American Horror Story: Asylum

asylum__american_horror_story__by_florentw08-d5cm9yfVuelvo a explicar con las mismas palabras lo que expresé cuando les comentaba sobre la 1ra temporada: American Horror Story no es la típica serie cuyos eventos trascienden a otra temporada y, quizás, a otra y luego a otra. No. American Horror Story es, más bien, una antología (para llamarla de algún modo) donde las temporadas no tienen enlaces y se cuentan diferentes historias en cada una de ellas recopilando varias de las leyendas urbanas americanas.

En esta ocasión les hablaré sobre la segunda temporada que llevó como nombre American Horror Story: Asylum.

‘Bienvenidos a Briarcliff’ cita el primer episodio de esta temporada; Briarcliff no es más que un asilo para enfermos mentales a cargo de la Iglesia Católica. Antes de ser un asilo era un hospital especializado en tuberculosis y ahora es prácticamente un infierno del cual es bastante difícil salir.

Lana Winters se dará cuenta de ello casi de inmediato; una reportera bastante ambiciosa que anda recopilando información sobre el asilo y algunos de sus pacientes, entre ellos Kit Walker, un joven que presuntamente se hace pasar por un asesino en serie llamado ‘Bloody Face’, que asesinó a su esposa y es condenado a ser encerrado en Briarcliff.

En Briarcliff nadie es normal y muchos tienen secretos tenebrosos y pasados que no merecen ser mencionados.

American Horror Story: Asylum es una muy buena temporada, donde no hay miedo para mostrar el horror tal y como es, donde hay elementos de ciencia ficción y terror puro, donde la música es muy buena y la actuación mejor aún. Cuenta con un vasto elenco de actores tanto nuevos como que regresan de la primera historia.

Entre los nuevos tenemos a Lizzie Brocheré, Joseph Fiennes, James Cromwell, Naomi Grossman, Clea Duvall, Chloe Sevigny, Britne Oldford, Fredric Lehne, Adam Levine y Franka Potente, para mencionar a algunos.

Entre los que regresan desde la primera instalación (con roles diferentes, por supuesto) tenemos a Evan Peters, Jessica Lange, Lily Rabe, Sarah Paulson, Zachary Quinto, Frances Conroy y Dylan McDermott.

Personalmente, puedo confesar que me gustó más la primera temporada. Fue más dirigida y más sencilla. Esta temporada tiene muchos personajes y tramas que se cruzan, la sentí un poco cargada para ser de apenas 13 capítulos.

En fin, estoy muy emocionado con la 3ra temporada que ya se avecina, se llamara “American Horror Story: Coven” y también contará con actuaciones de nuevos y veteranos dentro de esta antología.

Opinión sobre la primera temporada de”American Horror Story”

American Horror Story no es la típica serie cuyos eventos trascienden a otra temporada y, quizás, a otra y luego a otra. No. American Horror Story es más bien una antología (para llamarla de algún modo) donde las temporadas no tienen enlaces y se cuentan diferentes historias en cada una de ellas, recopilando varias de las leyendas urbanas americanas.

Actualmente, están televisando episodios de la segunda temporada pero, en este apartado, les hablaré un poco sobre la primera instalación que se lanzó el año pasado en formato semanal.

La primera temporada fue llamada “Murder House” por sus seguidores y, como el nombre lo indica, se desarrolla en una enorme casa con un pasado bastante oscuro, donde se cometieron varios asesinatos y fantasmas merodean las habitaciones y los confines de la mansión.

¿Y quién dijo que los fantasmas no pueden tener sentimientos? Sentimientos de odio, repulsión, sentirse solos y vacíos, impulsos sexuales, amor…

American Horror Story nos cuenta una historia bastante peculiar, pero excelentemente presentada.

Una familia de tres, vulnerable y pendiendo de un hilo (aborto involuntario, infidelidad, depresión) se muda a Los Ángeles tras adquirir una casa a un precio muy bajo pero que, a la larga, les saldrá muy cara, pues los fantasmas de quienes fueron asesinados en ella tienen sus propias intenciones y son los miembros de esta familia sus ratones de laboratorio.

Por más extraño que pueda parecer, les cuento que la serie fue visionada por el creador de Nip/Tuck y los co-creadores de Glee.

Cuenta con una excelente actuación de una actriz nominada 6 veces al Óscar y ganadora de dos de ellos, Jessica Lange (galardonada varias veces por sus esfuerzos en esta serie).

Los protagonistas Dylan McDermott y Connie Britton se desempeñan aceptablemente en sus papeles pero se ven puestos en las sombras de mejores interpretaciones de sus compañeros.

Los jovencitos Evan Peters y Taissa Farmiga estuvieron formidables y me gustó mucho la interpretación de Kate Mara.

American Horror Story es una serie para adultos, no solo por su presentación, sino por los temas y, por supuesto, el material “asustadizo”.

Es una historia tremendamente narrada y muy bien actuada en sentido general, apenas consta de 12 episodios de unos 40 minutos cada uno y la serie, en su totalidad, tiene un desenlace satisfactorio (al menos en mi humilde opinión).

La segunda temporada es conocida como “Asylum” y algunos actores de esta temporada pasaron también a trabajar en la siguiente, entre ellos Evan Peters, Jessica Lange, Zachary Quinto, Lily Rabe y Sarah Paulson.

What’s Your Number?

Una mujer, después de leer en una revista que la mujer americana, en promedio, se acuesta con 10.5 hombres en su vida empieza a pensar que debe de encontrar el amor verdadero con 1 de entre los 20 con los que estuvo en el pasado. Cuenta con la ayuda de su excéntrico vecino, quien también tiene problemas de entablar relaciones si no hay sexo de por medio.

Anna Faris (“Scary Movie”, “House Bunny”) y Chris Evans (“Fantastic Four”, “Captain America”, “Push”, “The Losers”, “Cellular”) son los protagonistas de esta comedia-romántica. Cuentan con el apoyo de un aceptable elenco consistente en actores como Blythe Danner, Ary Greynor, Joel McHale, Chris Platt y una breve aparición de Zachary Quinto. Este elenco da el carisma necesario a la trama y ayuda al desempeño de los actores principales.

La película es entretenida, hay un palpable desarrollo de los personajes principales, también puede que te sorprendas riendo en algunas escenas. Los protagonistas tienen muy buena química y son personajes fácilmente aceptados por la audición. Como punto negativo, creo que la película se extiende demasiado, algunas escenas son más largas de lo que deberían de ser y, por momentos, puedes sentirte aburrido, aunque, en calidad general, la película es bastante entretenida e interesante. Voy a destacar que en la película el tema gira alrededor del sexo, del que se habla con bastante libertad; no hay escenas sexuales, pero bastante piel al aire (en ropa interior mayormente), la desnudez total es casi nula. También saltarán algunas obscenidades de las bocas de los personajes. En fin, es una película no apta para los muy jovencitos.

“What’s Your Number?” nunca estará entre las mejores películas románticas pero es una aceptable adición al género. La recomiendo a ambos sexos, mejor si se disfruta en pareja o en grupos.

Margin Call

Margin Call es un film escrito y dirigido por J.C. Chandor con un presupuesto menor a cuatro millones de dólares y con un tiempo de duración de unos 107 minutos. Esos cuatro millones de presupuesto, supongo gastados en los actores y personal ya que la película, en su mayoría, se desenvuelve dentro de un edificio empresarial y los efectos y demás agregados son prácticamente nulos, o nulos en su totalidad.

Trata sobre un grupo de personas -empleados y superiores- dentro de una empresa que está enfrentando una posible crisis prematura y cómo este grupo de individuos actúan y toman decisiones.

Lo que hace de esta película una pequeña joya, aparte del guión y dirección, es su elenco: un extenso grupo de actores “Tipo B” -como diría yo-, liderados por Kevin Spacey y siguiendo con nombres como Stanley Tucci, Zachary Quinto, Demi Moore, Jeremy Irons, Paul Bettany y Simon Baker.

Este grupo de actores da vida al grupo empresarial, cada uno con sus características, sus emociones, sus perspectivas y sus miedos. Son introducidos de manera excepcional, con cierta jerarquía acorde a sus puestos dentro del negocio.

La trama nos mantiene tensos, nos hace sentir dentro de la empresa con una participación en mute y, aunque los tecnicismos son pocos, nos damos cuenta que no sólo somos nosotros los que no entendemos el funcionamiento de ciertas cosas dentro del edificio. Y es que, realmente, el problema en sí no es lo que nos ata a la trama, pero si es el motor que pone en marcha a los personajes pero, ¿acaso necesitamos ver o entender el motor de un carro para poder conducir aceptablemente?

Lo único negativo que podría resaltar de Margin Call es que en la última mitad de la película (después de unos excelentes 45-50 primeros minutos) la calidad desciende un poco, ya vamos entendiendo la psicología de cada personaje, sus motivos y qué los une a la empresa, conocemos las decisiones para la resolución del problema y, claro, la emotiva escena final, pero a pesar de todo, la última mitad no engancha tanto como la primera parte.

En fin, es una buena película, una pequeña joya dije anteriormente. Quizás empresarios, administradores o empleados en general disfruten más porque se puedan sentir identificados al ser subordinados, pero aún así, es apta para todo público adulto, de cualquier sector… y, antes de que lo olvide, el film está basado en supuestos eventos reales.