Olympus Has Fallen

olympus-has-fallenPues bien, después de tener la computadora averiada por unos cuantos días, vuelvo con la ‘programación habitual’ 😀 En esta ocasión les hablaré brevemente de la película de acción Olympus Has Fallen.

El nombre de la película hace alusión a una frase-código que indica que la Casa Blanca (Olympus) ha caído o ha sido tomada. En esta ocasión, un inteligente villano -junto a su escuadrón- ataca a Washington D.C. y secuestra al Presidente de los Estados Unidos y a un grupo de funcionarios importantes… Todo bajo un plan macabro y bien elaborado.
Un ex-agente de seguridad se encuentra solo y entre los escombros de la edificación con la única misión de rescatar al presidente y despachar a los adversarios, buscando renovar la paz y las esperanzas de los Estados Unidos y todos sus habitantes.

El conocido Gerard Butler interpreta a Mike Banning, quien busca ser el héroe de esta historia. Aaron Eckhart interpreta creíblemente al presidente, Morgan Freeman y Melissa Leo forman parte importante dentro de la Casa Blanca. Radha Mitchell interpreta a la esposa de Mike mientras que Ashley Judd y Finley Jacobsen se adentran en la piel de la familia del presidente. Finalmente, es Rick Yune quien interpreta al villano principal de la historia y Dylon McDermott a un agente de seguridad, ex-compañero y amigo de Mike.

Puedo decir que es un elenco bastante notable y conocido para este tipo de películas: un film de pura acción, donde la actuación y la trama pasan a un segundo plano… Pero tampoco me estoy quejando, hicieron un fantástico trabajo con el poco material que tuvieron.

Olympus Has Fallen me gustó mucho… Dentro del género es bastante buena.

Es una película que no se puede tomar muy en serio, es de esos productos que uno se acomoda en el cine (o en el hogar) con bastante palomitas y disfruta de principio a fin sin pensar demasiado.

Para mi cumplió su función: me reuní con mis hermanos y algunos amigos y nos divertimos increíblemente durante casi dos horas.

Y es que tiene todo lo que queríamos ver en ese momento: adrenalina, disparos, explosiones, sangre, tecnología, suspenso, combate mano a mano… y un ingrediente secreto (para nosotros sorpresivo), una inspiración de juegos tales como Call of Duty demasiado notable como para ser coincidencia.

Pues bien, ya dije todo lo que quería decir. Ya ustedes sabrán qué decidir… Si quieren una película original, que dependa de la actuación y una trama inteligente, pues ésta no es una buena opción… Ahora bien, quieren mucha acción y tan solo recostarse a relajarse y a disfrutar sin pensar mucho pues busquen en Netflix a Olympus Has Fallen… Llamen a sus amigos, y que sean ellos quienes lleven las palomitas 😀

American Horror Story: Asylum

asylum__american_horror_story__by_florentw08-d5cm9yfVuelvo a explicar con las mismas palabras lo que expresé cuando les comentaba sobre la 1ra temporada: American Horror Story no es la típica serie cuyos eventos trascienden a otra temporada y, quizás, a otra y luego a otra. No. American Horror Story es, más bien, una antología (para llamarla de algún modo) donde las temporadas no tienen enlaces y se cuentan diferentes historias en cada una de ellas recopilando varias de las leyendas urbanas americanas.

En esta ocasión les hablaré sobre la segunda temporada que llevó como nombre American Horror Story: Asylum.

‘Bienvenidos a Briarcliff’ cita el primer episodio de esta temporada; Briarcliff no es más que un asilo para enfermos mentales a cargo de la Iglesia Católica. Antes de ser un asilo era un hospital especializado en tuberculosis y ahora es prácticamente un infierno del cual es bastante difícil salir.

Lana Winters se dará cuenta de ello casi de inmediato; una reportera bastante ambiciosa que anda recopilando información sobre el asilo y algunos de sus pacientes, entre ellos Kit Walker, un joven que presuntamente se hace pasar por un asesino en serie llamado ‘Bloody Face’, que asesinó a su esposa y es condenado a ser encerrado en Briarcliff.

En Briarcliff nadie es normal y muchos tienen secretos tenebrosos y pasados que no merecen ser mencionados.

American Horror Story: Asylum es una muy buena temporada, donde no hay miedo para mostrar el horror tal y como es, donde hay elementos de ciencia ficción y terror puro, donde la música es muy buena y la actuación mejor aún. Cuenta con un vasto elenco de actores tanto nuevos como que regresan de la primera historia.

Entre los nuevos tenemos a Lizzie Brocheré, Joseph Fiennes, James Cromwell, Naomi Grossman, Clea Duvall, Chloe Sevigny, Britne Oldford, Fredric Lehne, Adam Levine y Franka Potente, para mencionar a algunos.

Entre los que regresan desde la primera instalación (con roles diferentes, por supuesto) tenemos a Evan Peters, Jessica Lange, Lily Rabe, Sarah Paulson, Zachary Quinto, Frances Conroy y Dylan McDermott.

Personalmente, puedo confesar que me gustó más la primera temporada. Fue más dirigida y más sencilla. Esta temporada tiene muchos personajes y tramas que se cruzan, la sentí un poco cargada para ser de apenas 13 capítulos.

En fin, estoy muy emocionado con la 3ra temporada que ya se avecina, se llamara “American Horror Story: Coven” y también contará con actuaciones de nuevos y veteranos dentro de esta antología.

Opinión sobre la primera temporada de”American Horror Story”

American Horror Story no es la típica serie cuyos eventos trascienden a otra temporada y, quizás, a otra y luego a otra. No. American Horror Story es más bien una antología (para llamarla de algún modo) donde las temporadas no tienen enlaces y se cuentan diferentes historias en cada una de ellas, recopilando varias de las leyendas urbanas americanas.

Actualmente, están televisando episodios de la segunda temporada pero, en este apartado, les hablaré un poco sobre la primera instalación que se lanzó el año pasado en formato semanal.

La primera temporada fue llamada “Murder House” por sus seguidores y, como el nombre lo indica, se desarrolla en una enorme casa con un pasado bastante oscuro, donde se cometieron varios asesinatos y fantasmas merodean las habitaciones y los confines de la mansión.

¿Y quién dijo que los fantasmas no pueden tener sentimientos? Sentimientos de odio, repulsión, sentirse solos y vacíos, impulsos sexuales, amor…

American Horror Story nos cuenta una historia bastante peculiar, pero excelentemente presentada.

Una familia de tres, vulnerable y pendiendo de un hilo (aborto involuntario, infidelidad, depresión) se muda a Los Ángeles tras adquirir una casa a un precio muy bajo pero que, a la larga, les saldrá muy cara, pues los fantasmas de quienes fueron asesinados en ella tienen sus propias intenciones y son los miembros de esta familia sus ratones de laboratorio.

Por más extraño que pueda parecer, les cuento que la serie fue visionada por el creador de Nip/Tuck y los co-creadores de Glee.

Cuenta con una excelente actuación de una actriz nominada 6 veces al Óscar y ganadora de dos de ellos, Jessica Lange (galardonada varias veces por sus esfuerzos en esta serie).

Los protagonistas Dylan McDermott y Connie Britton se desempeñan aceptablemente en sus papeles pero se ven puestos en las sombras de mejores interpretaciones de sus compañeros.

Los jovencitos Evan Peters y Taissa Farmiga estuvieron formidables y me gustó mucho la interpretación de Kate Mara.

American Horror Story es una serie para adultos, no solo por su presentación, sino por los temas y, por supuesto, el material “asustadizo”.

Es una historia tremendamente narrada y muy bien actuada en sentido general, apenas consta de 12 episodios de unos 40 minutos cada uno y la serie, en su totalidad, tiene un desenlace satisfactorio (al menos en mi humilde opinión).

La segunda temporada es conocida como “Asylum” y algunos actores de esta temporada pasaron también a trabajar en la siguiente, entre ellos Evan Peters, Jessica Lange, Zachary Quinto, Lily Rabe y Sarah Paulson.