The Sixth Sense

Creo que cometí varios errores, siendo primero el haber dejado pasar tanto tiempo para ver esta película y el segundo, que se deriva del primero, haber tenido altas expectativas gracias a las recomendaciones y críticas positivas de los demás.

No puedo decir que la película es mala, pero puedo decir que la consideré sumamente lenta, algo aburrida y, personalmente, no me gustan las películas de fantasmas, espíritus y temas relacionados. Me la pasé pensando en porqué era tan altamente recomendada, tejiendo plausibles desenlaces (que eran muy pocos) y siendo el más predecible el mostrado.

El niño Haley Joel Osment es, sin dudas, la cara de la película, cuya frase se volvió histórica “I See Dead People”. Su actuación fue excelente, tanto que me sorprende que luego de este film e “Inteligencia Artificial” se dedicara mayormente a dar voces a personajes animados y de videojuegos.

Bruce Willis hace un trabajo presentable al igual como Olivia Williams y Toni Collette aportan con éxito su parte.

La dirección del ya conocido Night M. Shyamalan es buena, nos muestra unas tomas muy interesantes y nos demuestra que su hace bien su trabajo aplicándolo mejor en sus trabajos posteriores.

En conclusión, una película un poco lenta y tediosa, un niño como protagonista, fantasmas, dirección y actuaciones decentes y un final algo predecible -aunque satisfactorio- no siempre hacen una buena combinación para una buena película; para el público en general sí lo fue. Obtuvo seis nominaciones para el Oscar y no ganó ninguno, quizás los jueces, participantes y votantes pensaron lo mismo que yo.