Run Lola Run

Layout 1:IJ[OneSheet-Keyart]MechEn mi travesía por entre algunas películas extranjeras he dado con Run Lola Run, una película de origen alemán y cuyo título original es Lola Rennt.

Lanzada en el 1998 y protagonizada, básicamente, por Franka Potente (a quien vimos recientemente en un par de episodios de American Horror Story: Asylum) y Moritz Bleibtreu, Run Lola Run es, como su título indica, una película llena de adrenalina y mucho correr.

Dirigida y escrita por Tom Tykwer se nos narra una historia poco convencional sobre una pareja que tiene 20 minutos para encontrar una desorbitante cantidad de dinero.

En detalles, Manny perdió 100,000 marcos (equivalentes a unos 56,000 dólares para esa fecha -1998-) que pertenecen a un hombre bastante peligroso. Al perder ese dinero, Manny llama a su pareja Lola, quien intentará conseguir esa cantidad. El problema radica en que Manny tiene 20 minutos para dar con el dinero y, si Lola no los consigue, Manny no tendrá de otra que asaltar un supermercado en plena luz del sol.

¿Ya dedujeron el porqué del título?

Desde que Lola deja caer el teléfono… ‘a correr se ha dicho.’

Como es usual en las películas extranjeras, nos encontramos con elementos no muy comunes a lo que estamos acostumbrados. Run Lola Run no es la excepción, desde su presentación hasta los detalles y la forma en que la historia nos está presentada, todo es un cóctel de horas y horas de edición y tecnicismos. Ojo que la actuación no estuvo nada mal.

La presentación de la película se divide en tres. Tres posibles ‘soluciones’ al problema de Manny y Lola. Es como el ensayo-error que aprendemos en psicología llevado a la pantalla. Cuando una posible solución falla, podemos decir que se devuelve el tiempo y todo comienza de nuevo pero con detalles distintos, todo llegando a una conclusión abierta a debates.

Esta es una película bien lograda, con buenas críticas, bastante original y cargada de adrenalina. No suelo recomendar películas extranjeras debido a sus presentaciones inusuales, pero a veces hay que ver algo distinto, Run Lola Run sería esa diferencia.

American Horror Story: Asylum

asylum__american_horror_story__by_florentw08-d5cm9yfVuelvo a explicar con las mismas palabras lo que expresé cuando les comentaba sobre la 1ra temporada: American Horror Story no es la típica serie cuyos eventos trascienden a otra temporada y, quizás, a otra y luego a otra. No. American Horror Story es, más bien, una antología (para llamarla de algún modo) donde las temporadas no tienen enlaces y se cuentan diferentes historias en cada una de ellas recopilando varias de las leyendas urbanas americanas.

En esta ocasión les hablaré sobre la segunda temporada que llevó como nombre American Horror Story: Asylum.

‘Bienvenidos a Briarcliff’ cita el primer episodio de esta temporada; Briarcliff no es más que un asilo para enfermos mentales a cargo de la Iglesia Católica. Antes de ser un asilo era un hospital especializado en tuberculosis y ahora es prácticamente un infierno del cual es bastante difícil salir.

Lana Winters se dará cuenta de ello casi de inmediato; una reportera bastante ambiciosa que anda recopilando información sobre el asilo y algunos de sus pacientes, entre ellos Kit Walker, un joven que presuntamente se hace pasar por un asesino en serie llamado ‘Bloody Face’, que asesinó a su esposa y es condenado a ser encerrado en Briarcliff.

En Briarcliff nadie es normal y muchos tienen secretos tenebrosos y pasados que no merecen ser mencionados.

American Horror Story: Asylum es una muy buena temporada, donde no hay miedo para mostrar el horror tal y como es, donde hay elementos de ciencia ficción y terror puro, donde la música es muy buena y la actuación mejor aún. Cuenta con un vasto elenco de actores tanto nuevos como que regresan de la primera historia.

Entre los nuevos tenemos a Lizzie Brocheré, Joseph Fiennes, James Cromwell, Naomi Grossman, Clea Duvall, Chloe Sevigny, Britne Oldford, Fredric Lehne, Adam Levine y Franka Potente, para mencionar a algunos.

Entre los que regresan desde la primera instalación (con roles diferentes, por supuesto) tenemos a Evan Peters, Jessica Lange, Lily Rabe, Sarah Paulson, Zachary Quinto, Frances Conroy y Dylan McDermott.

Personalmente, puedo confesar que me gustó más la primera temporada. Fue más dirigida y más sencilla. Esta temporada tiene muchos personajes y tramas que se cruzan, la sentí un poco cargada para ser de apenas 13 capítulos.

En fin, estoy muy emocionado con la 3ra temporada que ya se avecina, se llamara “American Horror Story: Coven” y también contará con actuaciones de nuevos y veteranos dentro de esta antología.