Opinión de la Película “The Hunger Games: Mockingjay – Part 1” (2014)

mockingjay_poster_by_vanja1995-d7i57yiTeniendo en cuenta que tuve la oportunidad de ver The Hunger Games: Mockingjay – Part 1 prácticamente desde que salió, no hay dudas de que este post llega un poco tarde.
Y en verdad no puedo inventar excusas, pero quizás la decepción o la idea de hacer una entrada única cuando viera el cierre de la saga serían las más cercanas.

Si es extremadamente raro que una película sea mejor que el libro del cual está adaptado y si Mockingjay, escrito por Suzanne Collins y publicado en el 2010, fue el libro que menos me gustó, entonces, ¿porqué me hice la idea de que sería una excelente película?

Katniss Everdeen se encuentra en el Distrito 13, bajo el liderazgo de Alma Coin y la protección de viejos amigos. En su intento de salvar a Peeta y a toda la nación, Katniss se convertirá en el Sinsajo –the Mockingjay- un símbolo de la rebelión y justicia.

Desde que supe que iban a dividir el libro en dos películas expresé mi descontento. No me andaré con rodeos ni tecnicismos: Mockingjay – Part 1 es un trailer de dos horas sobre Mockingjay – Part 2, y créanme, no soy el único que piensa y dice eso.

Ahora bien, Francis Lawrence hace un estupendo trabajo detrás de las cámaras y los 125 millones de dólares de presupuesto no fueron desperdiciados. La actuación fue muy buena y la lista de actores se extiende en esta entrega.

Volvemos a contar con Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Liam Hemsworth, Donald Sutherland, Woody Harrelson, Elizabeth Banks, Stanley Tucci, Willow Shields y el fallecido Philip Seymour HoffmanTambién regresan Jena Malone, Sam Claflin y Jeffrey Wright y se incorporan Julianne Moore, Natalie Dormer y Mahershala Ali.

En la música se destaca Lorde y la misma Jennifer Lawrence tiene una participación musical como parte de la trama dentro del film.

The Hunger Games: Mockingjay – Part 1 es una película que prácticamente tendrán que ver por obligación, es parte de una cadena, un enlace entre películas de una saga que casi concluye. Es un penúltimo esfuerzo con sólidas actuaciones, trasfondo político y momentos emotivos, pero con poca acción, ritmo pausado y fácilmente olvidable. 6.5/10

The Hunger Games: Catching Fire

CapturaPara Katniss Everdeen nada es lo mismo desde que regresó de los Juegos del Hambre (los eventos presentados en la primera parte). Tiene más dinero del que podría necesitar, reside en la cuadra de los victoriosos y tiene a su familia -y a su(s) amor(es)- bien cerca. Ha empezado a vivir bajo la promesa de que no tiene que preocuparse por nada más durante el resto que le quede de vida.

Si todo esto fuera cierto, la historia hubiese acabado con un solo libro, con una sola película.

The Hunger Games: Catching Fire es la segunda película basada en el segundo libro de Suzanne Collins, llamado Catching Fire. El libro se publicó en el 2009 y es en este año que la adaptación ve la luz… Una excelente adaptación, en mi opinión.

Se narra la historia de Katniss y Peeta (y todos quienes los rodean) después de ganar los Juegos del Hambre. Ahora tendrán que participar en una travesía -un Tour– por todos los distritos pues el capitolio los presenta como los ganadores más recientes.

Antes de eso, el Presidente Snow visita a Katniss -sabiendo que su amor verdadero es Gale y que sus sentimientos hacia Peeta son una actuación-. Snow pide a Kat convencer a todos -pero principalmente a él- de que ese amor es verdadero ya que se están empezando a ver indicios de revolución y nadie quisiera una guerra.

Katniss trata de convencer a todo el mundo pero su victoria ha dado esperanzas y los distritos la empiezan a ver como una líder. Decepcionado, furioso y asustado, el Presidente Snow busca una manera de eliminar a Katniss de una vez por todas.

The Hunger Games: Catching Fire es excelente y supera a la primera instalación a gran escala.

Es difícil que den un Premio de la Academia por actuaciones en películas como ésta pero debo decir que Jennifer Lawrence hace un trabajo formidable; ella es capaz de transportar su talento a películas menos exigentes -en cuanto a actuación per se se refiere- como ésta. Y a su lado tuvo a un elenco bastante balanceado. Josh Hutcherson y Liam Hemsworth hicieron un trabajo bastante pasable (mucho mejor que en la primera entrega), se notaban más cómodos y más equilibrados en esta adaptación. Liam nuevamente cuenta con poco tiempo en pantalla, en la próxima lo verán más, lo puedo asegurar.

Los papeles de Woody Harrelson y Elizabeth Banks son bastante parecidos a la entrega anterior, sus personajes no evolucionan mucho de una película a otra. Lo mismo puedo decir de Donald Sutherland y el Presidente Snow.

Quienes me sorprendieron bastante fueron Philip Seymour Hoffman y Jena Malone, personajes nuevos en la serie pero con gran impacto. Ambos actores hicieron un excelente trabajo, en mi opinión. También debo mencionar positivamente el trabajo de Jeffrey Wright (como Beetee) y Willow Shields (como Prim). Quien no me sorprendió mucho fue Sam Caflin (como Finnick Odair).

La edición de video y sonido fueron excelentes, los efectos especiales están muy bien logrados (mucho mejor que en la primera parte), la música es muy buena y ya no notaremos esa molesta tembladera de cámara que tanto afectó a la primera entrega.

The Hunger Games: Catching Fire no es perfecta (eso no existe en el cine), pero es lo mejor que he visto este año. Es una adaptación bastante fiel al producto original, sentía que nadaba entre las páginas del libro, sentía que estaba releyendo el material. Fue una experiencia muy agradable… y ni hablar del trasfondo político-social, ufff.

Aún no estoy seguro en si harán dos partes de “Mockingjay” (“Sinsajo”) como estaba previsto, o una sola pero, si quieren saber (sin spoilers) qué esperar de ella, les daré un adelanto:

Esperen un transcurso de película un poco triste y depresivo, esperen mucha acción, una guerra, más tiempo en pantalla de Liam Hemsworth, muchas pérdidas trágicas, unos cuantos giros, la elección amorosa de Katniss y muchas cosas más. Personalmente pienso que todo se podría lograr en una película pero, ¿qué se yo de eso?

Por ahora hay que conformarse con esta película (o, mejor aún, que lean todos los libros).

He abundado en demasía pero repetiré una vez más, The Hunger Games: Catching Fire es excelente; si no la han visto vayan a verla y no dejen que la primera parte les nuble el entendimiento. Son directores diferentes, son actores más maduros… es un resultado distinto, mejorado, satisfactorio… De lo mejor que he visto este año.

The Hunger Games

“May the Odds be Ever in your Favor”

Algo muy curioso me pasó con esta película, sucede que tardó 3 semanas para llegar a los cines de mi ciudad y estaba muy emocionado mientras pensaba que saldría el mismo día que se estipuló. No pude verla ese día y los comentarios y la recepción de algunas personas fueron disipando mi entusiasmo. Aún así, cuando pude verla (horas atrás) quedé muy satisfecho con el producto final, en cierto modo puedo decir que valió la pena esperar, pero habría algo de mentira en eso, pues era el mismo día de su lanzamiento que quería disfrutarla. Pero bien, ya la vi y a continuación plasmaré mi opinión.

“The Hunger Games” es la adaptación cinematográfica de Gary Ross del libro del mismo nombre, publicado el 14 de Septiembre del 2008. Fue escrito por Suzanne Collins y es el primero de una trilogía a las que siguen “Catching Fire” y “Mockingjay”.

No abundaré mucho en la sinopsis, pero les diré que trata sobre una nación que, dirigida por una capital, tiene a 12 distritos bajo sus pies. Cada año eligen a dos jóvenes de cada distrito y estos 24 participantes deben luchar a muerte en un campo diseñado para que se lleve a cabo esta actividad, a la que se conoce como “Los Juegos del Hambre”, estos juegos son televisados para que todos puedan disfrutarlo (o sufrirlo).

Sé que es una descripción un poco ambigua pero es más que suficiente para que tengan la idea de que va la película.

Supe del libro casi inmediatamente ya que Stephen King (mi autor favorito) lo recomendó y usando menos palabras para el argumento que las que yo utilicé. Leí el libro en unos pocos días y quedé impresionado.

Años más tarde -en la actualidad- tenemos la película hecha realidad y, como dije anteriormente, quedé satisfecho con esta entrega especial.

Voy a empezar con los puntos negativos (que son muy pocos). La película está clasificada PG-13 y, debido al tema del film, se le quita un poco de credibilidad a las escenas violentas; muchos se quejan de la poca cantidad de sangre y de las omisiones de varias muertes de los tributos. Otro punto muy criticado es el manejo de la cámara, y estoy de acuerdo, a veces parece que era el hijo de dos años del director que sujetaba el aparato; demasiado movimiento y esto hacía que se perdiera la esencia en algunas escenas y provocaba cierta confusión en otras. Los efectos especiales no fueron muy creíbles más con algunos de los animales (las avispas y los perros, principalmente), muy poco sé de eso, pero no quedé convencido. Muchos se quejaron de los perros en la película, pero era imposible visualizar las bestias (con los ojos de los tributos caídos) presentadas en los libros. Por cierto, si quieren una lista detallada de los cambios entre el libro y la película, pueden verlo aquí (pero en Inglés).

The Hunger Games está encabezada por actores jóvenes pero con experiencia previa; la atractiva Jennifer Lawrence (nominada al Oscar por “Winter’s Bone”), Josh Hutcherson (“Zathura”, “Bridge To Terabithia”) y Liam Hemsworth (“Knowing” y la próxima “The Expendables 2“). Estós jóvenes acompañados de veteranos y excelentes actores incluyendo nombres como Donald Sutherland, Woody Harrelson, Elizabeth Banks, Wes Bentley, Stanley Tucci y el famoso rockero, Lenny Kravitz. Considero que todos estuvieron magníficos, en especial Lawrence, aunque admito que la actuación no era el factor necesario para hacer triunfar a esta película.

También se contó con un talentoso grupo de jóvenes para encarnar a los tributos de cada distrito.

La música en The Hunger Games, a mi parecer, es un punto elevado a su favor. Creo que se supo utilizar bien, dejando en silencio algunas escenas dramáticas y llenas de suspenso, como así notas suaves cuando se necesitaba y ritmos frenéticos en momentos claves.

El libro apenas tiene 380 páginas aproximadamente y creo que para una película de 142 minutos fue una muy buena adaptación donde se recogieron informaciones importantes y relevantes y donde se aisló el resto sin alterar en demasía la historia que, por cierto, está muy bien contada. Advierto que no pueden perderse los minutos del principio si quieren entender en totalidad las intenciones y los “porqué” del Distrito Capital.

The Hunger Games ha batido records en ventas desde su lanzamiento, tomando en cuenta que son records válidos por ser una película que no es secuela de alguna otra, me explico, las películas que han generado más dinero que ésta es debido a que son secuelas de previos éxitos taquilleros, como Harry Potter y Twilight. Con tan solo 78 millones de dólares de presupuesto, la película ha recaudado 500 millones de dólares a nivel mundial.

Muchos la comparan con la adaptación japonesa “Battle Royale” (película de la cual les hablaré en la siguiente entrada). En verdad las similutes son innegables aunque la escritora dice que desconocía de esta película a la hora de haber escrito el libro. Pero bien, son simples similitudes, nada de considerarse plagio.

Concluyendo, nunca (salvo sus pequeñas excepciones -la primera adaptación de Narnia, por ejemplo-) se podrá decir que una adaptación cinematográfica es mejor que las palabras plasmadas en el libro. The Hunger Games es un texto escrito en primera persona, donde se deja entrever los pensamientos y sentimientos de la protagonista, algo muy difícil de plasmar en pantalla. Por esto la película pierde intensidad, no lo puedo negar. A pesar de esto, es una muy buena adaptación, muy memorable y llena de emociones. Algunos se quejaron del final, parece que no saben que faltan dos libros por adaptar (que serían 3 películas más, según han anunciado).

Estoy de acuerdo cuando dicen que debió de ser una película clasificada R, pero recordemos que los libros fueron escritos para jóvenes adultos; además, esto es estrategia para alcanzar más público. No se cierren con esta película, disfrútenla por lo que es: una más-o-menos-fiel adaptación de un excelente libro, una película que llenará a muchos y, lamentablemente, dejará vacío a los más exigentes.

Es la primera película que veo (de las que han salido este año 2012), he cumplido mi promesa, por lo que sea cual sea la puntuación que le dé a la película, será la mejor que he visto de este año. Para los curiosos, la he puntuado 9.5 por las cámaras temblorosas e insatisfacción con algunos efectos especiales, además de la falta de sangre y violencia… En todo lo demás se ha ganado su puntuación.

Opinión de la Película “Horrible Bosses” (2011)

No recuerdo exactamente qué me atrajo hacia esta película, pero honestamente no esperaba reírme tanto. Aún no he disfrutado de la segunda entrega de “The Hangover“, pero hasta ahora, Horrible Bosses es la mejor comedia del año.

Y, claro, los números hablan por sí solos, se invirtió 35 millones de dólares para su realización y producción y en tan sólo tres días había hecho 28 millones. Hasta el 9 de octubre del año en curso ha recaudado más de 209 millones de dólares a nivel mundial.

La trama, como el nombre lo indica, trata sobre unos horrendos jefes, cada uno a su manera, y los tres protagonistas que día a día deben sufrir ese calvario, hasta que un día se detienen a pensar que sus vidas serían mejores sin la presencia de esos seres despreciables y deciden matarlos.

El elenco es grandioso: Jason Bateman, que no me gustaba para nada y me llegó a simpatizar en este film, aunque no se salió de los papeles que usualmente interpreta. Jason Sudeikis que me pareció bastante cómico en “Hall Pass” y aquí no desencanta. Charlie Day, que nunca pensé sería tan gracioso, en verdad me reí a carcajadas con su personaje, no conocía al señor Day; sé que actúa en la serie “It’s Always Sunny In Philadelphia” -serie que no me llama a la atención- pero nunca lo había visto en pantalla, que recuerde. Esos son los héroes, por el otro lado, los jefes son interpretados por un majestuoso Kevin Spacey que se apodera de su papel haciéndolo suyo y desarrollándolo como nadie lo haría, Jennifer Aniston y Colin Farrell con personajes poco usuales en ellos, un poco subidos-de-tono.

Los actores de reparto también fueron excelentes encabezados por el versátil Jamie Foxx. Ioan Gruffudd y Donald Sutherland tienen pequeños roles y pocas escenas que manejaron con maestría.

La dirección es espléndida, nos muestra de manera inteligente tres ambientes diferentes, tres situaciones distintas ya escritas en el guión, pero llevada a pantalla fantásticamente. La filmación también fue llevada a cabo de manera inteligente, a pesar de ser filmada en Los Angeles, el equipo trata -y logra- de eliminar esos lugares que ya conocemos en otros films haciendo que la película parezca que pudo tomar lugar en cualquier parte de los Estados Unidos.

La música es excelente, contó con la dirección de un galardonado Christopher Lennertz y contó con la colaboración de Mike McCready (de Pearl Jam) y Stefan Lessard (de Dave Mathews Band) y un colaborador de los Beastie Boys, Money Mark.

Advierto, la película está llena de palabras obscenas y referencias sexuales, los chistes son picantes y veremos alcohol y drogas de por medio.

En fin, tenemos un elenco de primera tanto en la actuación como en la dirección, filmación, producción, ejecución, musicalidad y demás, aparte de docenas de carcajadas en menos de 100 minutos, nada de lo que podríamos quejarnos.

Afirmaré lo que escribí más arriba: Horrible Bosses es una de las mejores comedias del año (si es que no lo es)… y ya hay rumores de una posible secuela.