Anger Management

Como en la vida hay de todo, también hay películas que pasan muchas veces por televisión y alcanzas a verla completa pero en siete distintos días y por pedazos; algo así como el primer día ves el final, otro día un poco de la mitad, otro día el principio… bueno, ya tienen una idea. Luego llega el día donde puedes verla sin interrupciones, desde el comienzo y, cuando acaba la película, lo primero que piensas es “Rayos, ya la había visto completa”… Anger Management, vivo ejemplo de esto.

Esta sencilla película fue lanzada en el 2003, dirigida por Peter Segal y protagonizada por Adam Sandler y Jack Nicholson.

Trata sobre un hombre tímido y reservado que es injustamente sentenciado a diversas horas de terapia de control de ira con un hombre que aparenta estar aún más loco y con mayores problemas que él.

Es una comedia que logra su cometido gracias al personaje de Jack Nicholson (uno de mis viejos actores favoritos y cuyo rostro me hace reír de tan solo verlo). Adam Sandler, en mi opinión, hace el mismo papel al que siempre ha estado acostumbrado y Marisa Tomei se pasó la película entera mordiéndose el labio inferior (parece que se le olvidó que en ese entonces tenía 39 años y eso luce muy poco a esa edad).

Una película despreocupada que puede relajarte por poco más de una hora, Nicholson asegura carcajadas, Sandler no tanto.

X-Men: First Class

Continúo conectando mis recientes posts, esta vez saltando de humanos con habilidades que comparé con los mutantes de X-Men a una película que hace directa referencia a la última mención.

Tomando en cuenta el deterioro productivo, el descenso de cada película de esta franquicia (me refiero exclusivamente a X-Men, no a las películas de Marvel) y contando con un reparto poco inspirador, decidí dejar pasar esta película y no disfrutarla en la comodidad de un cine. Error del que me arrepiento totalmente.

X-Men: First Class es una aventura meritoria, digna de nuestro disfrute, una grata sorpresa. Sucede que esta entrega es un reboot de la serie, por reboot me refiero a algo como -empezar nuevamente-, así que habrán incongruencias a la hora de querer enlazar los detalles a las demás películas. Y lo entiendo, pero muchas personas se disgustaron por estas incongruencias, y peor aún la poca fidelidad de algunos detalles a los comics de la serie. Pero bien, es una película y debe disfrutarse por lo que es, si lo hacen así no saldrán arrepentidos.

Antes de que Charles Xavier y Eric Lensherr se convirtieran en Profesor X y Magneto, respectivamente, fueron jóvenes que apenas descubrían a utilizar sus habilidades. Antes de ser enemigos, fueron los amigos más cercanos trabajando con otros mutantes, ubicándolos, entrenándolos para detener la amenaza más grande del mundo en esa época. Después de eso, un pensamiento totalmente opuesto creó un apertura entre ellos… Aquí veremos una versión de esta historia.

Es emocionante ver a los mutantes (muchos conocidos, otros nuevos). Las actuaciones me sorprendieron bastante, quién más se destacó fue Michael Fassbender, tremenda presencia en pantalla, dominio de escenas y multilinguístico, algo que aprecio mucho. James McAvoy no estuvo nada mal, no había vuelto a saber nada de él desde Wanted. Por otro lado, Kevin Bacon fue un excelente villano y la talentosa Jennifer Lawrence dió una increíble vida al personaje de Mystique. Un actor digno de mencionar por su excelente actuación es el desconocido Nicholas Hoult, excelente interpretación de Hank McCoy / Bestia. En el lado negativo, mencionaría a January Jones y Rose Byrne, quienes no brillaron tanto, al igual que Zoe Kravitz (si, hija de Lenny Kravitz) cuyo personaje no inspiró tanto.

La trama tiene mucha acción, pero vemos como se enlazan y como evoluciona cada personaje, y es por esto que la actuación se destacó tanto, demasiado diría yo, para ser una película de acción.

Las visuales son magníficas, los escenarios -diferentes partes del mundo-, los gráficos, los efectos especiales, los disfraces, maquillaje… Realmente, lo pienso cada vez mejor y creo que es una de las mejores películas que he visto en el año. Un film completo, cubriendo cada mínimo detalle y superando todas las entregas anteriores de esta misma serie.

Cabe destacar, que ya está aprobada una secuela, lo que es una excelente noticia para quienes disfrutamos al máximo este film.

Recomiendo esta película altamente a cualquier fan ávido de los comics, películas anteriores, videojuegos, en fin, todo lo relacionado al universo Marvel. Si llevan una mente abierta, en cuanto a la fidelidad se refiere, no saldrán decepcionados. Se los aseguro.

Unknown

Siguiendo con las admirables actuaciones de Liam Neeson, Unknown es un thriller entretenido e inteligente. El director y los guionistas dan uso a una fórmula utilizada docenas de veces en la pantalla grande, pero la hacen funcionar una vez más. Si quieren rápidas comparaciones citaría a las películas de Jason Bourne y otras tales como Memento, Shutter Island y Changeling, sé que hay más, pero ahora mismo no llegan a mi cabeza.

He leído comparaciones con la magistral Taken, también protagonizada por Neeson y con una premisa comparable, por así decirlo. En ambas películas Neeson se mueve con rapidez en búsqueda de algo preciado: en Taken, su hija; en Unknown, su memoria, sus recuerdos, respuestas. Ahora bien, Taken es más un film puro de acción, mientras que Unknown nos llena de intriga, suspenso y misterio.  Tiene sus momentos: peleas, disparos y autos estallando después de persecuciones a alta velocidad, pero nada de esto es el tema principal, más bien es la implacable búsqueda de respuestas en una trama impredecible en su totalidad.

Aquí la sinopsis: Un bioquímico y su esposa visitan a Berlín para asistir a una conferencia en la que un científico y un patrocinador de Arabia harán una presentación que cambiará al mundo. Cuando la pareja llega al hotel, la esposa pasa a registrarlos cuando el bioquímico se da cuenta de que su maletín no está entre los equipajes, deduciendo que sólo podría estar en un lugar: el aeropuerto. Rápidamente, detiene un taxi y, de camino al aeropuerto, protagoniza un aparatoso accidente del cual sale con una herida que lo deja en estado comatoso por cuatro días. Al despertar y volver al hotel, la esposo no lo reconoce y se percata de que otro hombre ha tomado su identidad. Vaga por las calles de Berlín sin papeles de identificación y con una cantidad de dinero que rápidamente se puede agotar, sin lugar donde dormir y con miles de preguntas en su cabeza… Con ayuda de una enfermera, un espía retirado, una joven chofer de taxis y un amigo del pasado trata de dar respuestas a todas sus preguntas.

Es una muy buena película, buenas actuaciones, no es de las mejores de Neeson, pero aún así aceptable; la hermosa Diane Kruger llena las expectativas, aunque no podría decir lo mismo de January Jones quién a veces falla en escenas importantes (en mi humilde opinión), Bruno Ganz y Frank Langella formidables y temibles a la vez. La trama es muy buena para ser de este tipo de películas, mucha intriga, mucho misterio, te mantiene interesado. La música es buena, la cinematografía también -esas oscuras y gélidas calles de Berlín, presentadas con excelente calidad final-. Quizás los efectos de sonido debieron enfatizarse más, pero, en general, una buena obra cinematográfica, digna de ver y recomendada sin pensarlo mucho. Yo la he visto dos veces en menos de una semana. 🙂