Drive

Un misterioso hombre, cuyo pasado es enigmático, se ve envuelto en problemas cuando conoce a su vecina. El esposo de ella sale de la cárcel y arrastra involuntariamente al hombre, mientras que su jefe pide prestado dinero de mafia para preparar una carrera en la que él participará.

Este hombre es un conductor, trabaja como doble de escenas peligrosas en Hollywood, también asiste en un garaje y también es conductor de escapada en actos delictivos. Como él hay pocos, pero eso se pondrá a prueba cuando se vea sumido en todos esos acontecimientos que le suceden en contra de su voluntad.

Sé que algunas querrán crucificarme cuando diga lo siguiente: Drive no me gustó.

Es de esas películas extrañas que puntúan sobre 8 en IMDB y Rotten Tomatoes. Y es cierto, es una película artística; basta con fijarse en la iluminación, los colores utilizados y el manejo de algunas tomas. La música es excepcional y los actores desempeñaron un buen papel a pesar del poco diálogo que tiene la película. Pero eso no es suficiente para hacer de una película una buena, recuerden a “The Tree of Life”.

Drive podría describirse como una película lenta con algo de romance pero que gira inesperadamente a pausados -pero grotescos- actos de violencia. Una película oscura, con elementos que nos recordarán los filmes de Quentin Tarantino.

Drive es una adaptación del libro del mismo nombre de James Sallis, el guión fue adaptado por Hossein Amini y la película fue dirigida por Nicolas Winding Refn. Contaron con un presupuesto de 15 millones de dólares. Entre los actores tenemos a Ryan Gosling, Carey Mulligan, Bryan Cranston y Ron Perlman.

No quiero detener a nadie de ver esta película, recuerden que los gustos son relativos, además nunca dije que la película fuera mala, simplemente a mi no me gustó y trato de ser sincero en cada uno de mis posts.

Creo que tuve muchas expectativas con Drive, seguramente esperaba sonidos de carros con más frecuencia y acción sin tantas pausas; apuesto a que vi el trailer y me creó una idea malinterpretada.

La película tiende a aburrir, tiene escenas poco creíbles, los personajes están psicológicamente mal delineados, la trama no es tan arropante.

En fin, una película que se gana el 10 en cuanto a arte se refiere, pero como película per se, nunca tanto.

Opinión de la Película “Crazy, Stupid, Love.” (2011)

Quizás el título traducido al castellano describa de una manera u otra la trama de esta película: un poco de locura, algo de estupidez (en el buen sentido) y, por supuesto, amor.

Steve Carell nunca me ha agradado mucho que digamos y Ryan Gosling tampoco aunque no es mal actor como demostró en “The Notebook”, “Half Nelson” yBlue Valentine. Del lado de las mujeres creo que Emma Stone tiene cierto carisma y Julianne Moore es una excelente actriz aunque los años no la están perdonando en lo absoluto, ya se nota como la vejez le va entrando de manera poco favorable.

Cal (Steve Carell) y Emily (Julianne Moore) viven el típico sueño americano, aquel que todas las parejas casadas quisieran experimentar, ahora bien, todo parece ser apariencias ya que Emily le confiesa a su esposo que lo ha engañado con un compañero de trabajo y le  pide el divorcio a un muy sorprendido Cal. La vida de un buen hogar y educados hijos se esfuma de la mano del hombre y la soledad lo arropa indescriptiblemente. Una noche, mientras ahoga sus penas en un bar, Cal conoce a Jacob Palmer (Ryan Gosling) quien lo utiliza como un proyecto de conversión y vuelve a Cal un hombre más seguro y mujeriego.

El film es bastante interesante, te presentan dos historias paralelas con una mínima conexión que basta para confundirte y ponerte a tejer ideas y conjeturas. Entre las últimas escenas todo se esclarece de una manera bastante cómica pero satisfactoria.

La actuación es bastante buena, los actores interpretan muy bien las escenas cómicas y también las series y/o emocionales. Cada uno da lo mejor de sí para hacer de esta una historia creíble.

Crazy, Stupid, Love. no es la típica comedia romántica, ni la típica comedia americana, es una comedia dulce y algo emotiva cuyos valores radican en el amor -y no solo marital o de parejas jóvenes- sino general, aplicándolo también al ámbito familiar. Aunque claro, también como dije al principio, es una comedia algo loca y de estúpidos amores.

Si tampoco eres muy fanático de Carell, descuida, a pesar de eso la recomiendo completamente. Es perfecta para disfrutar en parejas y, ¿porqué no? en grupos de amigos y en familia también.

Opinión de la Película “Blue Valentine” (2010)

Blue Valentine está centrada en la vida de una pareja narrada en dos perspectivas, el inicio de la relación, donde -casi- todo es color de rosa, y el principio del fin, donde las tonalidades de grises toman control.

Dean y Cindy son jóvenes, de clase baja y con una hija en sus hombros llamada Frankie, la relación no va nada bien y es muy evidente. Dean es pintor y depende fuertemente del alcohol y la nicotina, en cambio, Cindy quería ser doctora y tuvo que conformarse con tandas de enfermera en una clínica.
Las decisiones y circunstancias imprevistas llevaron a la pareja a casarse a una joven edad y sin previa preparación, poca experiencia de la vida y con un trasfondo familiar cuestionable. Dean viene de una familia disfuncional, donde nunca tuvo una figura materna y el caso de Cindy, quién creció con sus ambos padres pero estos vivían en constantes argumentos y discusiones, alejándola de lo que se llamaría un ambiente familiar sano. Cindy considera que Dean tiene suficiente potencial en su vida para lograr lo que se propusiera, mientras que Dean se conformaba lo que tenía y su deficiente preparación académica no le permitía ver las cosas ‘más-allá’; ésto era una de sus diferencias y una red de disgustos y desencantos nos lleva a paso marcado a un final sombrío.

Es una película no apta para llorones: es muy cruda, es muy real. Una pareja así podría estar viviendo en tu urbanización, o podría ser una pareja amiga.

Blue Valentine tiene un alto contenido sexual, más triste y desgarrador que ofensivo e incitador, el grado de desnudez es palpable pero más lo es el alto contenido de palabras ofensivas.

Las actuaciones son excelentes, a pesar de que muchas escenas fueron improvisadas, ambos actores hacen un papel extraordinario. Michelle Williams y Ryan Gosling interpretaron la pareja de Dean y Cindy con increíbles resultados. Aunque, a mi parecer, Gosling lo hizo mucho mejor, fue Williams que llegó a ser nominada a un Óscar por su desempeño magistral.

Es una muy buena película, a veces un poco cansona por la cargada atmósfera que nos presenta, los sombríos colores en algunas escenas y la duración de la misma (112 minutos).

Interesante ver el contraste de colores en ambas presentaciones, oscura durante las escenas después que la pareja empieza a pasar por la crisis y más colorida mientras se conocían y se enamoraban. Un toque que admiré mucho.

Como dije anteriormente, muchas escenas fueron totalmente improvisadas, incluso la preparación de ambos roles incluyó un gran tiempo apartados y viviendo juntos, buscando manera de cómo empezar discusiones, haciendo compras y cocinando juntos para ‘adaptarse’ a sus roles con más naturalidad.

Blue Valentine me recuerda ligeramente a “Revolutionary Road”, aún así, es una excelente película por si sola; excelentes actuaciones -mayor mérito obtenido por las improvisaciones-, excelente uso de cámaras, contrastes de colores, iluminación y música, excelente trama: real , palpable, nos carga de tensión y angustias, dulce y amargo a la vez. Temas bastante adultos para ser disfrutado -o sufrido- por adultos. La recomiendo en su totalidad y la puntúo 9 de 10.