Opinión de la Película “The Hunger Games: Mockingjay – Part 1” (2014)

mockingjay_poster_by_vanja1995-d7i57yiTeniendo en cuenta que tuve la oportunidad de ver The Hunger Games: Mockingjay – Part 1 prácticamente desde que salió, no hay dudas de que este post llega un poco tarde.
Y en verdad no puedo inventar excusas, pero quizás la decepción o la idea de hacer una entrada única cuando viera el cierre de la saga serían las más cercanas.

Si es extremadamente raro que una película sea mejor que el libro del cual está adaptado y si Mockingjay, escrito por Suzanne Collins y publicado en el 2010, fue el libro que menos me gustó, entonces, ¿porqué me hice la idea de que sería una excelente película?

Katniss Everdeen se encuentra en el Distrito 13, bajo el liderazgo de Alma Coin y la protección de viejos amigos. En su intento de salvar a Peeta y a toda la nación, Katniss se convertirá en el Sinsajo –the Mockingjay- un símbolo de la rebelión y justicia.

Desde que supe que iban a dividir el libro en dos películas expresé mi descontento. No me andaré con rodeos ni tecnicismos: Mockingjay – Part 1 es un trailer de dos horas sobre Mockingjay – Part 2, y créanme, no soy el único que piensa y dice eso.

Ahora bien, Francis Lawrence hace un estupendo trabajo detrás de las cámaras y los 125 millones de dólares de presupuesto no fueron desperdiciados. La actuación fue muy buena y la lista de actores se extiende en esta entrega.

Volvemos a contar con Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Liam Hemsworth, Donald Sutherland, Woody Harrelson, Elizabeth Banks, Stanley Tucci, Willow Shields y el fallecido Philip Seymour HoffmanTambién regresan Jena Malone, Sam Claflin y Jeffrey Wright y se incorporan Julianne Moore, Natalie Dormer y Mahershala Ali.

En la música se destaca Lorde y la misma Jennifer Lawrence tiene una participación musical como parte de la trama dentro del film.

The Hunger Games: Mockingjay – Part 1 es una película que prácticamente tendrán que ver por obligación, es parte de una cadena, un enlace entre películas de una saga que casi concluye. Es un penúltimo esfuerzo con sólidas actuaciones, trasfondo político y momentos emotivos, pero con poca acción, ritmo pausado y fácilmente olvidable. 6.5/10

Fallece actor Philip Seymour Hoffman en Nueva York

Philip-Seymour-Hoffman-El actor ganador del Óscar (-2006- como mejor actor en “Capote”) Philip Seymour Hoffman (de 46 años de edad) fue hallado muerto en su apartamento en la ciudad de Nueva York.

Los oficiales aún no han determinado la causa de muerte, pero se especula sobredosis de drogas (como es usual en estos casos). Se dice que encontraron el cuerpo con una jeringa en el brazo.

Según el Wall Street Jornal, Seymour Hoffman fue encontrado por un guionista a las 11:15 de la mañana del domingo 2 de febrero y fue éste quien llamó al 911.

Seymour Hoffman actualmente estaba trabajando para las venideras películas de “The Hunger Games: Mockingjay 1 y 2”.

Paz a sus restos y fortaleza a su familia.

The Hunger Games: Catching Fire

CapturaPara Katniss Everdeen nada es lo mismo desde que regresó de los Juegos del Hambre (los eventos presentados en la primera parte). Tiene más dinero del que podría necesitar, reside en la cuadra de los victoriosos y tiene a su familia -y a su(s) amor(es)- bien cerca. Ha empezado a vivir bajo la promesa de que no tiene que preocuparse por nada más durante el resto que le quede de vida.

Si todo esto fuera cierto, la historia hubiese acabado con un solo libro, con una sola película.

The Hunger Games: Catching Fire es la segunda película basada en el segundo libro de Suzanne Collins, llamado Catching Fire. El libro se publicó en el 2009 y es en este año que la adaptación ve la luz… Una excelente adaptación, en mi opinión.

Se narra la historia de Katniss y Peeta (y todos quienes los rodean) después de ganar los Juegos del Hambre. Ahora tendrán que participar en una travesía -un Tour– por todos los distritos pues el capitolio los presenta como los ganadores más recientes.

Antes de eso, el Presidente Snow visita a Katniss -sabiendo que su amor verdadero es Gale y que sus sentimientos hacia Peeta son una actuación-. Snow pide a Kat convencer a todos -pero principalmente a él- de que ese amor es verdadero ya que se están empezando a ver indicios de revolución y nadie quisiera una guerra.

Katniss trata de convencer a todo el mundo pero su victoria ha dado esperanzas y los distritos la empiezan a ver como una líder. Decepcionado, furioso y asustado, el Presidente Snow busca una manera de eliminar a Katniss de una vez por todas.

The Hunger Games: Catching Fire es excelente y supera a la primera instalación a gran escala.

Es difícil que den un Premio de la Academia por actuaciones en películas como ésta pero debo decir que Jennifer Lawrence hace un trabajo formidable; ella es capaz de transportar su talento a películas menos exigentes -en cuanto a actuación per se se refiere- como ésta. Y a su lado tuvo a un elenco bastante balanceado. Josh Hutcherson y Liam Hemsworth hicieron un trabajo bastante pasable (mucho mejor que en la primera entrega), se notaban más cómodos y más equilibrados en esta adaptación. Liam nuevamente cuenta con poco tiempo en pantalla, en la próxima lo verán más, lo puedo asegurar.

Los papeles de Woody Harrelson y Elizabeth Banks son bastante parecidos a la entrega anterior, sus personajes no evolucionan mucho de una película a otra. Lo mismo puedo decir de Donald Sutherland y el Presidente Snow.

Quienes me sorprendieron bastante fueron Philip Seymour Hoffman y Jena Malone, personajes nuevos en la serie pero con gran impacto. Ambos actores hicieron un excelente trabajo, en mi opinión. También debo mencionar positivamente el trabajo de Jeffrey Wright (como Beetee) y Willow Shields (como Prim). Quien no me sorprendió mucho fue Sam Caflin (como Finnick Odair).

La edición de video y sonido fueron excelentes, los efectos especiales están muy bien logrados (mucho mejor que en la primera parte), la música es muy buena y ya no notaremos esa molesta tembladera de cámara que tanto afectó a la primera entrega.

The Hunger Games: Catching Fire no es perfecta (eso no existe en el cine), pero es lo mejor que he visto este año. Es una adaptación bastante fiel al producto original, sentía que nadaba entre las páginas del libro, sentía que estaba releyendo el material. Fue una experiencia muy agradable… y ni hablar del trasfondo político-social, ufff.

Aún no estoy seguro en si harán dos partes de “Mockingjay” (“Sinsajo”) como estaba previsto, o una sola pero, si quieren saber (sin spoilers) qué esperar de ella, les daré un adelanto:

Esperen un transcurso de película un poco triste y depresivo, esperen mucha acción, una guerra, más tiempo en pantalla de Liam Hemsworth, muchas pérdidas trágicas, unos cuantos giros, la elección amorosa de Katniss y muchas cosas más. Personalmente pienso que todo se podría lograr en una película pero, ¿qué se yo de eso?

Por ahora hay que conformarse con esta película (o, mejor aún, que lean todos los libros).

He abundado en demasía pero repetiré una vez más, The Hunger Games: Catching Fire es excelente; si no la han visto vayan a verla y no dejen que la primera parte les nuble el entendimiento. Son directores diferentes, son actores más maduros… es un resultado distinto, mejorado, satisfactorio… De lo mejor que he visto este año.

Moneyball

Quien supo algo de esta película antes de verla pudo darse cuenta que es un film que gira alrededor del Baseball de Grandes Ligas. Aún así es un drama que puede gustar a todo tipo de personas, gusten o no del deporte.

Moneyball está inspirada en un libro llamado Moneyball: The Art of Winning An Unfair Game (El arte de ganar un juego injusto), el cual fue escrito por Michael Lewis quien se basó en la temporada del 2002 de los Oakland Athletics y su Gerente General, Billy Beane, que también fue jugador antes de pasar detrás de los escritorios. El film pasa eventos de ambas partes de su carrera, pero se enfoca más en su gerencia y su controversial estilo.

Sucede que Billy Beane, Gerente General de los Atléticos de Oakland, tiene uno de los presupuestos más bajos en toda la Liga y si quiere competir y llegar -o intentar llegar- a la Serie Mundial debe de encontrar la manera de hacerlo.
Beane se vuelve un gerente controversial al utilizar las estadísticas de los jugadores como datos para ser analizados profundamente para, a partir de esto, seleccionar a los jugadores y ofrecerles un contrato.

Billy Beane está personificado por Brad Pitt (en los que no hay semejanza física alguna). Pitt hace un buen trabajo, aunque quizás un poco sobrevalorado por el público, ya que el rol -el cual fue presentado con maestría- no era uno muy exigente.

Por el otro lado, tenemos a Jonah Hill, quien interpreta de manera grandiosa a Peter Brand. Como dato curioso, Peter Brand es un nombre ficticio ya que a quien Hill interpretaba verdaderamente era a Paul DePodesta, quien no quiso que su nombre saliera en el film, por razones personales. Estos dos personajes sí que son diferentes como lo muestra esta foto.

Entre los demás actores de reparto, tenemos a Chris Pratt, Stephen Bishop, Robin Wright, Brent Jennings y Nick Porrazzo. Como mención especial tenemos a Philip Seymour Hoffman, quien interpreta a Art Howe, sin siquiera hacer el esfuerzo por rebajar para este film. Imagino que a Art Howe -quien siempre se mostró orgulloso de mantenerse en forma aún cuando manager- no le gustará mucho su personificación.

Como casi toda película basada en eventos del pasado, Moneyball tiene sus visibles errores, tales como banderas del 2004 y 2007 en el Fenway Park de Boston. Nada de esto afecta a la increíble trama que adaptó el excelente guionista ganador de Oscar, Aaron Sorkin (“A Few Good Men”, “The Social Network”).

Como ya dije, las actuaciones son muy buenas, aunque Brad Pitt y Jonah Hill cargan casi con todo el peso del film, el guión fue una excelente adaptación del libro. Además de esto el audio de la película es grandioso, utilizaron el tipo de audio que se usa para filmar documentales, el eco y la resonancia que nos acerca más a la realidad que estamos disfrutando en nuestra pantalla combinados con los silencios bien puestos. Los videos de los juegos de Baseball fueron bien manejados y el director hizo uso de muy buenas tomas y supo como mantener la tensión en los momentos claves. La iluminación y los colores de la película fueron agradables a la vista, en mi opinión.

Quizás para haber gastado 50 millones en la realización de esta película y haber hecho 75 millones, los productores no utilizaron mucho de la fórmula de Billy Beane pero, aunque no sé mucho de los elementos que necesita una película para ser nominada a los grandes galardones, no dudo verla en una de esas listas muy pronto.

Como fanático de los Mets de Nueva York pude notar varias coincidencias con estos dos equipos. Billy Beane fue descubierto y firmado -como jugador- por los Mets, por un tiempo, Beane trabajó bajo Sandy Alderson, quien ahora es el Gerente General de los Mets, DePodesta también trabaja con Alderson en la actualidad. El manager de Oakland en ese entonces era Art Howe, quien posteriormente fue manager de los Mets en los años 2003-2004. 

Les recomiendo totalmente esta película y, por ahora, termino de escribir esta entrada para seguir leyendo el libro en el cual se basó este film, está muy interesante y es sumamente adictivo; es probable que pronto vean una entrada hablando sobre él.