Celda 211

Puedo confesar abiertamente que he estado un poco alejado de las películas últimamente, y me considero totalmente culpable. Quizás a ustedes no les interesen las razones, tales como falta de espacio en mi disco duro, la dedicación de tiempo a series y la lectura y el tiempo que dedico al trabajo, pero bien, ya lo dije y ya lo saben. Sólo trataré de actualizarme y darle un poco de mis opiniones y comentarios.

En este apartado, les comentaré acerca de Celda 211.

Primero, veamos un poco sobre la trama, sinopsis o argumento:

Juan Oliver quiere dar una buena impresión en su nuevo trabajo y llega a la prisión donde desempeñaría un rol de oficial un día antes, dejando a su esposa embarazada, Elena, en casa. Su destino cambia el minuto en que toma esta decisión ya que durante su tour por la prisión un accidente lo deja inconsciente. Es llevado a la vacía celda 211. Mientras esto ocurre, los reclusos del bloque de alta seguridad estratégicamente escapan de su bloque y se adueñan de la penitenciaria. Sabiendo de lo que vendría después, los guardias se alejan del área, dejando a Juan Oliver inconsciente en el centro del desastre. Cuando Juan despierta no tiene más remedio que pasarse por un prisionero para poder sobrevivir. Juan conoce al líder, Malamadre, y entabla una cercana relación con él, ganándose su admiración. Luego de esto, las negociaciones comienzan.

Esta película me sorprendió bastante. Es de origen Española y también confieso que se me hacía difícil entender algunas palabras gracias al acento y la velocidad (cuánta falta hicieron los subtítulos).

Aunque el guión no fuera muy original, y destaco que fue sacado de un libro de Francisco Pérez Gandul, la película es bastante entretenida y algo sorpresiva, no tiene el desenlace típico que uno suele esperar.

Las actuaciones son bastante buenas, al igual que el ambiente, sonidos y música en general.
Algunas escenas sobresalen cinematográficamente hablando.

Es destacable ya que ganó 8 premios Goya (que vendrían siendo los “Oscars” de España).

La temática es un poco fuerte, una cárcel llena de hombres indica violencia en grandes cantidades, aunque la puedo recomendar abiertamente al público joven que no disguste de una cantidad aceptable de sangre. Además, para ser una película de prisión, se puede decir que es sana ya que no presenta desnudez total, violaciones y demás torturas físicas y psicológicas que solemos ver en este tipo de films.