Need For Speed

CapturaNeed For Speed tiene varios elementos que podrían hacer de ella una mala película: una actuación poco memorable, música a veces cuestionable, una larga duración para el género y un título inspirado en un videojuego. No obstante, me gustó mucho a pesar de todo lo planteado.

Scott Waugh dirige su segundo largometraje (después de Act of Valor) y George Gatins escribe su primer guión cinematográfico.

Tenemos a Aaron Paul como protagonista, a Imogen Poots y Dakota Johnson (pronto será más conocida por su papel en “50 Shades of Grey”) como figuras femeninas y a Dominic Cooper como villano principal. También contamos con Harrison Gilbertson (que tiene un asombroso parecido a un más joven Andrés Iniesta), Rami Malek, Ramón Rodríguez y a un cómico Scott Mescudi. Debo mencionar de manera especial la participación del conocido Michael Keaton en un rol menor pero participativo.

No abundaré mucho en la trama de Need For Speed. Diré que es una película de venganza, redención, algo de amor y amistad y mucha acción y velocidad.

Creo que me gustó porque ofreció justo lo que esperaba: autos veloces, buenos efectos audiovisuales, persecuciones policiales y demás.

Debo admitir que nunca he sido fanático del videojuego, prefiero el realismo de la serie Gran Turismo pero, debo admitir que me sorprendió el buen producto que sacaron basándose en un juego.

Les dije anteriormente que la película es un poco larga para el género: 132 minutos. Las excelentes escenas de acción y el ritmo de la historia hace que el producto final no se sienta tan pesado.
También les hablé de las actuaciones, Aaron Paul hace un  buen trabajo pero creo que pasará mucho tiempo antes de que dejemos de ver a Jesse Pinkman (de Breaking Bad) en la piel de este actor.

En conclusión, la mayoría sabe qué esperar de Need For Speed, he leído opiniones muy variadas, muy pocas rondan por el medio: o la consideran muy mala o muy buena. Yo inclino mi balanza hacia la derecha, pero no tanto. Me pareció grandiosa porque sabía lo que era y porque era el tipo de película que quería ver en ese momento. Win-Win.

Short Term 12

short-term-twelveShort Term 12 es una película sencilla y a la vez poderosa, creo que esto da la definición perfecta a una buena película independiente. Es un pequeño proyecto con el que logras conectarte emocionalmente.

La manera en que fue dirigida y la excelente actuación de Brie Larson, John Gallagher Jr., Keith Stanfield y Kaitlyn Dever hacen de esta película una joya para atesorar.

Short Term 12 nos narra las vivencias de un grupo de jóvenes que trabajan en una casa de acogida para niños (foster care). Y, aunque los vemos la mayor parte del tiempo en la pequeña institución, lo que realmente sucede está dentro de sus cabezas.

La protagonista es Grace (Brie Larson), una joven cuyo pasado prefiere mantener bajo sombras y que, a pesar de esto, le sigue afectando a su presente; Mason (John Gallagher Jr.), pareja de Grace y quien tiene sus propias preocupaciones (principalmente con su futuro). Nate es el empleado nuevo y Jessica una compañera de los protagonistas, éstos dos personajes más de segundo plano que otra cosa, pero quienes hacen buena química con los protagonistas.

Le añadimos la participación de dos jovencitos que hicieron un trabajo formidable: Keith Stanfield (como Marcus) y Kaitlyn Dever (como Jayden), jóvenes que pueden tener un futuro brillante en el cine.

Short Term 12 es una película excepcional, una de esas películas que no todo el mundo llega a conocer pero que deberían ver.
Quisiera ser el altavoz que promueva este film independiente, mencioné la palabra joya al principio y la retengo… lo haré por mucho tiempo.
No es para nada comercial, pero es de lo mejor que he visto del 2013… Gracias Animal Kingdom Films por traernos esta película.