X-Men: First Class

Continúo conectando mis recientes posts, esta vez saltando de humanos con habilidades que comparé con los mutantes de X-Men a una película que hace directa referencia a la última mención.

Tomando en cuenta el deterioro productivo, el descenso de cada película de esta franquicia (me refiero exclusivamente a X-Men, no a las películas de Marvel) y contando con un reparto poco inspirador, decidí dejar pasar esta película y no disfrutarla en la comodidad de un cine. Error del que me arrepiento totalmente.

X-Men: First Class es una aventura meritoria, digna de nuestro disfrute, una grata sorpresa. Sucede que esta entrega es un reboot de la serie, por reboot me refiero a algo como -empezar nuevamente-, así que habrán incongruencias a la hora de querer enlazar los detalles a las demás películas. Y lo entiendo, pero muchas personas se disgustaron por estas incongruencias, y peor aún la poca fidelidad de algunos detalles a los comics de la serie. Pero bien, es una película y debe disfrutarse por lo que es, si lo hacen así no saldrán arrepentidos.

Antes de que Charles Xavier y Eric Lensherr se convirtieran en Profesor X y Magneto, respectivamente, fueron jóvenes que apenas descubrían a utilizar sus habilidades. Antes de ser enemigos, fueron los amigos más cercanos trabajando con otros mutantes, ubicándolos, entrenándolos para detener la amenaza más grande del mundo en esa época. Después de eso, un pensamiento totalmente opuesto creó un apertura entre ellos… Aquí veremos una versión de esta historia.

Es emocionante ver a los mutantes (muchos conocidos, otros nuevos). Las actuaciones me sorprendieron bastante, quién más se destacó fue Michael Fassbender, tremenda presencia en pantalla, dominio de escenas y multilinguístico, algo que aprecio mucho. James McAvoy no estuvo nada mal, no había vuelto a saber nada de él desde Wanted. Por otro lado, Kevin Bacon fue un excelente villano y la talentosa Jennifer Lawrence dió una increíble vida al personaje de Mystique. Un actor digno de mencionar por su excelente actuación es el desconocido Nicholas Hoult, excelente interpretación de Hank McCoy / Bestia. En el lado negativo, mencionaría a January Jones y Rose Byrne, quienes no brillaron tanto, al igual que Zoe Kravitz (si, hija de Lenny Kravitz) cuyo personaje no inspiró tanto.

La trama tiene mucha acción, pero vemos como se enlazan y como evoluciona cada personaje, y es por esto que la actuación se destacó tanto, demasiado diría yo, para ser una película de acción.

Las visuales son magníficas, los escenarios -diferentes partes del mundo-, los gráficos, los efectos especiales, los disfraces, maquillaje… Realmente, lo pienso cada vez mejor y creo que es una de las mejores películas que he visto en el año. Un film completo, cubriendo cada mínimo detalle y superando todas las entregas anteriores de esta misma serie.

Cabe destacar, que ya está aprobada una secuela, lo que es una excelente noticia para quienes disfrutamos al máximo este film.

Recomiendo esta película altamente a cualquier fan ávido de los comics, películas anteriores, videojuegos, en fin, todo lo relacionado al universo Marvel. Si llevan una mente abierta, en cuanto a la fidelidad se refiere, no saldrán decepcionados. Se los aseguro.

Alphas

Siguiendo por la línea de las series, haré un breve comentario sobre Alphas, serie estrenada en Julio del año en curso por la cadena SyFy.

Los Alphas son humanos con habilidades excepcionales. Como referencia, Alphas podrían ser los mutantes de X-Men con la diferencia de que los Alphas son humanos con habilidades que provienen de una distinta estructura cerebral.

El Dr. Lee Rosen es el encargado de ubicar a los Alphas con ayuda de su propio equipo de humanos habilidosos. Desde súper-fuerza hasta súper-precisión, desde sugestión hasta la habilidad de aumentar los sentidos y habilidades tecnológicas y celulares. El equipo se encarga de capturar a los Alphas que hacen daño con sus habilidades.

Cada capítulo presenta diferentes situaciones, desde escenas familiares de cada miembro hasta las planificaciones de estrategia y capturas de los villanos. La acción se mueve con fluidez y la música es inspiradora. Las visuales son muy buenas y los efectos también para ser una serie. La actuación no deja mucho que desear salvo Ryan Cartwright que considero magistral en su rol como Alpha autista.

Concluyendo, Alphas es una interesante serie para seguir cada semana, si te interesa algo de acción mezclada con ciencia ficción y aventuras en plena ciudad de Nueva York, te la recomiendo. Ahora, no me pregunten si habrá una segunda temporada, de esto no tengo ni la menor idea. Disfrutarla mientras esté.

Persons Unknown

Al concluir esta serie sabía más o menos a qué me estaba arriesgando, pues la primera temporada se había estrenado el verano del año pasado, y este verano casi está pasando y nada de una segunda temporada se había anunciado. Ahora bien, esta serie abrió en mi una cuestionante y reforzó uno de mis dichos populares; la cuestionante sería: ¿qué rayos es lo que los norteamericanos ven? En el sentido que esta serie fue cancelada por sus bajos ratings de audición, en pocas palabras, nadie la veía. Mi pregunta viene porque realmente los capítulos iniciales de Persons Unknown te enganchan de una forma espectacular. Personajes llenos de secretos, giros inesperados, sorpresas, finales sobrecogedores, todo lo que indica potencialidad al inicio de una serie. Tanto así que me atrevo a comparar la premisa con Lost. Ahora bien, el dicho que utilizo con frecuencia en casos similares que reforzó la serie ya concluida es que no importa el destino, sino el viaje. Me explico, la serie empieza muy bien y en los últimos capítulos va decayendo la calidad de la trama, de la historia de manera abrupta, los personajes empiezan a tomar aptitudes inesperadas, y no por la actuación (que consideré excelente, a eso llego en unos momentos) sino por culpa de los guionistas. Pero, en general, no puedo decir que la serie es mala, porque de verdad fue un viaje rápido, pero que disfruté de manera increíble.

Persons Unknown trata del secuestro de 7 desconocidos, sin ataduras especiales entre ellos. Estos despiertan en un pueblo fantasma, totalmente monitoreado por una organización que experimenta con el comportamiento humano con sus propios fines. Nuestros protagonistas luchan por escapar y a la vez, adaptarse a este nuevo ambiente, y como siempre, discordia entre ellos, peligros inminentes, alta tecnología, desconfianza, secretos, amor y otros elementos se amontonan mientras transcurre cada capítulo.

Los personajes los muestro con detalles a continuación:

Joe Tucker (interpretado por Jason Wiles) es un enigmático personaje, reservado y con un pasado dudoso. Dice que nada exacto lo ata al mundo fuera del pueblo, y desde el inicio crea una amistad con Janet Cooper que parece ser más que una simple amistad. Joe está lleno de secretos y cada situación hace que alguno sale a relucir por lo que empieza a perder la confianza y el liderazgo que Janet y el grupo alguna vez le concedieron por unanimidad. Jason Wiles interpreta a Joe muy bien, es un personaje difícil con muchas facetas, muchas expresiones en el rostro tratando de esconder las verdades y su evolución es la más palpable entre todos los personajes.

Janet Cooper (interpretada por Daisy Betts) es un joven madre soltera, entregada en totalidad a su hija Megan. El padre de la niña, Mark Cooper, desapareció dejándolas a ambas abandonadas y, desde entonces, Janet se fortalece y empieza a criar a su hija sin esposo y con una relación traumática con su madre. Sola en el mundo, salvo Megan, Janet se refugia en su hija y es por eso, cuando fue secuestrada que intenta con más ardor que los otros buscar la salida. Auténtico amor de madre. Daisy Betts interpreta plausiblemente a Janet, un lindo rostro en la televisión y con poca experiencia, a pesar de esto último brilla en la serie por su desempeño y no por sus cualidades físicas, quizás era un rol fácil de interpretar, pero sin duda alguno el más emotivo, y Daisy lo hace muy bien.

Graham McNair (interpretado por Chadwick Boseman), un sargento participante de la guerra de Iraq, al igual que todos tiene secretos que esconder, secretos oscuros que lo llevaron a la práctica constante del budismo. Es la fuerza del grupo y guardian de Moira. Boseman interpreta muy bien al sargento, sus líneas son precisas al igual que sus expresiones y sentimientos, un papel sencillo interpretado con calidad.

Moira Doherty (interpretado por Tina Holmes) uno de los personajes más enigmáticos de la serie, siempre sorprendiéndonos con sus habilidades clínicas, psicológicas, farmacéuticas y hasta quirúrgicas así como conocimientos sobre biología, zoología, literatura y música. Moira nos despista desde el principio cuando nos dice que es una terapeuta de intervención en crisis para luego confesarle a uno de los secuestrados que realmente era paciente mental en una clínica. Luego, Moira se ve haciendo unas pequeñas cirugías y soltando palabras sobre algunos temas en específico y hasta preparando antídotos y tocando el piano con aceptable destreza. Tina Holmes hace un buen trabajo en un papel que evoluciona drásticamente casi al final cuando nos confiesa su secreto. Muchas cosas sobre este personaje quedaron en el aire, lamentablemente.

Tori Fairchild (interpretada por Kate Lang Johnson) una bella joven, hija del embajador de Francia. Es fiestera, manipuladora y rebelde. Cree que su “secuestro” es un castigo de su padre y le resta importancia a los sucesos que acontecen. Tori demuestra que posee un poco de habilidades en las artes marciales y demuestra un poco de simpatía hacia Moira desde el principio. Tori luego desaparece para ser sustituida por Erika, su paradero se sabe en los últimos capítulos de la serie. Kate Lang Johnson interpreta bien el rol que considero el más sencillo de todos ¿qué tan difícil puede ser meterse en la piel de una rubia adinerada, fiestera y sin preocupaciones?

Erika Taylor (interpretada por Kandyse McClure) una mujer violenta y de temperamento agresivo, estaba en la cárcel dónde cumplía una condena a muerte, de hecho ya estaban inyectando el veneno a sus venas cuando la secuestraron y la depositaron en el pueblo seguido la desaparición de Tori, las marcas en su brazo así lo indicaban. Es una mujer que se enamora de Janet y hace por ella lo que sea, defendiéndola y cuidando de su espalda. No confía en nadie y utiliza la hipocrecía para sacarle provecho a sus compañeros. Hace cualquier cosa para lograr lo que quiere. Kandyse es una actriz con más experiencia quizás que las demás del grupo y se adecúa a un personaje muy lejos de lo que usualmente interpreta y lo hace muy suyo y bastante creíble.

Charlie Morse (interpretado por Alan Ruck) es un empresario cuya esposa tiene problemas mentales y podría morir sin la presencia de su esposo con facilidad. En un principio, Charlie muestra gran inquietud e interés por salir de ese lugar y luego revela que su esposa ya está muerta aunque aún así quiere salir de allí. Charlie es quien desde un principio se preocupa por saber la conexión entre ellos o el porqué fueron elegidos. La verdad que me gustó mucho este personaje y su relación con Blackham, Alan Ruck lo interpreta con magnífica destreza y logra que no nos canse su presencia, siempre con un aire de incertidumbre y seguridad a la vez.

William Blackham (interpretado por Sean O’ Bryan) un personaje en quien nadie confía, se vale a sí mismo y no se gana la aceptación de los demás. Siempre burlándose y con una depresión interna que entierra con su personalidad arrogante. Dice ser un vendedor de autos usados. Crea una relación conflictiva con Charlie, aunque en verdad nunca creó una buena relación con nadie. Sean O’ Bryan convierte a Blackham en uno de mis personajes favoritos, quizás no tenga mucho que decir que aporte a los secuestrados, pero sus acciones desencadenan cosas y sus conflictos internos y vicios son presentados de manera magistral. Bastante experiencia en pequeños roles y reflejó sus dotes aquí.

Aunque cerca del final el guión no ayudó mucho a los actores, consideró que fue el punto más fuerte de la serie. Incluso los roles secundarios me sorprendieron, especialmente Andy Smyth como Lars Ulrich, Andy Greenfield como el manager del hotel, Reggie Lee como Tom, James Reed como el embajador italiano Fairchild, Joanna Lipari como Angela Barragán, Lola Glaudini como Kat Damatto y Victor Alfieri como Stefano; los demás estuvieron aceptables y el único que no me llegó a convencer fue Gerald Kyd como Mark Renbe. Como pueden ver, no sé mucho de casting ni actuaciones, pero si me convencen lo digo; y repito, este fue el punto fuerte de la serie.

Las visuales no fueron nada del otro mundo aunque el pueblo se ve muy bien y muestra sin duda lo que es, un pueblo fantasma lejos de todo. Los efectos especiales fueron muy pocos y no dañaron la vista, simplemente aceptable. La música es muy buena al igual que los efectos de sonido, dan justo en el clavo y son utilizadas con inteligencia de acuerdo al momento y la escena. También nos muestran diferentes localidades con elegancia y discreción a la vez.

Para cerrar, la serie debió tener más temporadas, pero viéndola como lo que ahora es: una miniserie, es preciso apreciarla. Es inteligente y es metafórica, nos enseña lo que es la vida, un círculo vicioso, algo sin fin, sin salida. Las personas cambian, el mundo cambia, pero se sigue respirando el mismo aire que muchos ya respiraron y expulsaron de la misma manera que nosotros lo hacemos. Y vemos emociones reales: paranoia, compasión, supervivencia, desesperación en personajes no muy distintos a nosotros: madres, empresarios, mentirosos.

Y es verdad, muchas -muuuuchas- cosas quedaron sin explicar, sin abundar, sin alargar, sin revelar. Pero a veces hay que conformarse con el producto que se nos puede entregar. No es culpa de los productores el no haber podido alargar la serie, continuar más temporadas. Es nuestra culpa y no queda más que despedirme con nostalgia de esos personajes que ya casi eran mi familia en tan corto tiempo.

Y recuerden, “no es el destino lo que tanto importa, es el viaje hacia el”. 

La Lectura y la Juventud Dominicana

La lectura es el camino hacia el conocimiento y la libertad. Nos ayuda a comprender mejor las cosas, el mundo a nivel general, además de facilitarnos las relaciones interpersonales y manejar cierta cantidad de temas. La juventud dominicana de hoy en día no suele apoyarse de este medio para crecer como mejores personas y ser mejores ciudadanos y profesionales en el futuro. ¿Qué sería hoy de nuestro país si los jóvenes mostraran más interés por la lectura mientras se preparan académicamente? ¿Qué métodos podríamos utilizar para aumentar el temprano interés por la lectura a los jóvenes dominicanos?

La lectura implica la participación activa de la mente y contribuye al desarrollo de la imaginación, la creatividad, enriquece el vocabulario como la expresión oral y escrita. Estos son unos pocos de los beneficios que nos brinda esta gran herramienta. Y con palabras como estas es que deberíamos concienciar a nuestra joven población. Y es que, realmente, es fundamental tener un hábito de lectura ya que nos garantiza conocimientos frescos y actualizados. Además de ser un manantial de creatividad.

En la República Dominicana no se le da a la lectura la importancia que se merece. En la mayoría de los casos, nosotros los jóvenes solemos acudir a los libros exclusivamente con el fin de utilizarlos como fuentes bibliográficas cuando se nos asigna algún trabajo. También solemos usarlos como material para estudiar para algún examen y luego no volvemos a saber de ese libro.  En general, no nos detenemos a informarnos, a conocer nuevos tópicos o a utilizar la lectura como vía de escape, sustituyendo la televisión, videojuegos y celulares. La lectura es más antigua, y mucho mejor que todo eso. Además, con tantos medios tecnológicos, no sólo los libros nos ofrece sabiduría y conocimiento general, ya existen dispositivos para leer como los Kindle y las tablets, también las computadoras y los celulares son intermediarios.

Se debe entender que la lectura debe afianzarse poco a poco, irnos acostumbrando a medida que comprendemos lo que leemos. Se debe realizar de forma natural y agradable, sin prisa ni angustia. Nunca podemos verla como una obligación o castigo. La lectura nos edifica, nos educa, nos culturiza.

En conclusión, la lectura nos muestra, en primera fila, el pensamiento y las creaciones de los grandes hombres, sus aportes a la historia, a la vida. Esto podemos tomarlo como punto de partida para motivarnos a tomar un libro cualquiera.  La lectura puede practicarse en cualquier tiempo, lugar y circunstancia; por lo que no habría excusas. Además, nos libra de la soledad, la depresión y demás males actuales. En fin, un hábito de lectura en nuestras vidas es fundamental.

9

No soy asiduo seguidor de las películas animadas; las veo, las disfruto, pero se me hace muy difícil animarme a ver una, a tomar la iniciativa, la motivación. En este caso, lo que realmente me motivó fue ver el nombre de Tim Burton alrededor de ella, para luego darme cuenta que él solo era el productor ejecutivo y no el director, él solo estaba presentando la película, dando la cara por ella. Pero bien, aún así Tim Burton “dio la cara” por un producto que resultó ser bueno. 9 empezó como un cortometraje sin voz de unos 10 minutos, cuando su director, Shane Acker, se encontraba realizando sus estudios en la UCLA. El corto fue nominado a los Oscars y aunque no ganó, a Acker se le ofreció la oportunidad de extenderlo a un largometraje y ver los resultados.

9 trata sobre un muñeco de trapo, algo elaborado y llamado “9” que despierta sin voz en un mundo apocalíptico, acabado por una guerra entre humanos y máquinas. 9 encuentra cerca un artefacto extraño el cual decide llevar con él y luego este se convierte en una pieza importante para el plot de la película. 9 encuentra más muñecos como él, también numerados, empezando desde el número 1 y terminando en el 9, él mismo.

Las voces fueron prestadas por Elijah Wood, Jennifer Connelly, John C. Reilly, Christopher Plummer, Martin Landau, Crispin Glover, entre otros, y en este departamento no tengo queja alguna, cada actor supo darle vida a los muñecos y presentarnos sus emociones y sentimientos de una manera precisa.

La película es sumamente corta, pocos minutos después de una hora, su ritmo es lento al principio y algo precipitado poco después de la mitad, pero un buen ritmo en general cuando se relaciona al tiempo de duración. Creo que debió ser un poco más larga, enfatizar un poco en algunos personajes, alargar unas cuantas escenas, pero bien, es una buena película a pesar de esto.

Las visuales son cautivadoras, un mundo apocalíptico con muchos colores bien utilizados, al igual que las sombras y las tonalidades oscuras. Me recordó en parte a Wall-E, quizás por la desolación de los paisajes.

Cabe destacar que 9 es una de las pocas películas animadas que poseen un PG-13 (para mayores de 13 años) no me fijé mucho en estos detalles, pero puede que fuera muy tensa para los niños aunque, en general, es muy simple para los adultos, no muy difícil de entender, si es que ese adjetivo cabe aquí. Si presentan unas cuantas escenas de acción, más bien acción de aventura, muy estilo a los videojuegos.

¿Puntos negativos a resaltar? Pues el equipo de trabajo se enfocó más en los gráficos que en la historia en si, los diálogos no fueron muy elaborados, aunque los actores salvaron un poco este departamento y, como dije anteriormente, la trama se nota muy acelerada, muchas cosas sin explicar -al aire-, muy poca evolución de los personajes.

En fin, es una buena película, balanceada, muy corta para arrepentirte de verla, en caso de que no te guste, y un ambiente cautivador a pesar de los temas que presenta. Acción un poco más basada en la suerte que en la inteligencia o astucia de nuestros héroes, pero acción es acción, enemigos gigantes, explosiones, un final emotivo… Quizás no es una película de Disney, pero creo que aunque 9 no sea una obra de arte, compite muy bien con las demás películas animadas.

Por cierto, ¿no se les parece el muñeco 9 a una versión más infantil del protagonista de LittleBigPlanet?

 

Video del Mes: Agosto

Este video que les dejaré a continuación es sacado del listado del nuevo álbum de Stone Sour llamado “Audio Secrecy”. Sin duda alguna, es el mejor álbum de Stone Sour hasta la fecha. La canción se llama “Hesitate” y es una escultura de canción.

Para quienes prefieren la versión suave de Corey Taylor, alejándonos de los gritos y ocurrencias mientras interpreta para Slipknot. Taylor es uno de mis vocalistas favoritos por su versatilidad y, claro, su voz y sus composiciones no se quedan atrás. Disfruten el video. 🙂

Insidious

Me da pena no encontrar las palabras suficientes para quizás hacer un post aceptable sobre esta película. La verdad es que para mi fue tan mala que ni quise comentar sobre ella, quise borrar de mi mente esas dos horas que pasé frente a mi televisor. Luego pensé, bueno he visto peores películas -por las cuales hasta he gastado dinero- ehem Cloverfield. Además, es mi deber recomendar -o alejar- a mis lectores de las películas/series/libros que pasan por mis sentidos. ¿O acaso eso no fue lo que prometí en Enero cuando inicié esta aventura con ustedes?

Pues bien, Insidious. De ella he escuchado críticas de ambos extremos, unos dicen que es buena, otros dicen lo contrario, unos dicen que entretiene, que asusta, etc. Me centro ahora en ese último verbo, ¿asustar? Sí, puede que a los más débiles y a algunas mujeres les haga saltar un poco de sus asientos y que en esos momentos de tensión quieran salir corriendo, eso es verdad. Aunque a mi no me afectó en lo absoluto.

Tuve altas expectativas de esta película pues James Wan dirigió un guión de Leigh Whannell -conocidos por sus aportes a la saga de Saw– y Patrick Wilson es un actor al que admiro un poco, además del pequeño rol que Whannell interpretó, cuyo actor admiré en la primera Saw. Todo eso fue olvidado antes de la mitad de la película.

Lo bueno hay que decirlo: Wan quizás no aporta nada nuevo en lo que a su estilo de dirigir y la dirección en general, pero hace un trabajo aceptable. Los efectos especiales son básicos, nada llamativos, nada escandalosos. La actuación es natural, nada fuera de este mundo pero bien ajustado al guión, aunque claro, Rose Byrne a veces me hacía dudar, y Patrick Wilson se ha visto mejor en entregas anteriores -recordemos Hard Candy, Passengers, Lakeview Terrace y Watchmen, para solo citar algunas-.

Insidious, en general, no aporta nada nuevo al género de terror. Adaptó elementos de Poltergeist de Steven Spielberg, el Resplandor de Stephen King, el Orfanato, entre otras.

A mi, honestamente, no me gustó para nada… véanla bajo su propio riesgo. Películas de espíritus/demonios, exorcismos (o allegados), casas embrujadas no son mi tipo de película de terror, pero claro, no comparto el mismo gusto con todos los demás. Pero, en dado caso, les puedo decir que están advertidos.