AMC adaptará la novela de Joe Hill, “N0S4A2” y podría verse en el 2019

Cuando pensamos en series de televisión y pensamos en AMC, lo primero que nos llega a la mente son series estelares como “The Walking Dead”, “Breaking Bad” y “Mad Men”. Los más hardcore, además, pensarían en spinoffs de las dos primeras: “Fear the Walking Dead” y “Better Call Saul”. Remontándonos aún más allá, otros pensarían en la adaptación de la novela china “Into the Badlands” y otros en la adaptación de los cómics “Preacher”.

En pocas palabras, AMC tiene un poco para todo el mundo y hace unos días rumores empezaron a circular sobre la posibilidad de que una novela de Joe Hill sería adaptada para esta cadena. La novela en cuestión sería N0S4A2, un libro que se publicó en el 2013 pero cuya opinión colgué aquí no hace tanto tiempo.

Hace años que se decía la serie sería adaptada pero ya aparenta ser una realidad y AMC ha ordenado una temporada de 10 episodios. Los reportes indican que la serie, que tiene a Jami O’Brien como showrunner, vería la luz el próximo año.

N0S4A2 nos cuenta la historia de Victoria McQueen, una niña que no es para nada ordinaria, pues tiene la habilidad de ‘encontrar cosas perdidas’. Un brazalete de su madre, una fotografía perteneciente a su padre. Vic puede viajar de un punto A a un punto B por medio de un puente mental que crea cuando se sube a su bicicleta. Cuando intenta ‘encontrar’ conocimiento sobre su habilidad, ‘encuentra’ a Maggie Leigh. Una noche, cuando la rebeldía contra sus padres la vence, intenta ‘encontrar’ problemas, y es cuando da por primera vez con Charlie Manx.

Pero Charlie Manx también tiene una habilidad. Mientras que Vic McQueen tiene su bicicleta y Maggie tiene sus fichas de ScrabbleManx tiene un Rolls Royce Wraith del 1938. Su medio de transporte hacia Christmasland, un mundo que él ha creado, donde lleva niños y les otorga una navidad eterna. Una alternativa a Disneyland o a la Factoría de Chocolate de Willy Wonka. 
Vic es la única niña que ha escapado las garras de Manx y, muchos años más adelante, Manx no ha olvidado y encuentra un medio de venganza: Wayne, el hijo de Vic.

Joe Hill declaró lo siguiente:

“I couldn’t be more excited about the forthcoming adaptation of NOS4A2. I know it’s in good hands with showrunner Jami O’Brien: her beautifully composed scripts show a writer at the height of her powers, one who has an exquisite touch with character and a relentless instinct for suspense. AMC’s record speaks for itself: who wouldn’t want to be in business with the ‘Mad Men’ who ‘Broke Bad’ and made ‘The Dead Walk?’ And Tornante’s dedication to bringing singular visions to TV has freed everyone involved to do their best and truest work. I can’t wait to see Vic McQueen turn the throttle and go after Charlie Manx in 2019. Let’s ride.”

Let’s ride indeed!

 

 

The Walking Dead – 2da Temporada

 

El domingo pasado cayó la última gota del suero que fue la segunda temporada de The Walking Dead.
Ayer comentaba con alguien que los productores de la serie quisieron atarnos a esperar cada domingo con una técnica consistente en presentarnos 35 minutos de puro drama, diálogo sin mucha razón de ser, presentación de cuestiones morales que nada tenía que ver con la trama para que, en los 5 minutos restantes, mostrarnos una que otra escena interesante o algún cliffhanger, despertando nuestras curiosidades y casi obligándonos a retomar la serie la semana próxima. Creo que les funcionó con muchas personas; otras leyeron los cómics (yo no lo he hecho, me dicen que son mucho mejores que la serie en cuestión) y ven la serie para hacer comparaciones (o porque ya no les queda de otra), otras personas son obsesivas-compulsivas (en cierto modo) y gustan de terminar lo que empezaron, otras tienen mucha fe y creen que el producto puede mejorar y la lista se puede expandir… y, por supuesto, está el grupo de personas que sí les gusta la serie y sí las disfrutaban a plenitud cada semana.

La segunda temporada de The Walking Dead me pareció eterna. No les bastó el dividirla en dos partes (de Octubre a Noviembre y de Febrero a Marzo), sino que también cada semana los episodios se hacían más lentos y tediosos y muy poca cosa pasaba a la conclusión de ellos.

Como no me gusta dar Spoilers, no entraré en muchos detalles.
Como era de esperarse, el elenco se amplía cuando los personajes de la primera temporada llegan a la granja de Hershel, pero al final de la temporada -como también era de esperarse- el grupo se hallará reducido y, en esta limpieza de personajes, habrán dos o tres que resultarán sorpresivos (claro, si no has leído los cómics).

Me detengo a pensar en todo lo que pasó en esos 13 capítulos y llego a la conclusión de que fue muy poco lo que aconteció en sentido general, quizás con menos episodios hubieron contado una historia más sólida y no una tan desenfocada. Estamos hablando de una serie de muchos personajes donde quizás solo sean dos o tres los que brillen. Muchos se la pasan deambulando y quizás tiren una que otra palabra, otros a penas se dejan ver y de casualidad dicen algo. Por este tipo de cosas es que admiro trabajos como los de Stephen King o series como Lost y, actualmente, Revenge; son productos con una amplia gama de personajes y todos ven la luz (por decirlo de una forma). Pareciera como si los guionistas no tuvieran suficiente creatividad y es en esto que los líderes de la serie deben de enfocarse para la 3ra temporada si quieren llegar más lejos.

Para no abundar mucho, la segunda temporada de The Walking Dead fue peor que la primera a grandes zancadas, la historia es muy lenta y pasa muy poco en trece episodios, los personajes han perdido el carisma (si alguna vez lo tuvieron), son muy difíciles de simpatizar, los guionistas deben pulirse al igual que los actores, en esta temporada se notó la diferencia de presupuesto a la anterior y creo que, si me dejan, podría continuar.

¿Veré la 3ra temporada? Creo que si, tengo la esperanza de que la serie mejore, al menos un poco. Quizás ahora con menos personajes (aunque ya se empezaron a añadir más) la temporada tenga un poco más de objetivo y dirección. Y, claro, soy de las personas que no puede dejar lo empezado (en algunos casos). The Walking Dead es una serie con mucha publicidad, podría decidir ahora mismo el dejar de verla, pero sé que cuando se acerque la fecha de estreno, de una manera u otra, me van a convencer (y no es que eso sea muy difícil tampoco). En conclusión, sí la veré, pero créanme cuando les digo que no la estaré esperando con ansias, como sería el caso de Dexter y Homeland, que se estrenan en fechas próximas a The Walking Dead.

The Walking Dead – 2da Temporada

El domingo pasado arrancó, con un capítulo de hora y media (incluyendo comerciales) la segunda temporada de The Walking Dead, exitosa serie de la cadena AMC.

La última vez que vimos a Rick Grimes y su grupo de supervivientes, acababan de salvarse de una explosión en el Centro de Control de Enfermedades (CDC – siglas en Inglés). Luego de esto, tomaron carretera en búsqueda de esperanzas.

Pasa un largo año de espera y retomamos el camino de los personajes a unos días después de los eventos transcurridos, (obviamente los niños se ven mayores, pero no hay cambios significativos en el resto del elenco).

Recordemos que Frank Darabont iba a la cabeza en la dirección de la primera temporada, también recordemos un magistral piloto y un espectacular final. Darabont es un excelente director, entre mis favoritos por películas como ‘The Green Mile’, ‘The Shawshank Redemption’, ‘The Mist’ y, por supuesto, la temporada pasada de ‘The Walking Dead’. Respeto mucho el trabajo de Frank, pero ya, por cuestiones internas, Frank Darabont ya no es parte del equipo de ‘The Walking Dead’. Y, a pesar, de buenos momentos detrás de las cámaras en la primera temporada, Frank también tuvo sus bajas, todos los capítulos fueron sólidos, pero algunos tuvieron sus pequeños problemas, tanto en la trama como en la presentación de algunos personajes.

No se sabe qué tanto afecte la ausencia de Darabont, pero ya él dejó una base bien firme y los nuevos encargados trabajaron mucho tiempo a su lado y podrán tener una idea de cómo seguir desarrollando la serie. Incluso, uno de ellos citó que, en cuanto a la dirección, no nos daremos cuenta de la ausencia de Frank. Y al ver el primer episodio de la segunda temporada estoy muy satisfecho.

Debo agregar que vi la primera temporada completa dos veces, en el 2010 esperando cada domingo y hace unas semanas atrás, para recordar y esperar la segunda temporada con brazos abiertos. Me di cuenta que la primera temporada tiene mucho potencial disparado para todos lados, sin un eje que lo centre. Este episodio se nota más focalizado, más fuerte que el conjunto de los 6 episodios de la primera temporada y eso es algo muy bueno.

Rick y el grupo corren la ancha carretera y luego se ven atascados en un río de carros. Algunos eventos transcurren y estamos frente a un episodio lleno de suspenso, tensión, acción y clásico terror zombiniano. El gore sigue estando presente en máximas expresiones.

Los personajes secundarios ahora cobran más vida, tengo en mente a Daryl, T-Dog, Carol, Dale y Andrea. A Glenn lo dejaron un poco rezagado, con poca participación y los niños ahora tienen más tiempo en pantalla, aunque creo que sus actuaciones necesitan pulirse mejor. Y, por supuesto, Andrew Lincoln brilla, cargando con un rol interesante y que promete mucho desarrollo.

Dato curioso: “The Walking Dead” contó con 7.3 millones de espectadores el pasado domingo.

¿Podrá esta serie mantenerse sin Darabont? Es una pregunta que aún no tiene respuesta… Aunque yo me atrevo a decir que sí.