This Is the End

this_is_the-endThis Is the End es una historia bastante alocada de un grupo de actores que experimentan los sucesos del apocalipsis en medio de una fiesta.

Los actores se encarnan a ellos mismos y la lista es bastante larga; la protagonizan Seth Rogen, Jay Baruchel, James Franco, Danny McBride, Jonah Hill y Craig Robinson. Hacen apariciones Emma Watson, Michael Cera, Rihanna, Jason Segel, Channing Tatum, Mindy Kaling y Paul Rudd, para mencionar algunos.

No es mucho en lo que se pueda abundar sobre la película pero siguiendo un poco con la trama, después que los eventos apocalípticos cobran mayor fuerza, los protagonistas se encuentran encerrados en la casa de James Franco con pocas provisiones y pocas esperanzas de salir a buscar más, pues algo que aparenta aterrador se escucha fuera.

This Is the End es una película muy loca, ya lo dije. Es tan loca que puedes odiarla completamente o puede gustarte en demasía. Yo me centro en el medio de la escala, quizás siendo minoría.

Es difícil sentirse identificado con algún personaje o ‘sacar’ alguno que sea memorable, de hecho, es difícil que alguno te agrade, pues son unos tontos, hipócritas, inmaduros y se viven ‘matando’ entre ellos.

La película “se deja ver” pero por ratos no parece una comedia; se torna muy pesada y algo extrema. Los chistes son fuertes; se habla mucho de partes íntimas, masturbación, violación; incluso un personaje se orina encima, bebiendo de sus fluidos… Con ésto demuestro que no es una típica comedia para todo el mundo, muchos pueden hasta sentirse ofendidos y asqueados.

En conclusión, si conocen el tipo de comedia que suelen hacer los actores que mencioné se pueden hacer una idea de lo que verán… a eso le añadimos los detalles que les comenté y casi casi tienen un retrato de la película… Pero les aseguro que eso no es todo, pero tampoco les diré… Véanla bajo su propio riesgo, en mi opinión creo que está un poco sobrevalorada… ustedes me harán cambiar de opinión o mantenerla.

The Invention of Lying

Invention-of-lying¿Se imaginan un mundo donde nadie diga mentiras ni oculten sus sentimientos, pensamientos y demás?

The Invention of Lying juega un poco con esa premisa y creo que la desarrolla de una manera jocosa y aceptable.

Ricky Gervais y Jennifer Garner protagonizan esta comedia junto a Jonah Hill, Rob Lowe y Tina Fey.

Mark Bellison es un guionista no muy bueno, es bajito, tiene sobrepeso y una nariz achatada, no tiene mucho dinero ni mucha suerte con las mujeres. Mark está a punto de ser despedido y fue rechazado por la mujer que ama en plena primera cita. Mark debe una gran parte de la renta de su apartamento y su madre está hospitalizada y muy enferma.

Nada pinta muy bien en la vida de Mark, pero todo eso empieza a cambiar cuando descubre que tiene el talento de alterar la verdad, decir cosas que no son. Yo me evitaría el tener que redundar tanto si tan solo usara el término “Mentir”, pero es una palabra que nadie conoce en el mundo de este film.

El protagonista de The Invention of Lying empieza a manipular la verdad para poder conquistar a Anna, inventa la ficción y se convierte en profeta, pero todo eso parece no afectar la percepción que tiene Anna de él.

El concepto de la película me pareció genial y la ejecución fue muy buena. Gervais hizo de todo un poco para lograr un producto presentable, fue protagonista, co-director y co-escritor. El resto del elenco ejecutó bien sus respectivos papeles y la música y la cinematografía dan color y vida a una película que tiene tanto de comedia como tiene de drama.

The Invention of Lying los hará reír, los hará meditar un poco y los mantendrá entretenidos por menos de 100 minutos. ¡Garantizado!

The Watch

imagesNunca he catalogado una película de comedia como “buena” y si lo he hecho no recuerdo una que pueda mencionar en estos momentos. Las películas de comedia -para mi- casi siempre rondarán entre los 5 y 7 puntos (en una escala de 10) y menos de ahí si es tan absurda que la considere papas fritas en manos de un obeso.

The Watch es una de esas películas que caen dentro de ese eslabón (5-7 puntos). Una película sencilla con un buen toque de ciencia ficción, buscándole el humor en cada extremidad, por decirlo de alguna manera.

Ben Stiller protagoniza esta comedia junto al gracioso Vince Vaughn y apoyados por Jonah Hill y Richard Ayoade.

Tenemos a estos cuatro actores personificando a cuatro hombres que, después de un extraño asesinato, deciden reunirse y hacer un comité de vigilia en el vecindario en que residen. Cuando las cosas se aclarecen un poco, el comité se percata de que el vecindario ha sido invadido por extraterrestres y que la amenaza puede ser aún mayor. Estos vecinos se ven obligados a soltar sus deberes de rutina y mitigar la amenaza de una vez y por todas.

The Watch es una película algo absurda pero entretiene, hace reír un poco y los diálogos son algo cómicos. No es una obra de arte ni algo que colgarás en tu memoria por mucho tiempo, pero si quieres pasar un buen rato teniendo en cuenta lo que estipulé en esta entrada, pues The Watch es una entretenida opción, aparte de poco convencional.

21 Jump Street

Schmidt y Jenko fueron estudiantes de secundaria, Schmidt era el blanco de todas las burlas, con sus braces y su cabello al estilo Eminem, Por otra parte, Jenko era el popular de la escuela aunque no tan brillante en clases.

Siete años después de terminar la secundaria, ambos se encuentran en la academia de policía y, después de desempeñar una labor mediocre, ambos son enviados a 21 Jump Street, en esta dirección se encuentra una iglesia abandonada y es donde se reúne un grupo de jóvenes policías que trabajarían en misiones encubiertas.

Dada la apariencia física de Schmidt y Jenko (ambos se ven jóvenes), su trabajo es infiltrarse en la secundaria y destapar una operación narcótica dentro de ella.

Jonah Hill (con algunas 40 libras menos) y Channing Tatum protagonizan esta comedia contemporánea basada en una serie de finales de los ’80/inicios de los ’90 del mismo nombre. Junto a ellos el hermano menor del actor James Franco, Dave Franco da vida a uno de los personajes; también Brie Larson, Ice Cube, DeRay Davis, Rob Riggle (actor que me da risa de tan sólo verlo), Chris Parnell (“Suburgatory“) y Jake M. Johnson (“New Girl”).

21 Jump Street es una buena comedia, aunque llena de clichés y que no deja de ser algo predecible. Igualmente, es entretenida y no puedo negar que te hará reír. Es un poco pesada debido a las palabrotas, algo de violencia, el alto consumo de alcohol y drogas y algunas referencias sexuales que pueden desagradar a algunos.

Si poco saben acerca de los antecedentes de este título, se sorprenderán mucho (algo que pasó conmigo) con un cameo en los minutos finales del film.

La película dura unos 109 minutos y transcurre con fluidez, aunque en algunas escenas el tiempo parece paralizarse. La química entre los dos actores principales es muy buena, fácilmente convencen a la audición. Y, en general, como he estipulado, la película es bastante entretenida y graciosa.

Si gustan de películas como Superbad, Knocked-Up, The Hangover y demás, pues 21 Jump Street no los defraudará. Es una de las buenas comedias que nos obsequia el 2012.

Moneyball

Quien supo algo de esta película antes de verla pudo darse cuenta que es un film que gira alrededor del Baseball de Grandes Ligas. Aún así es un drama que puede gustar a todo tipo de personas, gusten o no del deporte.

Moneyball está inspirada en un libro llamado Moneyball: The Art of Winning An Unfair Game (El arte de ganar un juego injusto), el cual fue escrito por Michael Lewis quien se basó en la temporada del 2002 de los Oakland Athletics y su Gerente General, Billy Beane, que también fue jugador antes de pasar detrás de los escritorios. El film pasa eventos de ambas partes de su carrera, pero se enfoca más en su gerencia y su controversial estilo.

Sucede que Billy Beane, Gerente General de los Atléticos de Oakland, tiene uno de los presupuestos más bajos en toda la Liga y si quiere competir y llegar -o intentar llegar- a la Serie Mundial debe de encontrar la manera de hacerlo.
Beane se vuelve un gerente controversial al utilizar las estadísticas de los jugadores como datos para ser analizados profundamente para, a partir de esto, seleccionar a los jugadores y ofrecerles un contrato.

Billy Beane está personificado por Brad Pitt (en los que no hay semejanza física alguna). Pitt hace un buen trabajo, aunque quizás un poco sobrevalorado por el público, ya que el rol -el cual fue presentado con maestría- no era uno muy exigente.

Por el otro lado, tenemos a Jonah Hill, quien interpreta de manera grandiosa a Peter Brand. Como dato curioso, Peter Brand es un nombre ficticio ya que a quien Hill interpretaba verdaderamente era a Paul DePodesta, quien no quiso que su nombre saliera en el film, por razones personales. Estos dos personajes sí que son diferentes como lo muestra esta foto.

Entre los demás actores de reparto, tenemos a Chris Pratt, Stephen Bishop, Robin Wright, Brent Jennings y Nick Porrazzo. Como mención especial tenemos a Philip Seymour Hoffman, quien interpreta a Art Howe, sin siquiera hacer el esfuerzo por rebajar para este film. Imagino que a Art Howe -quien siempre se mostró orgulloso de mantenerse en forma aún cuando manager- no le gustará mucho su personificación.

Como casi toda película basada en eventos del pasado, Moneyball tiene sus visibles errores, tales como banderas del 2004 y 2007 en el Fenway Park de Boston. Nada de esto afecta a la increíble trama que adaptó el excelente guionista ganador de Oscar, Aaron Sorkin (“A Few Good Men”, “The Social Network”).

Como ya dije, las actuaciones son muy buenas, aunque Brad Pitt y Jonah Hill cargan casi con todo el peso del film, el guión fue una excelente adaptación del libro. Además de esto el audio de la película es grandioso, utilizaron el tipo de audio que se usa para filmar documentales, el eco y la resonancia que nos acerca más a la realidad que estamos disfrutando en nuestra pantalla combinados con los silencios bien puestos. Los videos de los juegos de Baseball fueron bien manejados y el director hizo uso de muy buenas tomas y supo como mantener la tensión en los momentos claves. La iluminación y los colores de la película fueron agradables a la vista, en mi opinión.

Quizás para haber gastado 50 millones en la realización de esta película y haber hecho 75 millones, los productores no utilizaron mucho de la fórmula de Billy Beane pero, aunque no sé mucho de los elementos que necesita una película para ser nominada a los grandes galardones, no dudo verla en una de esas listas muy pronto.

Como fanático de los Mets de Nueva York pude notar varias coincidencias con estos dos equipos. Billy Beane fue descubierto y firmado -como jugador- por los Mets, por un tiempo, Beane trabajó bajo Sandy Alderson, quien ahora es el Gerente General de los Mets, DePodesta también trabaja con Alderson en la actualidad. El manager de Oakland en ese entonces era Art Howe, quien posteriormente fue manager de los Mets en los años 2003-2004. 

Les recomiendo totalmente esta película y, por ahora, termino de escribir esta entrada para seguir leyendo el libro en el cual se basó este film, está muy interesante y es sumamente adictivo; es probable que pronto vean una entrada hablando sobre él.

Megamind

Creo que he dicho esto antes, no tengo nada en contra de las películas animadas, pues casi siempre terminan gustándome, pero no sé porqué me cuesta tanto empezar a ver una. Esto mismo me pasó con Megamind. Aproveché que mi novia no la había visto y solemos disfrutar de ver este tipo de películas juntos. Megamind no me defraudó, creo que a ella tampoco.

Trata sobre dos niños que son enviados a la tierra luego de sus respectivos planetas fueran destruidos, desde ese viaje empieza su batalla. Uno llega a un hogar ideal y se convierte en el defensor de Metro City, el otro cae en una prisión y se convierte en un villano, este último es Megamind.

La película nos entretiene con la batalla entre estos dos personajes y un tercero llamado Titán que quiere ser el más poderoso en Metro City, y a esto le añadimos el toque de romance que no puede faltar.

Lo que hace de Megamind disfrutable es la calidad humana que desarrolla este protagonista (y recuerden que es un alienígena). El desarrollo de todos los personajes principales es más que palpable y muy creíble, esto le da un toque de cierre completo al film.

Entre las prestaciones vocales principales tenemos a Will Ferell como Megamind, Brad Pitt como Metro Man, Jonah Hill como Hal Stewart/Titán, Tina Fey como Roxanne y Ben Stiller como Bernard.

Cabe destacar que lo que más me gustó de la película fue el soundtrack, aclaro que lo digo por preferencia personal, no como una simple crítica positiva. Disfruté de clásicos como “Bad To The Bone” y canciones de Elvis Presley, AC/DC, Guns N’ Roses, Michael Jackson, Ozzy Osbourne y más.

Megamind es muy entretenida, no la vi en 3D pero pude darme cuenta de que seguramente fue un buen producto en los cines. Los personajes te harán reír, te harán sentirte identificado con ellos y, como casi en toda película animada, te dejarán una enseñanza.

Knocked Up

Dando brincos hacia atrás después de ver Funny People, película de Judd Apatow lanzada en el 2009, caigo en su entrega de dos años anteriores, Knocked Up (2007).

Mucho mejor en todos los sentidos (a mi parecer): actuación, trama, música, fotografía, calidad general, producto final…

Knocked Up sigue la historia de Ben y Alison. Después que Alison obtuvo un ascenso en su trabajo como conductora en un programa de E!, salió a celebrar con su hermana a un club local, allí conoce a Ben y mucho baile y alcohol los lleva a la cama. El día siguiente salen a desayunar y Alison se da cuenta de lo inmaduro y la clase de hombre que es Ben (sin trabajo, afición por la pornografía y las drogas, descuidado), se despiden para que luego, 8 semanas después, Ben recibiera una llamada de Alison quien le da la noticia de que está embarazada. A partir de ahí buscan formas de que todo funcione.

Empieza como una comedia, de esas típicas americanas, algo vulgar y luego va tomando la forma de una comedia romántica con algo de drama.

Katherine Heigl me encanta como actriz, aparte que tiene algo que llama a la atención; sin duda alguna, ella hizo el mejor trabajo de todos. El suertudo de Seth Rogen (en su primer film como protagonista) no desencantó, fue bastante gracioso y no se dejó opacar tanto de Heigl -tarea difícil-. El reparto es muy cómico, aunque los amigos de Ben son bastante vulgares. La pareja interpretada por Leslie Mann y Paul Rudd aportan algo a la trama, aunque no sobresalen tanto, en especial Rudd.

Disfruté plenamente de esta película, muchas risas y una trama con algo de corazón. La química entre Rogen y Heigl y Mann y Rudd es demostrada de buena manera y eso aporta la dinámica de este gran filme.

Es una comedia que se torna muy dulce mientras se va terminando, la recomiendo a personas adultas ya que los temas son un poco maduros.

Y nada, a dar otro brinco hacia atrás y ver “Virgen a los 40” también de Apatow que es el enlace que me falta.