Anger Management

Como en la vida hay de todo, también hay películas que pasan muchas veces por televisión y alcanzas a verla completa pero en siete distintos días y por pedazos; algo así como el primer día ves el final, otro día un poco de la mitad, otro día el principio… bueno, ya tienen una idea. Luego llega el día donde puedes verla sin interrupciones, desde el comienzo y, cuando acaba la película, lo primero que piensas es “Rayos, ya la había visto completa”… Anger Management, vivo ejemplo de esto.

Esta sencilla película fue lanzada en el 2003, dirigida por Peter Segal y protagonizada por Adam Sandler y Jack Nicholson.

Trata sobre un hombre tímido y reservado que es injustamente sentenciado a diversas horas de terapia de control de ira con un hombre que aparenta estar aún más loco y con mayores problemas que él.

Es una comedia que logra su cometido gracias al personaje de Jack Nicholson (uno de mis viejos actores favoritos y cuyo rostro me hace reír de tan solo verlo). Adam Sandler, en mi opinión, hace el mismo papel al que siempre ha estado acostumbrado y Marisa Tomei se pasó la película entera mordiéndose el labio inferior (parece que se le olvidó que en ese entonces tenía 39 años y eso luce muy poco a esa edad).

Una película despreocupada que puede relajarte por poco más de una hora, Nicholson asegura carcajadas, Sandler no tanto.

Rounders

El valor de la amistad, la presión de las deudas, la adicción al poker y la balanza entre el amor, el trabajo y los estudios contra el juego son los elementos que se unen para dar vida a esta película del 1998 que disfruté gracias a NetflixRD.

Matt Damon interpreta a Mike McDermott, un joven talentoso en la materia del Póker quien, luego de perder todos sus ahorros en un juego, decide retirarse y trabajar para empezar desde cero y poder continuar sus estudios, todo marcha bien hasta que su buen amigo Lester “Worm” Murphy (interpretado por Edward Norton) sale de la cárcel y, gracias a múltiples deudas que éste tiene, Mike decide ayudarlo y debe regresar al mundo del Póker por el bien de los dos.

Al elenco se le suman el excelente John Malkovich y, junto a él, Martin Landau, John Turturro y Gretchen Mol, quienes hacen todos un buen trabajo, aunque claro, Malkovich sobresale. Por supuesto, Norton y Damon, aunque más jóvenes en ese entonces, interpretan muy bien sus respectivos roles.

Rounders es una película muy entretenida, sumergida en el mundo del Póker y las apuestas, buen guión, buena dirección y, como dije, muy buena actuación de cada uno de los actores y actrices. Si, es un poco vieja, pero eso no quita calidad general. La recomiendo tanto a los amantes de este famoso juego de cartas como amantes de las películas en general.

Transformers 3: The Dark Side of the Moon

No creo que me tome muchas líneas el recomendar esta película. Es más, podría resumir todo en: ¿Acción, efectos especiales y 3d? muy bien, excelente; ¿todo lo demás? olvídense de eso. Pero no, no lo haré por respeto a ustedes, a mi y a mi espacio.

Transformers 3: El Lado Oscuro de la Luna continúa con la historia de Sam Witwicky y sus amigos autobots, Y como éste lucha constantemente en su diario vivir con las cosas usuales de los seres humanos: trabajo, amor, familia. Sam se da cuenta que no importa participar en el salvamento de la Tierra dos veces y se pasa buena parte de la película quejándose por esto o alardeando según la situación. Realmente, no veo la gracia de llevar a un personaje protagonista a un nivel que al público no le agrade mucho, aunque estoy hablando a nivel personal, Shia LaBeouf es un increíble actor, pero Sam es producto de un guión muy pobre. Y es cierto, a muchos solo les interesa ver a los robots destruyéndose entre ellos y las ciudades de paso, no les interesa mucho el recurso humano, aún así, están allí y cobraron por su trabajo. Josh Dushamel hizo un trabajo aceptable en un rol que demandaba poco, Tyrese Gibson pudo haber sido reemplazado por un actor más barato ya que fue poco lo que tuvo que hacer el el film, John Turturro hizo otro buen trabajo aunque en esta entrega se apreció menos que en las demás. John Malkovich fue el mejor del reparto aunque su rol era más bien cómico y poco importante y Rosie Huntington-Whiteley aportó lo que se esperaba de ella, una personalidad sexy y determinada, con sus debilidades circunstanciales, creo que Rosie tiene poca experiencia de actuación (es modelo para Victoria Secret) pero a mi entender hizo un muy buen trabajo.

La parte técnica, poco puedo decir ya que es evidente. La acción está desmedida, a veces a tal punto que aburre; el sonido es envolvente al igual que la banda sonora; los gráficos estupendos: buenos colores, buenos tonos, buena luz; el 3d es magistral, vemos lo que esperamos ver.

Ahora bien, en cuanto a la trama: poco interesante, algo aburrida y mejor nos pasamos el tiempo del blablabla, esperando a la próxima escena de acción. Además la película es muy larga, casi tres horas.

El final fue muy forzado, muy repentino, una frase poco convincente y, de repente, los créditos; nada que te emocione y te haga salir de la sala con la película que acabas de ver en la mente. Peor aún, te sientes aliviado, incómodas gafas por casi tres horas, sonidos de destrucción a alto volumen, todo ese tiempo sentado entre más personas sin mucho espacio ni libertad, quizás con ganas de ir al baño.

En fin, quizás me quieran crucificar los fanáticos full de la saga pero “amor no quita conocimiento”, yo amaba las caricaturas de mi infancia, pero las películas considero que han llegado muy lejos.

No les voy a decir que no la vean, la experiencia 3d es única y es la mejor manera de verla que sentados en casa con un dvd. Además, pudiera recomendarla negativamente y aún así pocos me harían caso.

Simplemente, les deseo que la disfruten y cualquier comentario, este espacio está abierto sin malicias. 🙂