Opinión de la Película “X-Men: Days of Future Past” (2014)

poster-trio

Sin dar importancia a las opiniones mixtas que pude leer mayormente en Twitter, ésta era una película que estaba esperando por minutos.

X-Men: Days of Future Past es otra instalación en el universo de los conocidos mutantes y une las dos vertientes: las primeras películas que arrancaron a inicios del milenio con los hechos acontecidos en First Class.

Entiendo el descontento y desilusión de muchos, pues Days of Future Past se apoya más en una buena trama con reducida escenas de acción. Está fuertemente respaldada por excelentes actuaciones de un elenco de primera y, por supuesto, efectos especiales excepcionales.

En una inimaginable unión entre el Profesor X y Magneto, los X-Men envían a Wolverine al pasado en un intento desesperado de corregir algunas acciones tomadas en ese entonces y tratar así de prevenir sucesos que acabarían con los mutantes y la humanidad 50 años más adelante.

Es una trama tomada del cómic que fue lanzado en el 1981 y, por supuesto, incluye notables cambios y adiciones. Puede que también incluya algunas referencias externas y apoyen parte del proyecto en éstas.

Days of Future Past es una película excelente dentro del género, muy pulida y satisfactoria para el público más adulto y amante de el universo Marvel.

Dije que cuenta con un elenco de primera, y debo mencionar algunos nombres como James McAvoy y Michael Fassbender y Patrick Stewart e Ian McKellen (quienes interpretan las versiones jóvenes y más adultas de Charles Xavier y Magneto), además, Jennifer Lawrence, Peter Dinklage y Hugh Jackman en roles de más demanda, con Ellen Page, Nicholas Hoult, Halle Berry, Shawn Ashmore y Evan Peters dando soporte.

No hagan mucho caso a lo que puedan leer en los medios, Days of Future Past es lo que toda película de súper-héroes contemporáneos debería ser: una buena dosis de acción pero con una trama que vale cada minuto. No dejen de verla… Puede ser en el cine o en la comodidad de su hogar, se puede disfrutar igual. Es de esas películas que se pueden ver más de una vez y maneja temas difíciles de manera convincente. No les hablé mucho de los detalles técnicos, pero es obvio que vale la pena… No la dejen pasar.

Opinión de la Película “Haywire” (2011)

Entonces, tenemos a Gina Carano, una mujer que, cuando joven, sobresalió en deportes como baloncesto, softball y volleyball; no sin antes estudiar gimnasia, ballet, tap-dance y montar caballos.

Una mujer que luego se entrenaría en Muay Thai (arte marcial originario de Tailandia, el cual se desarrolla de pie por medio de técnicas combinadas de piernas, codos, rodillas y brazos) y que luego pasaría a formar parte de la MMA (artes marciales mixtas), sobresaliendo en ambas disciplinas.

Entonces, tenemos a Gina Carano, un rostro bonito y un cuerpo digno de las disciplinas que sigue pero con cero dotes de actriz y rodeada de conocidos actores como Michael Douglas, Antonio Banderas, Ewan McGregor, Michael Fassbender, Bill Paxton y Channing Tatum.

Haywire es una película filmada bajo el mando de Stephen Soderbergh, ganador de Oscar por la película Traffic y quien, además, tiene bajo su manga la trilogía de Ocean’s Eleven y la reciente Contagion.

Trata sobre una súper-soldado que busca venganza en contra de sus superiores después de haber sido engañada y haber corrido el riesgo de ser asesinada en el proceso.

Es una película que no ofrece nada nuevo, aunque estamos más acostumbrados a ver hombres en estos roles protagonistas. Películas como “Salt” y ésta misma rompen esa barrera, para mencionar algunas recientes.

La trama es bastante cliché, aporta, como ya dije, pocos elementos novedosos y es muy predecible.

La actuación de Carano deja mucho que desear aunque no se niega su destreza a la hora de asestar golpes y patadas. El elenco es sorprendente pero son tantos actores que el tiempo de la película (aprox. 90 minutos) no es suficiente para una participación justa de cada uno de ellos.

Las secuencias de artes marciales están bien coordinadas pero no puedo decir lo mismo de la música, la cual se vuelve repetitiva y, a veces, parece estar colocada de manera cuestionable en algunas escenas aleatorias.

Es recomendable si no se tiene muchas expectativas, la larga lista de actores me hizo pensar que Haywire tendría potencial… pudo tenerlo pero se quedó corta.

Opinión de la Película “Prometheus” (2012)

Prometheus es el nombre de la nave en el que un grupo de científicos viaja por el universo en búsqueda del origen de la humanidad. Éste viaje los lleva a un planeta donde enfrentarán un peligro que no sólo amenaza con sus vidas, sino con la de todo el planeta Tierra.

El conocido director Ridley Scott (G.I. Jane, Gladiator, Hannibal, Black Hawk Down, Kingdom of Heaven, American Gangster, Body of Lies, Robin Hood) se encargó de llevar el timón de esta gran travesía y, les cuento, salió muy bien parado, en mi opinión.

Damon Lindelof (Lost, Cowboys And Aliens) escribió el guión junto a Jon Spaihts, y en ésto sí que hubo una ligera decepción… les cuento más adelante.

Entre los actores tenemos a Noomi Rapace (protagonista de las versiones suecas/originales de “The Girl With The Dragon Tattoo” y sus continuaciones), también tenemos a Michael Fassbender, Charlize Theron, Idris Elba, Guy Pearce y Logan Marshall-Green. Un elenco de nombre y calidad que trabajó muy bien en conjunto para hacer realidad una historia que grita Ciencia Ficción.

Prometheus es una película pasable, y es una pena porque era una película muy esperada por muchos (yo incluído, aunque no es de mi género predilecto). Al principio es sumamente lenta, hasta un punto que me cuestioné si en verdad iba a soportar sus dos horas de duración.

A pesar de tener buenos actores, los personajes a quienes ellos interpretan dejan mucho que desear (mi personaje favorito fue Janek, interpretado por Idris Elba). Noomi Rapace, a mi parecer, hizo un magnífico trabajo.

Pero bien, a pesar de unos 30 minutos sumamente lentos, la película toma ritmo y acelera con precisión y se convierte en un film disfrutable durante el resto del mismo. El ambiente es grandioso, espectacular… aunque admito que el 3D es algo inútil, soso. Los gráficos son muy buenos, en fín, la cinematografía se gana todos los puntos.

La trama de la película, al igual que los personajes, deja mucho que desear; se nota un poco floja y no muy elaborada, más bien una historia donde arrojas un grupo de personajes y empiezas a ver cómo todo fluye, no la mejor fórmula en todos los casos.

Como pueden notar, la película tiene sus altas y sus bajas… a mi, particularmente, me ha gustado. Me pareció interesante, entretenida; algo diferente a lo que he visto últimamente… No por eso deja de ser una película pasable. Le doy un 7.

Shame

 

Algunas personas se quejan cuando una película no nos dice nada, cuando transcurre sin que pase algo concreto o carece de una historia. El director Steve McQueen no nos dice nada con “Shame”, pero sí nos enseña visualmente algo, lo que él quiere mostrarnos.

Después de que su film del 2008 “Hunger” fuera un éxito, muchos esperaban con ansias a “Shame”. Unos pensaban que fracasaría y otros todo lo contrario. Yo no puedo decir nada general, tendrían que ser su propio juez.

Si hubiese sabido de la existencia de “Hunger” antes que ésta, la hubiese visto primero -y no, no es una precuela ni nada parecido-. Según entiendo, es una historia verídica de un grupo de carceleros que protestan dejando de comer. Una película mostrada de manera similar a ésta.

Pero bien, por ahora nos interesa hablar de Shame.

Brandon Sullivan es un hombre adicto al sexo… así de sencillo. Adicto de una manera dañina, destructiva y que lo consume; o sea, una adicción per se (nada de que simplemente le gusta mucho y tiene maneras y posibilidades de practicarlo con frecuencia). Brandon vive solo en la ciudad de Nueva York, dueño de su apartamento y con un buen empleo, cultiva su vida privada lo mejor que puede. Todo se complica cuando su hermana, Sissy -quien también tiene sus propios problemas, aunque distintos a los de Brandon- se queda a vivir con él por un tiempo.

La trama de Shame se refleja en la vida de Brandon: su vida en general, su empleo, sus relaciones sociales y las sexuales. La película está cargada de fuertes escenas sexuales, todas carentes de erotismo y amor y llenas de depravación mientras el protagonista cae en el espiral de la adicción cada vez haciéndose más difícil el escape.

Veremos a Brandon conseguirse mujeres aleatorias en la calle, también pagando a prostitutas, mirando pornografía con frecuencia diaria, masturbándose en cualquier momento y hasta sosteniendo relaciones homosexuales.

Michael Fassbender interpreta a un personaje que no nos gustará en lo absoluto: oscuro y consumido en sus destructivas necesidades… un hombre batallando contra su adicción, y perdiendo por mucho. Una excelente personificación del actor.

Carey Mulligan interpreta a Sissy, un complejo y dramático personaje, acostumbrada a hacerse la víctima y con ojos siempre tristes. También hizo un gran trabajo.

Nosotros, los espectadores, nos sentiremos intrusos en las vidas de estos dos personajes. Y ahí es que se denota la maestría del director, Steve McQueen. Como dije en un principio, puede que la película no nos diga nada, pero si nos enseña el daño que puede causar esta adicción.

Como psicólogo, decidí ver esta película para explorar en los confines de esta enfermedad y quedé muy satisfecho con lo que me mostró. Sinceramente, no es una película para todo el mundo; está fuertemente cargada de desnudez, sexo y uso de drogas, y muchos dirán al final que perdieron su tiempo porque la película no tenía trama alguna.

Shame tiene una tonalidad lúgubre y algo siniestra, muy a-la American Psycho y la música depende mucho de las teclas de un piano.

Creo, de veras, que lúgubre, sombría, fría son adjetivos adecuados para describir este film, además de enfatizar que es una película muy adulta y no para todo adulto.

Centurion

Un muy reducido grupo de soldados romanos quedan vivos después de una emboscada enemiga. Este grupo debe sobrevivir tanto a la interperie como a una experta cazadora que le sigo los pasos.

Centurion es una película cargada de acción y adrenalina en conjunto a las ganas de sobrevivir mezcladas con el ímpetu que genera el tener una venganza inminente en planes.

Neil Marshall es quien dirige esta película, director de “The Descent” y “Doomsday” (la última me gustó bastante, la primera no tanto). Además, se ha encargado de dirigir uno de los últimos episodios de la segunda temporada de Game of Thrones.

La película está ambientada en los años 117 a.C. y tiene que ver mucho con el imperio romano y aquellos quienes le ofrecieron resistencia, unos salvajes llamados “Picts”.

Esperen ver sangre y miembros volando por doquier, amputaciones inverosímiles y cuerpos atravesados por flechas y lanzas. Centurion no es enteramente violenta, pero tiene sus escenas fuertes.

La película es sumamente interesante y corta para este tipo de entregas (apenas 97 minutos). Michael Fassbender es el protagonista y poco puedo opinar sobre su actuación aquí, ya que siempre he considerado este tipo de films como productos de bajo índice necesario para actuar. Aún así, muchos conocemos a Fassbender y sabemos que es un muy buen actor, como demuestra en filmes sucesores a éste. Junto a Michael, tenemos a Dominic West y a Olga Kurylenko; ésta última tiene un papel mudo y bastante sencillo, aún así  resulta ser excelente antagonista.

Centurion tiene sus puntos débiles, tales como que no crea personajes memorables, también elimina muy temprano a uno que prometía mucho. La villana se suponía tenía excelente rastreo y aún así, a veces, dejaba escapar al grupo cuando estaba debajo de sus narices, cuando una vez pudo ubicarlos del otro lado de un río.

A pesar de esto, la película logra entretener. Y, es cierto, Centurion nunca llevará el status de “Gladiador”, “Braveheart” y series como “Spartacus y “Game of Thrones” pero, al parecer, nunca fue la intención. A lo mejor se quiso evitar el mucho-hablar y concentrarse más en la acción y el juego del Gato-y-el-Ratón. No es épica, pero es un buen aporte al género.

A Dangerous Method

Como psicólogo que soy, me interesé bastante en esta película desde que salió de la boca de un colega hace unos meses. La verdad es que esperaba una película impactante, una trama inteligente y personajes memorable. La realidad fue otra.

A Dangerous Method traza detalles de las vidas de algunas personas que dieron forma a lo que hoy es la psicología. La intensa relación entre Carl Jung y Sigmund Freud y cómo sus diferencias ayudan a forjar la ciencia. Además, la relación entre Carl Jung y Sabina Spielrein, que comienza como médico-paciente y evoluciona a algo más carnal. También se incluyen algunas escenas presentando al controversial Otto Gross.

No puedo opinar nada en contra los aspectos técnicos ni las actuaciones, (mayormente las masculinas). Keira Knightley no hace mal trabajo, y aunque quizás muchos terminen difiriendo conmigo, no quedé totalmente convencido con sus presentaciones durante los estados de crisis de su personaje. Viggo Mortensen -casi irreconocible- hace de un buen Freud, pero quien carga la película es Michael Fassbender como Carl Jung, lo hace muy muy bien.

La película NO es una biografía de los personajes mencionados, más bien el transcurso de algunos años en sus vidas y el entable de sus relaciones con cada uno. Mientras investigaba sobre ellos me percaté de que -aunque lógico- algunos detalles fueron obviados y otros fueron extendidos. Pero la esencia permanece.

La película muestra elementos como intriga, escenas dramáticas y emocionales, tensión sexual, infidelidad, culpabilidad, el entorno de trabajo y familiar, discusiones y más.

La recomiendo para compartir en salones de clases, ya que se muestra, a veces, muy enciclopédica y puede añadir ciertos conocimientos tanto históricos como conceptuales. Fuera de esto, a algunos puede parecerles una película entretenida (educativa), a otros no tanto; más bien aburrida, lenta y sosa. Digamos que yo estoy en el medio de las dos vertientes.