mundo. Es sin duda de enorme placer tener en manos un libro que mueres por leer o que acabas de leer y te ha dejado sin palabras; sin embargo, hay que aceptar el hecho de que ésta pasión a veces resulta algo costosa.

Decir que el precio de la mayoría de libros que me interesan leer es elevado sería quizás devaluar el trabajo y esfuerzo del autor; aún así, debo admitir que muchas veces el factor económico ha logrado frenar mi anhelada adquisición de varios libros al mismo tiempo o de la cantidad que deseaba llevarme en cierto momento. Seguro a alguno de ustedes ya les ha pasado, sentir que no pueden darse el lujo de comprar algunos libros al mes, o ajustarse a un presupuesto -probablemente bajo, porque hay otros gastos- que ya han predestinado para darse ese gusto.

Esta…

Ver la entrada original 334 palabras más

Que…

Bunches of Words.

Que el tiempo es subjetivo, nunca lo entendí más que hoy. Que las horas y los segundos a veces juegan a intercambiar su valor; que la mayoría de las veces, lo hacen en los momentos más inoportunos.

Que los sentimientos más bellos se cuelan en tu pecho sin tan siquiera tocar. Ellos se invitan y se reciben solos, con la confianza de un viejo amigo, con la certeza de que los recibes y los aceptas como tuyos.

Que los días son cortos cuando confías en su eternidad, y son eternos cuando anhelas el mañana. Que el ahora es siempre el mejor momento, porque es el único que tienes seguro.

Que el amor es incompresible y muchos malgastan sus vidas intentando entenderlo. Que hay que aceptarlo cuando llega, aprovecharlo mientras dure, atenderlo y cuidarlo a ver si se queda toda la vida aún con puertas abiertas.

Que hay que aprender a creer en lo…

Ver la entrada original 147 palabras más

Furious 6

fast6Al parecer, el bando de Toretto nunca estará en paz. Una vez más esto queda demostrado en la sexta instalación de una saga que, aunque ha ido perdiendo su esencia principal entrega tras entrega, no deja de ser fresca y adecuada a los tiempos en que se estrenan las películas.

Furious 6 es el título de esta instalación y persigue a Toretto y su grupo por las calles de Londres mientras llevan a cabo su más reciente misión.

Si recordamos la película anterior, los protagonistas acabaron con 100 millones en sus bolsillos… ahora los veremos llevar una vida incompleta y algo vacía ya que no pueden volver a sus hogares gracias a los crímenes cometidos con anterioridad.

Aún así, Hobbs (el policía que trató de atraparlos) logra dar con Dominic Toretto. En vez de capturarlo y apresarlo (algo que no puede hacer gracias a la locación), Hobbs tiene en mente otros planes: reclutarlo para atrapar a una red criminal a la que ha perseguido por una docena de ciudades. Naturalmente, Toretto se niega pero Hobbs tiene un as bajo la manga: una foto de Letty (la antigua pareja de Dom que presuntamente murió tiempo atrás). Además, Hobbs planea que Dom una a todo el equipo y les promete la amnistía para que puedan volver a sus hogares sin problemas.

…y es así como el equipo vuelve a trabajar juntos.

Pienso que Furious 6 es una buena adición a la saga. Es una buena película aunque no grandiosa. Good but not great. Me ha gustado como han resuelto lo del Timeline, como han unido la historia original con la Tokyo Drift, que se separa un poco de la franquicia.

No creo que fuera mejor que Fast Five aunque van un poco de la mano, ésta al menos tiene más acción sobre ruedas y volveremos a ver cosas muy exageradas, en cierto punto como si fueran los Avengers o algo así.

Volvemos a ver las caras conocidas en Vin Diesel, Jordana Brewster y Paul Walker, además vuelven Dwayne Johnson, Michelle Rodríguez, Ludacris, Tyrese Gibson, Sung Kang, Gal Gadot. El villano lo personifica Luke Evans. Éste último no me convenció, los demás estuvieron pasables, pero sabemos que no es el tipo de película que se apoya en eso. Los latinos extrañarán a Tego Calderón y a Don Omar que no aparecen aquí.

Furious 6 ofrece mucha acción en muchas vertientes: sobre ruedas, artes marciales, disparos, etc. No creo que queden defraudados en ese aspecto. Les conté a qué iba la trama y, aunque suene interesante, no lo es tanto y no está exenta de errores y debilidades.

No pretendo abundar mucho más, hay cinco películas por debajo de ésta, ustedes saben ya a qué va todo este rollo… Furious 6 no ofrece nada nuevo dentro del género, pero al menos entretiene mucho y, con ese after-credit estamos seguros que habrá una séptima parte y con una cara nueva pero bastante conocida… Una parte 7, ya lo saben… abusemos de la gallina de oro, ¿verdad?

Hay que tener un amante

One Lovely Blog Award

onelovelyblog[1]Aunque a veces uno no lo crea, hay personas que reconocen el esfuerzo y la dedicación que uno hace para con las cosas que disfruta.

Quiero agradecer a Elwin Álvarez (pueden visitar su blog aquí) por sacar el tiempo y elegir mi blog para el “One Lovely Blog Award”. He colgado la foto en la barra lateral de la página. Es un detalle muy agradable y significa mucho para mi.

A continuación explicaré -aunque no con mis propias palabras- a qué se debe todo esto:

“Este premio es un reconocimiento mutuo entre blogueros, y está pensado para aumentar la visibilidad y la popularidad de los blogs premiados, que tengan carácter personal y no estén promocionados ni apoyados por grandes grupos mediáticos, sino que dependan de la dedicación, el empeño, el esfuerzo y la ilusión personales de su autor o autora”.

Para continuar con el proceso y para que sean efectivos los reconocimientos debo seguir los pasos que me piden a continuación:

  1. Nombrar y agradecer el premio a la persona/blog que le concede la mención.
  1. Hacerse seguidor, de alguna manera, del blog.
  1. Responder a las 11 preguntas que se le hacen.
  1. Conceder el premio a 11 blogs que le gusten, acaben de comenzar, que tengan pocos seguidores…
  1. Hacer 11 nuevas preguntas a los que premie.
  1. Informar del premio a cada uno de esos blogs.

Pues, ya nombré a la persona que me ha reconocido (y compartí un enlace a su blog), también sigo su trabajo hace tiempo ya, lo que completa dos de las primeras encomiendas listadas arriba.

Ahora procederé a responder las 11 preguntas que Elwin elaboró para mi. Esto ayudará a que ustedes, estimados lectores, conozcan un poco más sobre el trasfondo de este proyecto que inicié hace más de 2 años.

1- ¿Qué te motivó a crear tu blog?

Pues, siempre he disfrutado de la escritura y Stephen King dice que si aspiras a ser escritor, debes escribir y hacerlo mucho. Además otros autores afirman que la escritura se da mejor cuando lo haces sobre temas que te gustan. Por ahí empezó toda la idea de escribir en un blog. He tenido otros proyectos menos exitosos antes de Constant Motions, pero esa vez (hace casi dos años y medio) me prometí ser constante y llevar de la mano este trabajo a horizontes inciertos. He tropezado en el camino, he tenido desilusiones… pero todavía aquí estoy.

2- ¿Cuál de todas tus entradas es la más importante para ti?

No tengo una entrada ‘más importante’ per se. Creo que cada entrada que cuelgas es especial y demuestra tu voz y una parte de ti. Pero si tendría que responder obligatoriamente, diría que mis entradas más importantes son aquellas que se encuentran en la categoría ‘Textos Originales’ pues, como el nombre lo indica, son mi intento de escribir creativamente e intentar dar más del 110% de mi.

3- ¿Cuál consideras que es el gran aporte que le hacen los blogs a la Red?

Actualmente, vivimos en una era digital, donde las personas leen el periódico vía Internet y prácticamente todo se puede hacer frente a una pantalla. Los blogs se han ‘colado’ entre los libros, las páginas web y los mismos periódicos. La gente necesita, quiere y busca voces más frescas, opiniones diferentes y un lugar donde se pueda opinar, debatir e interactuar libremente sobre un tema en específico o una diversidad de ellos. En ésto entran los blogs; no hay tema, no hay detalle que se quede sin desmenuzar en algún blog. Y, afortunadamente, este medio sigue creciendo. Personalmente opino que éste es el gran aporte.

4- ¿Cómo es tu proceso a la hora de planear, escribir y subir una nueva entrada a tu blog?

No puedo negar que es algo tedioso y difícil escribir en Constant Motions; me explico, la metodología de este proyecto es opinar y comentar sobre todo lo que mis sentidos capten, ya sean series de televisión, películas, libros, música, deportes, etc. La idea es que por cada película que vea, para poner un ejemplo, debo colgar una opinión en el blog. Se escucha sencillo y sí lo es, pero cuando tienes más de 25 meses en eso, viendo 8-12 películas al mes, leyendo dos libros, viendo series constantemente, el trabajo se llega a acumular y te presionas y lo que quieres es salir corriendo y soltar todo. Créanme, he tenido que ‘despedirme’ y durar semanas sin actualizar. Por esto he cambiado un poco las cosas y suelo escribir regularmente pero con un contenido selectivo y controlado. Esto hace que mi tarea sea menos tediosa y que yo pueda disfrutarlo al 100% sin verlo como una presión o un fastidio.

5- ¿Consideras que hay un dejo de vanidad a la hora de crear un blog?

No realmente. En la mayoría de los casos, un blog es un proyecto personal, algo como un hobby. Lo haces más para ti que para los demás y es algo que va creciendo paulatinamente y te vas enamorando más y más a medida que va dando sus frutos. No dudo que existan personas que sí sientan ese dejo de vanidad, pero acá no es el caso.

6- ¿Qué papel cumplen los comentarios y seguidores dentro de un blog?

Ufff, bastante importante. Tener seguidores y verlos comentar e interactuar en tus entradas es el motor que todo bloggero necesita para mantenerse motivado y feliz con su trabajo. Lamentablemente, vivo en una cultura donde se lee poco y se escribe mucho menos (aunque debo admitir que está mejorando con el pasar de los años). En mi blog no ven muchos comentarios a pesar de generar una modesta cantidad de visitas, acá prefieren verte cara a cara y decirte “hey, muy buena entrada escribiste anoche” antes de escribirlo en el apartado para comentarios. Pero, dicho todo esto, considero los comentarios y los seguidores como algo sumamente importante. Sería como un Facebook sin amigos o, como dicen, predicar en el desierto.

7- ¿Si tuvieras que hacerle una mejora a tu blog cuál sería?

Mejora per se, bueno, quizás la presentación. Pagar por mi propio dominio y conseguir a alguien especializado para que diseñe una magistral presentación. Además, no sé si se considere como una mejora, pero me gustaría actualizar más, pero es algo imposible porque el tiempo corre y siempre hay más cosas que hacer.

8- ¿Has considerado editar en papel el contenido de tu blog de una forma más “profesional”?

Lo he pensado. Me gustaría editar en papel el contenido del blog para cuando lo haya cerrado/terminado definitivamente. Tenerlo como un trofeo, un grato recuerdo.
Ahora bien, editarlo en forma de revistas y demás sería bastante interesante, algo que también he pensado y me gustaría experimentar algún día.

9- ¿Cómo sintetizarías en una oración el contenido de tu blog?

Constant Motions, un blog sobre cine, televisión, literatura, música y mucho, mucho más.

10- ¿Qué planes tienes a futuro para tu blog?

Mi idea es continuar escribiendo opiniones con calidad y aptas para todo público, abiertas a debates y discusiones. Me gustaría seguir atrayendo lectores de todas partes del mundo hispanohablante y creando oportunidades para que las personas de este país encuentren un espacio donde puedan leer y escribir con libertad.

11- ¿Cómo te gustaría que la gente recordara tu labor de bloguero?

Me gusta la idea de que mi blog sirva ahora y siempre como un marco de referencia para los distintos temas que trato. También sería muy gratificante escuchar cosas como: “antes no era muy dado a la lectura pero me volví adicto al blog de Jorge Luis y eso me abrió muchas puertas… Ahora leo diversos blogs y estoy interesado en leer cuentos y novelas.”

Terminada ya la sesión de preguntas y respuestas, pasaré a nombrar mis 11 blogs predilectos. Aquellos que reconoceré públicamente con el One Lovely Blog Award.

1. Sonia Unleashed de Sonia Rodríguez (España)
2. El Cubil del Cíclope de Elwin Alvarez (Chile)
3. Ejército Geek de Carlos Fanini (República Dominicana)
4. KindleGarten de Tomás Rivera (España)
5. Amandysha de Inés Amandy Guerrero (República Dominicana)
6. El Universo de los Libros de Tatty (España)
7. Isalogía de Isaías López (República Dominicana)
8. LuisMThen de Luis Manuel Then A. (República Dominicana)
9. Ciudad y Actualidad de Aybel Ogando (República Dominicana)

Sigo algunos blogs en Inglés por lo que ahora mismo no recuerdo ni tengo guardados otros blogs de lengua hispana. Me faltarán 2 blogs que pronto reconoceré.

Ya hice mi listado (aunque incompleto), ahora pasaré a elaborar 11 preguntas para que las respondan aquellos que mencioné en mi lista.

1- ¿Porqué elegiste el nombre de tu blog?
2 – Describe tu blog con una sola palabra -sin utilizar el nombre-.
3- ¿Cómo visualizas tu blog para el final de año?
4- ¿Cuál es tu opinión general sobre los blogs de hoy en día?
5- ¿Qué crees que diferencia tu blog del de los demás?
6- ¿Usas alguna estrategia para que quien te lea por primera vez se quede siendo tu lector fiel?
7- ¿Apuntas a obtener ganancias monetarias con el blog o tan solo es una experiencia personal?
8- ¿Qué prefieres, más seguidores o más comentarios? ¿Porqué?
9- Dos consejos para una persona que quiera empezar un blog.
10- Para tu lectura, ¿prefieres un blog con temas variados o con un tema en específico?
11- ¿Cómo te sientes al haber sido reconocido con este premio?

Ufff, esto ha sido algo agotador… Por último, procederé a anunciar a mis bloggers favoritos que los he reconocido con el One Lovely Blog Award.

¡Gracias por todo!

Enamórate de una Chica que Lee…

girl_book_560
Se entiende -y es algo obvio- que la ropa y el calzado son necesarios, incluso a las carteras y a las correas se les encuentra su uso, ¿pero tanto? O sea, tanta ropa, tantos zapatos, tantas carteras. ¿Porqué?

Enamórate de alguien que gaste todo su dinero en libros y que tenga problemas de espacio en el clóset porque ha comprado demasiados. Enamórate de alguien que tenga un librero repleto. Sal con alguien que tenga una extensa lista de libros por leer. Una ávida lectora que siempre lleve en su bolso algo que empezará a continuación.

Sabrás que le gusta leer porque siempre mira amorosamente los estantes de las librerías, es aquella que grita en silencio cuando encuentra el libro que quería. ¿Ves a esa chica tan extraña oliendo las páginas de un libro viejo en una librería de segunda mano? Es la lectora. Nunca puede resistirse a oler las páginas de un libro, y más si están amarillas.

Es la chica que está sentada en Square1, leyendo mientras espera por alguien o mientras espera la siguiente clase en la Universidad de en frente. Si le echas una mirada a su vaso, verás que el Frappé ha adquirido una textura un tanto natosa, se ha vuelto prácticamente agua porque ella está absorta en la lectura, perdida en el mundo que el autor ha creado. Siéntate a su lado. Es posible que te eche una mirada llena de indignación porque la mayoría de las lectoras odian ser interrumpidas. Pregúntale si le ha gustado el libro que tiene entre las manos. Pregúntale qué tal va.

Invítala a otro Frappé (o algo más ligero) y dile qué opinas tú de Paulo Coelho. Averigua si fue capaz de terminar el primer capítulo del desastroso libro 50 Shades of Grey y sé consciente de que si te dice que entendió el Ulises de Joyce lo hace solo para parecer inteligente. Pregúntale si le encanta Alicia o si quisiera ser ella.

Es fácil salir con una chica que lee. Regálale libros en su cumpleaños, en Navidad, en San Valentín y en cada aniversario. Regálale un Kindle repleto de libros digitales. Dale un regalo de palabras, bien sea en poesía o en una canción. Dale a Neruda, a Pound, a Sexton, a Cummings, a Benedetti y hazle saber que entiendes que las palabras son amor. Comprende que ella es consciente de la diferencia entre realidad y ficción pero que de todas maneras va a buscar que su vida se asemeje a su libro favorito. No será culpa tuya si lo hace, pero le podrías facilitar mucho las cosas.

Miéntele, si entiende de sintaxis también comprenderá tu necesidad de mentirle. Detrás de las palabras hay otras cosas: motivación, valor, matiz, diálogo; no será el fin del mundo.

Fállale. La lectora sabe que el fracaso lleva al clímax y que todo tiene un final, pero también entiende que siempre existe la posibilidad de escribirle una segunda parte a la historia y que se puede volver a empezar una y otra vez y aun así seguir siendo el héroe. También es consciente de que durante la vida habrá que toparse con uno o dos villanos.

¿Por qué tener miedo de lo que no eres? Las chicas que leen saben que las personas maduran, lo mismo que los personajes de un cuento o una novela, excepción hecha de los protagonistas de la saga Twilight.

Si te llegas a encontrar una chica que lee, mantenla cerca y, cuando a las dos de la mañana la sorprendas llorando y abrazando el libro contra su pecho, prepárale una taza de chocolate y consiéntela. Es probable que la pierdas durante un par de horas pero siempre va a regresar a ti. Hablará de los protagonistas del libro como si fueran reales y es que, por un tiempo, siempre lo son. Entiéndela. Interésate.

Le propondrás matrimonio durante un viaje en globo o en medio de un concierto de rock, o quizás formularás la pregunta por absoluta casualidad la próxima vez que se enferme; puede que hasta sea por Skype. De cualquier manera sería especial.

Después de las apasionadas sesiones de amor conyugal, un poema estará a la ley del día o quizás muestras de afecto con palabras originales susurradas al oído. Dormirán con una sonrisa y despertarán aún más enamorados.

Cada día sonreirás con tal fuerza que te preguntarás por qué tu corazón no ha estallado todavía haciendo que la sangre ruede por tu pecho.

Escribirás la historia de ustedes, tendrán hijos con nombres extraños y gustos aún más raros. Ella les leerá a tus hijos The Cat in the Hat y las historias de Aslan y Narnia, tú les leerás las historias menos espantosas de Stephen King. Cuando los niños sean mayores, la colección de Harry Potter y la trilogía de El Señor de los Anillos no faltarán en el estante. Scrabble sería el juego de mesa preferido en el hogar.

Enamórate de una chica que lee porque te lo mereces. Te mereces una mujer capaz de darte la vida más colorida que puedas imaginar. Si solo tienes para darle monotonía, horas perdidas y propuestas a medio cumplir, te vendrá mejor estar solo. Pero si quieres el mundo y los mundos que hay más allá, enamórate una chica que lee.

Ya sea ficción, no-ficción, literatura contemporánea, romance, biografías o textos que tengan que ver con su carrera o su trabajo, la mujer que lee a menudo sabe dar dimensión a su vida. Maneja un vocabulario impecable y se expresa con suma facilidad. Es segura de lo que quiere y a quien quiere en su vida. Es una mujer que se nutre día tras día y ejercita su cerebro. Se mantiene joven, interesante y la conversación nunca es un problema.

¿Te atrae todo lo expuesto aquí? Entonces, enámorate de una chica que lee y trata de no quedarte atrás y empieza a leer.

Enamórate de una Chica que NO Lee…

Partygirl_by_cherieroberts

Encuéntrala en medio de la fastidiosa mugre de algunos de los bares más concurridos de la ciudad. Encuéntrala en medio del humo de cigarrillo, del sudor y el vaho del borracho que se encuentra sentado a tu lado, del incansable pum-pum-pum que ahora quieren llamar música y de las luces multicolores típicas de una discoteca de lujo.

Donde sea que la encuentres, descúbrela sonriendo y asegúrate de que la sonrisa permanezca incluso cuando su interlocutor le haya quitado la mirada. Cautívala con trivialidades poco sentimentales; dale “muela” usando las típicas frases de conquista y ríe para tus adentros pensando en tu más reciente éxito, tu más reciente conquista.

Sácala a la calle cuando los bares y las discotecas hayan dado por concluida la velada, pero cuidado con los atracadores y policías que se “buscan el moro” de manera poco profesional. Una vez afuera, ignora el peso de la fatiga, el peso de una larga jornada laboral. ¿Está lloviendo? Pues no seas palomo y bésala bajo la lluvia y deja que la tenue luz de un farol los ilumine, así como has visto que ocurre en las películas. Haz un comentario sobre el poco significado que todo eso tiene, no vaya a ser que se te enamore la muchacha. Llévatela a tu apartamento y despáchala luego de (hacerle el amor) tirártela. Pagarle el taxi es opcional.

No dejes de llamarla. Vuélvanse a ver. Deja que la especie de contrato que, sin darte cuenta has celebrado con ella se convierta poco a poco, incómodamente, en una relación. Descubre intereses y gustos comunes como la fritura y el dembow, y construye un muro impenetrable alrededor de ellos.

Haz del espacio común un espacio sagrado y regresa a él cada vez que el aire se torne pesado o las veladas parezcan demasiado largas. Háblale de cosas sin importancia y no pienses demasiado. Deja que pasen los meses sin que te des cuenta.

Proponle que se mude a vivir contigo y déjala que decore a su gusto. Peléale por cosas insignificantes como que la maldita cortina de la ducha debe permanecer cerrada para que no se llene de ese maldito moho y deja que te peleé cada vez que dejes la maldita tapa del retrete abierto o no quieras sacar la maldita basura a tiempo.

En poco tiempo el sexo será aburrido, monótono, y quizás ambos empiecen a encontrar placer en otros brazos, en otros cuerpos. Los minutos antes de dormir serán eternos, nadie tendrá nada que decir o no encontrarán la manera de narrar sus días; será una ya acostumbrada competencia de quién se duerme primero. Entre gruñidos y ronquidos, cada quien mira hacia otro lado, pero amándose en silencio, sin saber cómo empezar a expresarlo. Deja que pase un año sin que te des cuenta.

Pero comienza a darte cuenta, por favor.

A pesar de todo, llega a la conclusión de que probablemente deberían casarse porque de lo contrario habrías perdido mucho tiempo de tu vida y no quieres empezar de nuevo. Invítala a cenar a un restaurante en Los Jardines Metropolitanos, pero que sea uno que se salga de tu presupuesto (pide el dinero prestado a un amigo) y luego llévala al Camp David, donde hay una vista hermosa de la ciudad. Tímidamente (y ya orquestado) pídele al mesero que le traiga la copa de champaña con el modesto anillo dentro. Apenas se dé cuenta, proponle matrimonio con todo el entusiasmo y la sinceridad de los que puedas hacer acopio (siempre una rodilla en el suelo). No te preocupes si sientes que tu corazón está a punto de atravesarte el pecho, y si no sientes nada, tampoco le des mucha importancia… Total.
Si hay aplausos a su alrededor, deja que terminen. Si ella llora, sonríe como si nunca hubieras estado tan feliz, y si no lo hace, igual sonríe.

Deja que pasen los años sin que te des cuenta. Construye una carrera en vez de conseguir un trabajo. Compra una casa y ten dos (o tres, o cuatro, o cinco) hermosos hijos. Trata de criarlos bien.

Falla a menudo. Cae en una aburrida indiferencia y luego en una tristeza de la misma naturaleza. Sufre la típica crisis de los cincuenta. Envejece. Sorpréndete por tu falta de logros. En ocasiones siéntete satisfecho pero vacío y etéreo la mayor parte del tiempo. Durante las caminatas, ten la sensación de que nunca vas regresar, o de que el viento puede llevarte consigo. Contrae una enfermedad terminal. Muere.

Pero morirás sólo después de haberte dado cuenta de que esa chica -que nunca tomó un libro en sus manos- jamás hizo vibrar tu corazón con una pasión que tuviera significado; que nadie va a contar la historia de sus vidas después que no estés, y que ella también morirá arrepentida porque nada provino nunca de su capacidad de amar.

Haz todas estas cosas que ya he mencionado, maldita sea, porque no hay nada peor que una chica que lee. Hazlo, te digo, porque una vida en el purgatorio es mejor que una en el infierno. Hazlo porque una chica que lee posee un vocabulario capaz de describir el descontento de una vida insatisfecha.

Un vocabulario que analiza la belleza innata del mundo y la convierte en una alcanzable necesidad en vez de algo maravilloso pero extraño a ti.

Una chica que lee hace alarde de un vocabulario que puede identificar lo espacioso y desalmado de la retórica de quien no puede amarla, y la inarticulación causada por el desespero del que la ama en demasía.

Un vocabulario, maldita sea, que hace de tu sofística vida vacía un truco barato.

Haz todas estas cosas que ya he mencionado porque la chica que lee entiende de sintaxis: la literatura le ha enseñado que los momentos de ternura llegan en intervalos esporádicos pero predecibles y que la vida no es plana. Sabe y exige, como corresponde, que el flujo de la vida venga con una corriente de decepción.

Una chica que ha leído sobre las reglas de la sintaxis conoce las pausas irregulares –la vacilación en la respiración– que acompañan a la mentira. Sabe cuál es la diferencia entre un episodio de rabia aislado y los hábitos a los que se aferra alguien cuyo amargo cinismo continuará, sin razón y sin propósito, después de que ella haya empacado sus maletas y pronunciado un ‘inseguro’ adiós. Inseguro porque ella es humana, por supuesto, tiene sentimientos pero tiene aún más razonamiento.

Ella tiene claro que en su vida no serás más que unos puntos suspensivos y no una etapa, y por eso sigue su camino, porque la sintaxis le permite reconocer el ritmo y la cadencia de una vida bien vivida.

Enamórate de una chica que no lee porque la que sí lo hace sabe de la importancia de la trama y puede rastrear los límites del prólogo y los agudos picos del clímax; los siente en la piel. Será paciente en caso de que haya pausas o intermedios, e intentará acelerar el desenlace. Pero sobre todo, la chica que lee conoce el inevitable significado de un final y se siente cómoda en ellos, pues se ha despedido ya de miles de héroes con apenas una pizca de tristeza. Tristeza que tarda muy poco.

No te vayas a enamorar jamás de una chica que lee porque ellas han aprendido a contar historias. Te verían en novelas de Joyce, de Nabokov, de Virginia Woolf; tú en una biblioteca, o parado en una estación de la Omsa (¿eso existe aún, verdad?), tal vez sentado en una mesa de Square1, o mirando por la ventana de tu habitación en el 3er piso. Serías un personaje más y, como tal, acabarías cuando se cierre un libro por última vez. Si así ella lo quiere, claro está. Pero a ti, amigo conforme, dudo que te quiera.

La lectora se ha convertido en una espectadora más de su vida y la ha llenado de significado. Insiste en que la narrativa de su historia es magnífica, variada, completa; en que los personajes secundarios son coloridos y el estilo atrevido. Ella, la chica que lee, te hará querer ser todo lo que no eres. Pero eres débil y fallarás porque ella ha soñado, como corresponde, con alguien mejor que tú y no aceptará -jamás- la vida que describí al comienzo de este escrito.

La chica que lee no se resignará a vivir sin pasión, sin perfección, a llevar una vida que no sea digna de ser narrada. Por eso la puedes mandar a Puerto Rico en Yola y decirle que se lleve a su Hemingway con ella… la odiarías, en verdad la odiarías.

Así que, por todo lo que he escrito y descrito, mejor enamórate de una chica que NO lee.